Nacionales

Sugieren restringir beneficios y aplicar otras limitaciones a los que rehúsen vacunarse

Enfoque de actualidad/ Juan Acosta R.

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: Si en la República Dominicana ya se ha administrado 11 millones de dosis de las distintas vacunas contra el Covid-19, lo que ha hecho disminuir el nivel de internamiento y fallecimientos, por lo que cada vez son más los que piden la obligatoriedad de inmunizar los que faltan por recibirla.

No se trata de una arbitrariedad, sino una vía de preservar la salud colectiva, especialmente por las constantes apariciones de nuevas variantes del letal virus, como la variante Delta.

Esta nueva situación de peligrosidad por la alta capacidad contagio que se le atribuye a esa cepa, ha hecho que algunos países, se plantee hacer obligatoria la vacunación contra el covid-19.

Aunque en general la vacunación contra el covid-19 no es, por ahora, obligatoria, sí hay algunos países que la imponen total o parcialmente.

Los renuentes de aquí, afirman muchos, deben ser persuadidos a hacerlo, exigiéndoles tener por lo menos dos dosis de una de las vacunas y una tercera de refuerzo, pero opcional.

Entre las medidas coercitivas que se plantean están las de restringir los beneficios que ofrece el gobierno a través de sus programas sociales (bono gas, electricidad, tarjetas…), a quienes no se han interesado en vacunarse, sirviendo sin querer de propagador del virus.

También, que los bancos, asociaciones de préstamos, cooperativas, exijan la presentación de evidencias de haber sido inmunizado, para recibir, depositar fondos en sus cuentas y/o ingresar a lugares de gran afluencia de personas.

Puede argüirse que se trata de una arbitrariedad, pero a este señalamiento se le contrapone la obligación de todo Estado de preservar la salud colectiva y el que no ha querido vacunarse, es un propagador del Covid, en su entorno familiar y más allá.

Como último intento de vacunar la totalidad de la población, las autoridades anuncian establecer centros de inmunización en las escuelas públicas, colegios privados, universidades, y hasta ir casa por casa a aplicar las dosis, para evitar excusas.

Ya se ha hecho

Hasta ahora es obligatorio que los adultos estén vacunados en Tayikistán. Allí, mediante decreto, el Gobierno obliga a todos los ciudadanos mayores de 18 años a vacunarse.

Turkmenistán: es una de las naciones que prácticamente no ha declarado casos de Covid, por lo que obliga desde el 7 de julio a vacunarse a «todas las personas mayores de 18 años sin contraindicaciones médicas».

Te puede interesar:   Ministro Jorge Mera plantea posibles soluciones a problemática medioambiental provincia Samaná

El Vaticano: desde el pasado 8 de febrero, todos los residentes y trabajadores del pequeño Estado deben vacunarse obligatoriamente. Las sanciones incluyen el despido para los empleados que se nieguen a recibir la inyección.

Obligación segmentada

Existen otros países donde es obligatoria para ciertos grupos.

Italia, donde mediante un decreto ley del 25 de mayo, obliga a médicos y personal sanitario a vacunarse contra el covid-19. Los que se niegan no pueden ejercer su profesión.

Reino Unido: el Gobierno anunció el pasado 16 de junio la obligatoriedad de vacunarse para todas las personas que trabajan en residencias de ancianos. Esto incluye tanto al personal médico como a otros colectivos que desempeñen labores en geriátricos.

Francia: El presidente Emmanuel Macron anunció la vacunación obligatoria para el personal sanitario el pasado 12 de julio incluyendo a todos aquellos que tengan contacto con personas vulnerables, so pena de no percibir su salario.

Rusia: pese a que el jefe de Estado, Vladimir Putin, se opone a una obligatoriedad a nivel nacional, al menos en la capital, Moscú, ha ordenado la vacunación obligatoria a todos los empleados del sector servicios.

Grecia: el gobierno anunció la obligatoriedad de estar vacunados todos los trabajadores de asilos inmediatamente y los sanitarios a partir del 1 de septiembre.

Kazajistán: desde el 1 de julio es obligatorio vacunarse para la mayoría de personas que trabajan en contacto con los ciudadanos. Quienes se nieguen a vacunarse no podrán interactuar con los clientes.

Estados Unidos: Por lo menos en la ciudad de San Francisco ha sido anunciado sanciones para aquellos de sus 35,000 empleados que no se vacunen contra el covid-19. En Texas, más de 150 empleados de uno de los hospitales más grandes del estado han sido despedidos tras rechazar vacunarse.

Somos un medio independiente que asume un compromiso con la libertad de expresión, la transparencia y el acceso a la información de los ciudadanos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba