Frank NuñezPerspectiva

Textos para un 25 de noviembre

Por Frank Núñez

Colaboración/elCorreo.do

PERSPECTIVA: Noviembre es el mes de la no violencia contra la mujer, lo que hace propicio que este viernes 25  retomemos  los textos de Duleidys Rodríguez Castro y Lauristely Peña Solano, dos poetisas nacidas en los años ochenta e inmersas en las redes sociales, como toda la gente de la llamada era posmoderna.

Un vistazo a los poemas de Duleidys y Laristely arroja que, con todo y la correspondencia en cuanto a lo estético, las separa diametralmente la manera en que asumen la sexualidad en este entorno urbano del 2022, en el que la lujuria suele expresarse en el lenguaje vulgar, sin la menor oposición de leyes, educación y cultura.

En las escritoras se comprueba la diferencia entre feminismo y femineidad.

Lauristely se rebela contra la cultura sexual dominicana, específicamente en la manera que nuestros hombres cortejan a las mujeres, que cierto feminismo considera ofensiva.

En el poema “Deberes”, dedicado a su congénere Micely Díaz, Lauristely dice que, ante las voces del hombre enamorado, “me dan ganas de agarrarlos por el pene/ darles vueltas, así como descocotan a una gallina/ y luego colgarlos del techo”. Desea ponerlos “en posición cangrejo extrema/ mientras con una piedra mágica/ les machaco, una y otra vez los testículos”.

Te puede interesar:   HaitÍ en su encrucijada

Piropos como  “sácale cédula que ya está grande”, o “tanta carne y yo en cuaresma”, referidos por Lauristely, no justifican su sadismo contra los hombres dominicanos.  Duleidys, tan dominicana como la primera, habla muy diferente del otro sexo.

En el poema “Diré fuego”, nuestra admirada Duleidys canta: “Ven a mí como se viene al campo pisoteando flores/ Ven a mí como se vuelve a la patria, ajeno y maltrecho. / Enjuíciame. / Hace tiempo ya del destierro, /de este duelo contigo. / De la cruel intriga, de la huida, pero ahora ven. / Mídete conmigo”.

Diferente a la tóxica voz feminista, la femenina grita: “Quisiera, naturalmente, confundirme con él, / Esbozar un triángulo, / Subirme la falda y jugar, / Cara o cruz.” Se trata de dos mujeres poetisas con visiones diferentes. Mis preferencias están con Duleidys.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba