Panorama

Ven torpezas de Trump le arruinan políticamente; líderes republicanos le critican

Redacción/elCorreo.do

WASHINGTON: La desesperación manifiesta que presenta el candidato y presidente de los Estados Unidos, Donald Trump., lo están conduciendo a cometer impensables errores, temiéndose que en el futuro cercano les perjudiquen políticamente.

Los mensajes que a través de Twitter envían el aspirante a la reelección por el Partido Republicano son contradictorios, ya que de una parte pide suspender el conteo de votos en los colegios que encabeza, mientras por el otro reclama la continuación en los que está rezagado.

A media mañana de este jueves, los observadores electorales de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) acusaron al presidente Trump de “flagrante abuso de poder” por haber pedido la interrupción del recuento de votos antes del fin del proceso.

“Lo que es verdaderamente perturbador, es que el jefe de Estado norteamericano haya pedido el fin del recuento desde la Casa Blanca, es decir, con todos los símbolos del poder a su alrededor. Fue un flagrante abuso de poder, debido a su supuesta victoria”, dijo el diputado alemán Michael Georg Link.

Te puede interesar:   Entre chercha y chercha con Santiago Matías, Margarita Cedeño degrada a “desorden” la Revolución de Abril

Link, quien coordina la misión de observación internacional, produjo sus comentarios durante una entrevista con el diario alemán Stuttgarter Zeitung.

Se distancian de Trump

Como fruto de sus decisiones, que ya se entienden personales, dirigentes del Partido Republicano están tomando distancia de las acciones legales del presidente Trump y de sus acusaciones de fraude electoral.

Mitch McConnell, líder del bloque republicano en el Senado, y Marco Rubio, que le peleó la interna en 2016 al mismo Trump y es considerado un futuro presidenciable, cuestionaron tanto las declaraciones de triunfo del gobernante como sus acusaciones de fraude.

McConnell explicó que este año hay un mayor número de estados con votaciones anticipadas y por correo, opciones que usaron más de cien millones de votantes y que los candidatos deben adaptarse “a las reglas de cada estado”.

Esto es porque en Estados Unidos no existe una ley nacional electoral ni una justicia especializada. Cada estado en la unión tiene sus leyes y reglamentos, y si hay problemas se va a la justicia federal.

Te puede interesar:   Roberto Salcedo: “hablando de traiciones y venganzas…”

Una cosa es decir que ganó…

El senador agregó que una cosa es “decir que uno ganó las elecciones y otra es decir que no hay que terminar el conteo”. Y recordó que “la decisión de los estados sobre cómo llevar a cabo la elección no es asunto del gobierno federal”.

Después de que denunciara sin pruebas un “fraude”, Trump se proclamó este miércoles ganador en Pensilvania, Georgia, Carolina del Norte y Michigan, cuatro estados clave.

Marco Rubio salió a cruzarlo duramente en Twitter: “Tomarse días para contar los votos emitidos legalmente NO es fraude”.

El senador por Florida ya había explicado que, para él, “el resultado de la carrera presidencial se conocerá después de que se hayan contado todos los votos legalmente emitidos”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba