Deportes

Una canasta ganadora de Tobias Harris acaba con los Lakers

Tras diez victorias consecutivas como visitantes, los Lakers ha sumado su primera derrota a domicilio de la temporada.

NBAMANIACS

Lo han hecho en su visita a los Philadelphia 76ers, que se llevaron el choque entre ambos equipos por un ajustadísimo 107-106 y refuerzan su posición de líderes del Este al alcanzar los 13 triunfos, más que ningún otro equipo de su conferencia. Los angelinos, por su parte, se mantienen segundos de la suya solo por detrás de los Utah Jazz.

Con una canasta a falta de 3 segundos para el final, Tobias Harris fue el héroe de los de Doc Rivers, ya que fue el único con la determinación suficiente para sacar a los suyos del tramo de sequía anotadora por el que pasaban y asumir con garantías el lanzamiento ganador. El alero recibió en cabecera defendido por Alex Caruso, botó hasta situarse a unos 4 metros del aro, y aprovechando su ventaja de tamaño y fuerza logró ganar unos centímetros que le permitieron ejecutar el tiro con cierta comodidad. El ex de los Clippers no falló, y los visitantes, ya sin tiempos muertos, no pudieron ni siquiera amenazar con otra canasta in extremis.

Te puede interesar:   Indios superan a Angelinos y a Ohtani

Tobias rompió así un parcial de 0-13 favorable a los Lakers, que habían logrado remontar un partido que parecía decidido y, con una canasta de Anthony Davis a falta de 11 segundos, colocarse por delante por primera vez en toda la segunda parte. El cuadro de Vogel perdía por 100-86 con menos de 5 minutos por jugarse, pero supo dar un paso adelante y reengancharse al choque, algo que gustó a LeBron James pese a que finalmente fue un esfuerzo estéril: “Hemos perdido, pero me ha gustado cómo hemos peleado”.

Poca ayuda

Precisamente LeBron fue quien terminó como máximo anotador del encuentro con 34 puntos, a los que añadió 6 rebotes y sendas asistencias, mientras que su compañero Anthony Davis firmó 23 tantos y 8 rebotes. Sin embargo, ambas estrellas estuvieron más solas que de costumbre, ya que, al margen de los 16 puntos de Dennis Schröder y los 10 de Caruso, la rotación de los Lakers estuvo mucho más gris de lo habitual y tuvo muchos problemas para aportar a nivel ofensivo. Fue especialmente paradigmático en este sentido el caso de Montrezl Harrell, quien en 15 minutos no fue capaz de anotar, solo cogió un rebote y cometió 4 faltas, aunque al menos pudo robar 3 balones.

Te puede interesar:   Los Nets parten como favoritos para firmar a Blake Griffin

En los 76ers, Joel Embiid volvió a ser el hombre más destacado con 28 tantos, 6 rebotes, 4 asistencias y 2 tapones, aunque esta vez no fue capaz de ejercer su dominio en el último cuarto, haciendo que fuese Tobias Harris, segundo en anotación con 24, quien decidiese el choque. Por su parte, Ben Simmons terminó con el triple-doble número 31 de su carrera al irse hasta los 17 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias.

El duelo supuso además el reencuentro de Danny Green y Dwight Howard con sus antiguos compañeros, algo que celebraron de forma muy dispar: el alero, acertado desde el triple (4/9), terminó con 14 tantos, mientras que el pívot no fue capaz de anotar.

(Fotografía de portada: Tim Nwachukwu/Getty Images)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba