Finanzas

¿Una crisis económica inminente? Una radiografía de la deuda nacional de EEUU

La pandemia ha dado un duro golpe a todas las economías del mundo y ha obligado a varios gobiernos, entre ellos a EEUU, a ofrecer bonos de ayuda a la población para mantener el movimiento económico en el país y hacer frente a las restricciones.

SPUTNIK

WASHINGTON.- El director ejecutivo de la empresa privada de información financiera Sageworks, Brian Hamilton, advirtió que la deuda nacional de EEUU corre el riesgo de convertirse en una crisis inminente, pues la pandemia hizo que esta se incremente exacerbando la dificultad que ya tenía el país para pagar su deuda.

Según el análisis de Brian Hamilton, esta medida “podría ser algo bueno dentro de un rango estrecho” para no paralizar la producción y el movimiento económico. Sin embargo, consideró que el gran problema de EEUU es la falta de comprensión de lo que realmente significa una deuda y lo que ello implica cuando se pide dinero prestado en lugar de ganarlo.

Una deuda “buena” como calificó Hamilton, en Business Insider, es una inversión que genera ganancias con las cuales se puede pagar la deuda adquirida y una deuda “mala”, que a su opinión tiene EEUU, es la adquisición de un dinero que después no puede ser pagado porque no genera ganancias o las genera en una cantidad insuficiente que no logran cubrir lo que se debe y si no se toma el control a tiempo esta situación puede convertirse en una crisis incontrolable.

Te puede interesar:   La operación de EEUU que podría dejar al resto del mundo sin vacuna de COVID

“Durante los últimos cuatro años, la deuda nacional ha crecido un 36%. Esto creará problemas. A partir de ahora, nuestro país debe pagar el 69,9% de nuestros dólares de impuestos simplemente para cumplir con obligaciones fijas que no se pueden reducir”, explicó Hamilton.

En 1962 la deuda nacional de EEUU era aproximadamente un 32% y ésta ha crecido aún más. Hamilton ha comparado esta situación con la de una empresa que consume el 70% de sus ingresos solo para cumplir con sus obligaciones generales y en esas condiciones busque un préstamo que nunca conseguiría por sus antecedentes.

“Desafortunadamente, una crisis provocada por la deuda no es algo que pueda revertirse rápidamente cuando se convierte en un problema. La crisis de la deuda de EEUU es similar al calentamiento global, es un fenómeno creciente y enorme que podría desencadenar un desastre en un momento dado”, señaló.

Hamilton concluyó que lidiar con los 27,5 billones de dólares de la deuda nacional pendiente sería difícil si los prestamistas (estadounidenses y foráneos) en algún momento ven que EEUU ya no es un prestatario confiable.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba