.

Equipo acusador en medida de coerción, abogados y detenidos ya se enfrentan en sala de audiencia

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: Los procuradores generales adjuntos Yeni Berenice Reynoso y Wilson Camacho, al frente del equipo del Ministerio Público, los imputados y sus abogados ya ocupan la sala de audiencia en el proceso que busca la aplicación de prisión preventiva como medida de coerción para los detenidos durante la llamada “Operación antipulpo”, supuestamente vinculados a actos de corrupción durante el Gobierno del expresidente Danilo Medina.

La audiencia de coerción, que inició hace poco, se conoce en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, a cargo del juez de la Atención Permanente, doctor José Alejandro Vargas.

Reynoso participa en su condición de directora de Persecución del Ministerio Público, mientras Camacho lo hace por dirigir la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), en el proceso investigativo que afirman permitió a exfuncionarios y proveedores estatales enriquecerse aprovechando sus vínculos con el poder político.

Los representantes de la PGR aseguran que las evidencias recolectadas serán suficientes para que la Oficina de Servicios de Atención Permanente decida declarar el caso complejo y envíe a prisión preventiva a los 10 detenidos hasta el momento.

Te puede interesar:   Cuestionamientos de Abinader y dudas sobre idoneidad dejan Cámara de Cuentas en un limbo

La Pepca ya ha presentado ante el juez el expediente de la denominada “Operación antipulpo”, que llevó al arresto de Juan Alexis, quien encabeza el grupo de encartados, junto a Carmen Magalys Medina Sánchez, ambos hermanos del expresidente Medina.

En el caso figuran además Francisco Pagán Rodríguez, Lorenzo Wilfredo Hidalgo Núñez, Rafael Antonio Germosén Andujar, Fernando Rosa, Aquiles Alejandro Christopher Sánchez, Domingo Antonio Santiago Muñoz, Julián Esteban Suriel Suazo y José Dolores Santana Carmona.

El proceso

La decisión de conocer este domingo el proceso para determinar la complejidad de las acusaciones y la imposición de posibles medidas de coerción se tomó mediante consenso entre el juez, el Ministerio Público y los abogados defensores, para que estos últimos tengan tiempo para conocer el expediente.

Contra los imputados, apresados tras una labor de inteligencia en la denominada el pasado domingo, el Ministerio Público está solicitando que se les imponga prisión preventiva.

Los detenidos están recluidos, desde ese día, en la cárcel preventiva del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, en el Distrito Nacional, la cual está bajo la custodia del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba