.

Suplicio de los capitaleños regresa con humo vertedero de Duquesa

Redacción/ ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: La población del Gran Santo Domingo ha vuelto a ser sometida al suplicio de la espesa humareda y el mal olor que despide el vertedero de Duquesa cuyo incendio se avivó nuevamente a pesar de que el Gobierno aseguró a mediados de la pasada semana que estaba controlado.

Las noches del sábado y domingo fueron particularmente aterradoras para millones de residentes de Santo Domingo Norte, Oeste, Los Alcarrizos y el Distrito Nacional, que este lunes amanecieron con el aire altamente contaminado, sin haber podido dormir bien, ojos irritados y tos.

Extraña que luego de asegurar la solución casi total del incendio, las autoridades no tengan una explicación de lo que ocurre en el vertedero que administra el Ayuntamiento de Santo Domingo y adonde van a parar miles de toneladas de desechos sólidos que se producen en la capital de la República.

Una ligera lluvia de la noche del domingo no sirvió para atenuar los efectos de la humareda que todavía la mañana de este lunes persistía en distintos sectores.

Te puede interesar:   JCE reprograma comicios para el 5 de julio; sugieren partidos apartar fondos para guantes y mascarillas

Llama la atención para muchos residentes bombardeados por la contaminación ambiental que mientras el Gobierno y los cabildos ponen de manifiesto su incapacidad para resolver el problema, al mismo tiempo rechazan el ofrecimiento de colaboración que les ha sido hecho.

De su lado, la vicepresidenta de la Sociedad Dominicana de Neumología, Ivelisse Acosta, advirtió que el aire que se respira en Santo Domingo Norte y el Distrito Nacional está altamente contaminado debido al humo emanado por el fuego en el vertedero Duquesa.

Dijo que aunque no es momento de alarmar a la población, las personas con condiciones especiales como los pacientes asmáticos, inmunodeprimidos, con afecciones pulmonares, niños, embarazadas y ancianos deben estar atentos a sus síntomas ya que inhalar el humo puede producir una reacción inflamatoria.

De su lado, el Ministerio de Salud Pública emitió un catálogo de instrucciones dirigidas a la población para que se tomen medidas.

Si se encuentra en la zona del incendio, cúbrase la boca y nariz con una mascarilla o con algún pañuelo o tela humedecida para evitar respirar el humo.

Te puede interesar:   Surgen condiciones para diputados aprobar segunda prórroga estado de emergencia sólo por otros 15 días

Cerrar puertas y ventanas para impedir que el humo ingrese a su casa. Si es necesario, utilice paños húmedos para sellar ventanas o puertas. Evitar fumar dentro de la casa, tampoco prenda velones, velas o incienso.

Si en su casa o en los alrededores de la misma han caído cenizas del incendio, usar siempre un paño húmedo sobre su nariz o una mascarilla, antes de barrer o limpiar, mojando previamente el suelo y las superficies que tienen cenizas.

Tomar mucha agua para evitar la sequedad de garganta. Evitar frotarse o rascarse los ojos. No hacer ejercicios, ni actividad física en las áreas afectadas por la presencia de humo.

Evitar que embarazadas, niños y niñas, adultos mayores y pacientes asmáticos o con enfermedades pulmonares se expongan al humo de manera directa. Si es necesario, trasládelos a una zona menos contaminada por el humo.

Llevar al centro de salud más cercano a las personas que presenten: pérdida de la conciencia, mareos, náuseas, vómitos, debilidad, dolor de pecho, dolores de cabeza, latidos cardíacos acelerados, tos persistente, dificultad para respirar, silbidos al respirar, ataques de asma, irritación en los ojos, conjuntivitis o sensación de tener arena en los ojos.

Te puede interesar:   Contrataciones Públicas le complica aún más la situación a la ministra Kimberly Taveras

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba