Internacionales

VIDEO/ Las tropas españolas salen ilesas tras caer diez cohetes en una base de EEUU en Irak

La instalación de Ain Al Asad fue ocupada en 2003 por las tropas norteamericanas. Washington atribuye estas agresiones a las milicias chiíes proiraníes en el ese de Siria

LA RAZÓN

MADRID.-

La base aérea de Ain Al Asad, utilizada por las fuerzas militares de Estados Unidos y una colación internacional de varios países, entre ellos España, ha sido víctima de un nuevo ataque este miércoles, según informó el portavoz del Ejercito de EUUU Wayne Marotto. Estados Unidos atribuye estas agresiones a las milicias chiíes proiraníes en el ese de Siria.

Esta instalación militar se encuentra en la provincia de Al Anbar y es compartida con otras tropas de una coalición extranjera, en la que hay militares españoles que han salido ilesos del ataque. Así lo han confirmado fuentes del Estado Mayor de la Defensa (EMAD) a Europa Press. Setenta militares españoles están presentes en esta base y ninguno de ellos ha sufrido ningún daño, así como tampoco el resto de militares de los contingentes internacionales.

Esta instalación militar ya recibió una serie de cohetes en enero de 2020 por parte de Irán en represalia por el asesinato Qassam Soleimani, que murió en una ofensiva con dron dirigida por Estados Unidos. Como represalia, Washington bombardeó posiciones de milicias chiíes proiraníes ubicadas en el este de Siria, a las que hace responsables de estos ataques en Irak. Al parecer, el ataque de este miércoles habría sido ejecutado con cohetes Katyusha.

Te puede interesar:   La OMS califica de «poco creíble» la tesis de que el coronavirus se escapó de un laboratorio

“La base de Ain Al Asad fue atacada con 10 cohetes, según datos preliminares”, dijo la fuente a la agencia iraquí. Esta instalación se encuentra a unos 200 kilómetros de Bagdad y fue construida a principios de los años ochenta. Después de la invasión de EEUU en 2003, las tropas norteamericanas se hicieron con el control de la base y desde entonces se ha convertido en una de las mayores instalaciones militares en la región, equipada incluso con cines y piscinas.

Actualmente hay estacionados unos 1.500 hombres de EEUU y de la coalición internacional, y el propio Donald Trump y su esposa Melania visitaron el lugar en diciembre de 2018.

El suceso tiene lugar días después de un ataque aéreo de Estados Unidos contra posiciones de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) en la frontera siria, en respuesta a los últimos ataques con proyectiles por parte de milicias apoyadas por Irán contra instalaciones internacionales en el país.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba