Panorama

Ven entorno familiar de Danilo Medina tomó las Edes como “su feudo”

Por Suanny Reynoso

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: Tras descubrirse el  nuevo “pulpo”, cuyos tentáculos arropaban y exprimían  financieramente el sector eléctrico, al igual que el cartel mafioso que según la Procuraduría, encabezan  los hermanos Medina Sánchez, se hace cada vez más difícil descartar que el propio ex presidente Danilo Medina no fuera el superior inmediato del entramado corrupto cuya persecución iniciara el Ministerio Público.

Investigaciones periodísticas recientes apuntan a que las empresas eléctricas son  también  “un feudo del hermano mayor”, el expresidente  Medina, quien siempre tuvo el control de todo el engranaje energético, incluyendo las Edes, desde que asumió el poder en agosto del 2012.

Esto, a propósito de la investigación divulgada esta semana por la periodista Alicia Ortega en su programa “El Informe”, sobre los escandalosos contratos por un monto que sobrepasa los 18 mil millones de pesos, que adjudicó el Estado a través de las Empresas Distribuidoras Eléctricas a los hermanos de la ex primera dama, Cándida Montilla,  Maxy y Alexander Montilla Sierra, mientras su esposo fue presidente.

Te puede interesar:   Encuestadoras se juegan la faja el 5 de julio: Market Reports vaticina segunda vuelta Luis-Leonel

Según esas pesquisas, las acciones fraudulentas en las que han sido involucrados los cuñados del ex presidente Medina, caso que popularmente ha sido bautizado como “un calamar gigante”, superior al “pulpo” Alexis Medina, se materializaron a través de una veintena de empresas creadas para recibir beneficios del pasado gobierno en el sector eléctrico, en el que las Empresas Distribuidoras de Energía (Edes), aportaron el 80 por ciento de los contratos.

Al conocer el reportaje de la periodista  Ortega, el vicepresidente ejecutivo del Consejo Unificado de las Empresas Distribuidoras de Electricidad, Andrés Astacio, reveló que sólo en Edeeste, Maxy Montilla Sierra se alzó con contratos superiores a los 18,000 millones de pesos.

Esas operaciones fraudulentas se desarrollaron en virtud del control férreo del expresidente Medina entorno al sector eléctrico, representado por Rubén Bichara, desde su posición de vicepresidente ejecutivo de la hoy desaparecida CDEEE.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba