Nacionales

El Gobierno danilista termina retardando el pagos a empleados más esforzados

Redacción/ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: La desesperación que viven a diario decenas de miles de empleados de la administración pública cada vez adquiere mayor dramatismo, por la aproximación de lo que podría ser para ellos el Día D, que no es otro que el 16 de agosto, fecha del inicio de nuevas autoridades nacionales.

Un elemento que acelera el pulso de la casi totalidad de los servidores estatales es la tardanza en recibir sus pagos mensuales, elemento que se ha tornado inexplicable en los alabados asalariados del sector salud.

La situación hizo que esta semana el Colegio Médico Dominicano (CMD), encabezado por su presidente, Waldo Ariel Suero protestara de forma pacífica frente a la sede central del Servicio Nacional de Salud (SNS) en demanda del pago salarial a sus afiliados.

Esa demora de pago extrañó sobremanera, debido a que las propias autoridades han sido las primeras en alabar la entrega al servicio realizada por médicos, enfermeras(os) y otros paramédicos durante la pandemia originada por el virus covid-19.

Te puede interesar:   Agentes antimotines acordonan sede del Congreso tras incidente por tema de AFP

Otros afectados

Otro grupo de empleados también se ha visto obligado a exigir el pago de sus servicios ha sido el que trabaja en el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), en cuya sede central decenas de ellos protestaron este miércoles alegando que tienen tres meses sin recibir su salario por parte de la institución.

“Tenemos hijos que mantener, pagamos casa y colmado por eso queremos nuestro dinero, es cuarto lo que queremos”, dijeron varios empleadas y empleados que participaban en la manifestación.

Ante la indiferencia de sus reclamos, durante la protesta pacífica los afectados hicieron un llamado al presidente de la República, Danilo Medina a “tomar cartas en el asunto” para resolver el atraso de pagos “lo más rápido posible”.

Los trabajadores aseguraron que después que se registraron los primeros casos de coronavirus en el país, la institución comenzó a presentar irregularidades en el pago de salarios a sus empleados.

En las inmediaciones del lugar los perjudicados obstruyeron las vías de acceso a la dependencia colocando varios obstáculos y esparciendo desperdicios.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba