Nacionales

Tras un año de estragos sanitarios y económicos, RD proyecta con vacuna salida segura de COVID-19

Por Juan Acosta R.

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: Si bien la cronología del coronavirus se cuenta en el país a partir del primero de marzo del 2020, desde meses antes el mundo fue convenciéndose de que se trataba de un verdadero cataclismo mundial.

Por eso en la medida que llegaban informaciones desde China, lugar de nacimiento de la enfermedad en diciembre del año 2019, más las advertencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se fue haciendo conciencia de la gravedad sanitaria.

Así, ya en enero 2020, las autoridades anunciaron las primeras medidas, pero sin mayores contratiempos, hasta que se notificó el primer caso confirmado de COVID-19 al comenzar marzo.

Ese primer infectado fue un turista italiano de 62 años, el que fue de inmediato recluido en un área aislada de la Base Aérea Dominicana, donde siguieron llegan contagiados hasta que completó su capacidad.

Como ha ocurrido en todo el planeta, la suma diaria de portadores del covid-19 no ha cesado, pasando actualmente de cifras jamás imaginadas, consignándose en los boletines del ministerio de Salud a este martes 02 de marzo, más de 240,000 personas contagiadas y más de 3,100 muertos.

Las medidas preventivas

Con el agravamiento que se verifica desde hace justo un año, la extensión asistencial del hospital Militar Ramón de Lara sigue siendo uno de los cientos de destinos para atender pacientes sospechosos y confirmados.

Durante este largo período, se han prohibido las llegadas de cruceros (aún vigente), los vuelos directos desde Milán, Italia, universidades y empresas paralizadas, así como todo tipo de actividades masivas y viajes (esto último reabiertos, aunque limitados).

Te puede interesar:   Llueven importaciones de pollos y derivados en perjuicio productores nacionales

La parálisis general trajo consigo desabastecimiento de variados productos de consumo masivo de la población, los supermercados a ser abarrotados, igual que la escasez de medicamentos gripales.

Aprendiendo sobre la marcha

La ignorancia existente acerca del inesperado enemigo de la humanidad, los científicos de la salud han tenido que caminar a ciegas, implementando medidas y ensayando con cuantos medicamentos se consideran adecuados para detener el virus.

El Servicio Nacional de Salud (SNS), con el asesoramiento de las organizaciones Mundial y Panamericana de la Salud, dispuso la realización urgente de un plan de capacitación del personal, dirigido al conocimiento de los diferentes síntomas del nuevo coronavirus.

Al tiempo de activarse las alarmas epidemiológicas, fueron especializándose salas de aislamiento para cuarentena de sospechosos en hospitales y clínicas, además de llamar la población a redoblar las medidas de higiene y distanciamiento.

Es así como la población comienza a expresar preocupación ante la revelación del presidente de la Asociación de Clínicas y Hospitales Privados, Rafael Mena, informa que sus afiliados no contaban con áreas de aislamiento habilitadas, aunque podrían habilitarlas en caso de ser necesario.

El avance de la pandemia forzó para la colocación obligatoria, la entrada de los establecimientos de mayor afluencia de personas (aeropuertos, supermercados, farmacias, bancos, oficinas estatales) de aparatos detectores de temperatura.

Te puede interesar:   Danilo instruyó a sus funcionarios guardar silencio por 100 días pero Iris Guaba y Matos se salieron del libreto

Se creó la Comisión Nacional de Seguimiento al Coronavirus, integrada por 13 personas encabezadas por el ministro de Salud, el que informó que el país estaba capacitado para realizar pruebas de detección del COVID-19, a través del “Laboratorio Nacional Dr. Defilló”.

De manera especial se ordenó vigilar el aeropuerto de La Romana, por donde llegaban alrededor de un millón de viajeros sólo de Italia cada semana, nación donde se sintió con mayor rigor en Europa la incidencia del virus.

En ese segundo mes del año pasado, el presidente Danilo Medina emitió el decreto 87-20 mediante el cual declaró de emergencia las compras y contrataciones indispensables “para la preparación, prevención y respuesta ante el potencial ingreso al país de personas afectadas por el coronavirus (COVID-19)”.

La señora de Villa Riva

Fue el 7 de marzo cuando el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, anunció la confirmación de tres nuevos casos, uno de estos correspondiente a una dominicana, residente en Italia, que llegó sin síntoma, pero al acudir a un centro privado de San Francisco de Macorís, dio positivo.

Según el funcionario, la dama se escapó del centro de salud, y localizada luego en su residencia de Villa Rivas, provincia Duarte, bajo aislamiento domiciliario, pero ésta negó la versión de su escapada, mostrando un documento donde explicaba que había salido del centro de salud con su consenso. Luego, la paciente fue llevada de manera obligatoria al hospital Ramón de Lara.

Te puede interesar:   Abinader instruye Defensa impedir políticos obstruyan labor de militares en frontera

Pandemia mundial

El llegar el 11 de marzo, la OMS declaró el estado de pandemia al COVID 19, por haberse expandido rápidamente por varios continentes, anticipando que podía esperarse el aumento de número de casos, de decesos en los países afectados “en los próximos días y semanas”.

Debido a esto, el Ministerio de Salud emitió la circular número 0000419, dirigida a al sector hotelero, industrial, comercial, entidades públicas, privadas y de la sociedad civil y otras instituciones empleadoras, debían higienizar superficies (mesas, escritorios, cerraduras) y objetos (teléfonos, teclados), limpiándolos y desinfectándolos regularmente.

De esta forma ha vivido la población los últimos meses del año pasado, en el que se escogieron los candidatos a los diferentes niveles de elección popular, municipales, congresuales y presidencial.

También se desarrollaron las respectivas campañas comiciales, dos elecciones municipales, traslado a otra fecha de las legislativas, así como las de presidente y vicepresidente.

Pasó la transición, el nuevo mandatario, los senadores, diputados, alcaldes y directores municipales, los que ya ejercen sus funciones desde abril y agosto últimos.

Año de esperanza

Este año, ya comienza a verse la luz del hipotético túnel, en señal de que el final de la tragedia mundial causada por el covid-19, se acerca al final, habiendo ya más de 100 mil los dominicanos que tienen en sus cuerpos el suero antídoto que enfrenta internamente con el letal virus.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba