Panorama

Tras anuncio de Abinader surge inquietud si el muro será levantado con obreros haitianos

Por Juan Acosta R.

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: El anuncio del presidente Luis Abinader sobre la decisión de su Gobierno de construir un muro o una “verja perimetral” de 170 kilómetros en la frontera, ha hecho aflorar la interrogante de si el la obra se empleará mano de obra haitiana, tomando en cuenta que la industria de la construcción se vale mayormente de esos extranjeros.

Esa es la pregunta de los famosos US$64,000. Si la mano de obra que se utilizará en esa obra será la misma que realizan los haitianos en las actividades que requieren grandes esfuerzos físicos y proclives a sufrir accidentes laborales.

Abrir zanjas, pegan bloques en alturas tenebrosas, mezcla de cemento en casi todas las edificaciones de grandes dimensiones, son partes de los trabajos que se han vuelto exclusivos de los vecinos.

La razón histórica es que este tipo de labor y otras que sólo se realizan por necesidad, por lo que inquieta saber si la línea fronteriza se producirá lo mismo.

En pocas palabras, sin quizás ni posiblemente el programado muro de Abinader, será construido con la participación haitiana, para evitar que sus paisanos crucen a territorio dominicano.

El caso EEUU-México

La construcción del muro fronterizo propuesto por el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue más promoción política que realidad, ya que sus antecesores Bill Clinton y George W. Bush construyeron cientos de kilómetros de manera silenciosa.

Aunque decenas de miles de mexicanos marcharon contra las políticas migratorias-separatistas de Trump, este siguió hablando del tema, pero nada más.

Demás está decir que fueron los obreros mexicanos, contratados para hacer los trabajos manuales, los que realizaron el trabajo pesado, manual, de ensamblaje, reclutados por una compañía que les prohibió hablar de su trabajo con los medios de comunicación de ninguno de los lados.

Lo más probable es que para “el muro de Abinader” no se requiera importar a los haitianos, sino utilizar miles de los que se encuentran aquí. Para la muralla de Estados Unidos-México, los trabajadores cruzaban todos los días su frontera desde Ciudad Juárez hacia El Paso, en Texas.

Te puede interesar:   Accidente en Puerto Plata deja dos muertos

Los muros en el mundo

Paradójicamente, entre los más de 70 muros que se han levantado, intentado ampliar y anunciados, tres son los que la mayoría de los dominicanos tienen memoria, aunque sea con una mínima idea, pero con la coincidencia de que los obreros han sido del país más empobrecido.

El de Berlín, que dividió en dos la República Alemana, el que pretendió ampliar el ex presidente Donald, y el recién prometido por el presidente Abinader.

De éstos, el dominicano fue de inmediato noticia a nivel mundial, siendo tema de un extenso reportaje de los medios rusos Times Russian y RT en Español.

Lo extraño del “interés” de la comunidad internacional en el pretendido muro perimetral que proyecta construir el Gobierno dominicano en la comunidad fronteriza de Carrizal en Elías Piña, es que no viola las divisiones territoriales entre República Dominicana y el vecino país.

“En la segunda mitad de este año 2021 empezaremos a construir en la línea divisoria entre ambos países: República Dominicana y Haití, las nuevas medidas de refuerzo de la seguridad, que combinarán los medios físicos y tecnológicos”, dijo el presidente Abinader en su discurso el recién pasado 27 de febrero ante la Asamblea Nacional, para rendir de cuentas del Poder Ejecutivo en 2020.

Precisó que la obra incluirá una doble verja perimetral en los tramos más conflictivos y una simple en el resto, además de sensores de movimiento, cámaras de reconocimiento facial, radares y sistemas de rayos infrarrojos.

De manera inadvertida e inesperada para los dominicanos, expresó en una parte de su discurso que el muro formaba parte de una serie de acuerdos de cooperación a los que arribó con su par haitiano Jovenel Moïse, durante una reunión que ambos mandatarios sostuvieron en Elías Piña en enero de este año.

Te puede interesar:   Exdirector del DIAPE, cuestionado por su gestión, abre oficina anunciando sus servicios como gurú de la estrategia

Posteriormente se aclaró que entre los puntos de los acuerdos, nueve en total, no se precisaba edificar un muro, sí se contempla usar tecnología para facilitar la eliminación del flujo migratorio irregular, el tráfico y la trata de personas, el flujo de armas, el narcotráfico y el robo de ganado, entre otras actividades ilícitas.

La otra cara

Según el nuevo embajador de Haití, Smith Austin, el contrabando de mercancías desde la República Dominicana tiene un impacto demoledor en sus finanzas de su país.

Las autoridades estiman que Haití pierde más de 500 millones de dólares al año por la entrada de mercancías que no pasan por los puestos aduanales.

Agustín consideró que ambos países deberían establecer acuerdos de cooperación para enfrentar una práctica que perjudica aún más la balanza comercial de Haití.

“Es una preocupación grande para el Gobierno haitiano porque lo que se pierde es enorme. Lo que entra desde República Dominicana es alrededor de mil millones de dólares al año.

¿Cómo puede ser que ese dinero cruce la frontera, pero en las Aduanas haitianas no se vean esos montos?”, se preguntó.

Los muros en el mundo

Unos 70 muros existen actualmente en el planeta, contra solo una decena de hace un cuarto de siglo cuando cayó el de Berlín, según la investigadora Elizabeth Vallet, de la Universidad de Quebec.

Francia: Instaló en Calais, a partir de enero de 2015, cercas metálicas de 30 y 40 kms para proteger al puerto de Calais y al túnel ferroviario que cruza el Canal de la Mancha.

Hungría: Erigió en septiembre de 2015 una cerca con alambrado de púa de cuatro metros de altura sobre los 175 km de su frontera con Serbia, antes de construir otra en el límite con Croacia.

Te puede interesar:   Psiquiatra revela principal causa suicidios mundial se vincula a problemas depresivos por covid-19

Bulgaria: En 2014, instaló una cerca con púas de 176 km. en su frontera con Turquía, principal punto de entrada terrestre de los migrantes, cuando quieren evitar la peligrosa vía marítima del Mediterráneo.

Grecia: Edificó en 2012, una doble barrera de 11 km con altura de 2,5 y 3,0 metros, en la frontera con Turquía, a lo largo.

Marruecos-España: Los enclaves españoles de Ceuta y Melilla, las únicas puertas de acceso terrestre para los inmigrantes, están rodeadas de barreras de una decena de kilómetros cada una.

Israel-Cisjordania: En junio de 2002, tras una serie de atentados palestinos, los israelíes comenzaron a construir un muro, que sigue el trazado aproximado de la “línea verde” entre Israel y Cisjordania.

Arabia Saudita-Irak: Ante la amenaza del ISIS, completaron en 2014 un muro de arena existente por una barrera de protección y un sistema de vigilancia electrónica sobre 900 kilómetros en el desierto en la frontera con Irak.

India-Pakistán: Construyó una cerca a lo largo de los 742 km de la Línea de control fronterizo con Pakistán en la región de Cachemira, así como sobre los 230 km de frontera reconocida internacionalmente.

Coreas: La zona desmilitarizada entre las dos Coreas es una de las más militarizadas del mundo, con abundantes miradores y minas.

Marruecos-Sahara Occidental: Un muro de arena fortificado de 2,700 km se erigió desde los años 1980, entre los territorios bajo control marroquí y las zonas bajo control de la República Árabe Saharauí Democrática.

Irlanda del Norte: En Belfast, los muros de separación de cemento, metal y enrejado erigidos a partir de 1969 aún dividen los barrios católico y protestante de la ciudad. El gobierno se comprometió en 2013 a destruirlos en un plazo de diez años.

Chipre: Dividida tras la invasión turca de 1974, la isla mediterránea está separada por una línea de cese al fuego de 180 km, que alterna muros de cemento, alambrado y obstáculos varios.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba