Internacionales

Sexo en pandemia: qué tienen los moteles japoneses que resultan perfectos

En la habitación de entrada, en general, los novios se encuentran con una pantalla electrónica en la que pueden observar cada habitación —los temas son diversos: cuartos ambientados con elementos acuáticos, como la oficina de un médico o con espejos— y elegir la que más les agrade.

SPUTNIK

JAPÓN.- En Japón, los hoteles de alta rotatividad tienen todo lo que las parejas que asisten están buscando: discreción, intimidad, y comodidad. Además, son una referencia en términos de seguridad sanitaria, ¡perfectos en tiempos de pandemia!

Los hoteles de alta rotatividad, conocidos también como moteles, son muy populares y requeridos por aquellas parejas que buscan un lugar diferente para tener intimidad. Ya sea para pasar un par de horas o una noche, los moteles deben proveer la discreción suficiente como para proveer de comodidad a las parejas.

El caso de Japón es un ejemplo de total perfección en materias de los hoteles del amor. Allí, estos establecimientos permiten que las parejas ingresen sin siquiera cruzarse físicamente con el personal de los moteles.

A continuación, un escritorio separado por una cortina comunica al recepcionista detrás con los solicitantes. Lo único que conocerán los últimos del trabajador será su mano, que saldrá a través de la cortina para tomar la tarjeta o el efectivo con el que decidan pagar. Después, se les indicará dónde está el cuarto. De querer servicio a la habitación o por cualquier consulta, todo se hablará por teléfono.

Te puede interesar:   Nueva York apertura fase 1 durante pandemia de COVID-19; protestas continúan

“La cultura japonesa es una cultura basada en la ‘vergüenza’ y los hoteles del amor se pueden utilizar con discreción y secreto”, explica el jefe de un motel japonés Shishido-san a la revista Atlas Obscura. “Los japoneses tienden a no ser muy abiertos al sexo, por lo que los hoteles del amor son necesarios como un espacio para liberar sus deseos sexuales”, añade.

Moteles en pandemia

Aunque fueron muy populares durante los 80 y alcanzaron su auge a principios de 2000, el envejecimiento progresivo de la población japonesa ha hecho que los moteles entraran en declive. Sin embargo, la pandemia podría ser su salvación.

En la era del distanciamiento social, los hoteles del amor han sido una alternativa para las personas que necesitaban pasar algunos días lejos de sus casas, ya sea por estar un sitio distinto o por escapar de la convivencia exacerbada con una familia numerosa.

Además, están diseñados para que el COVID-19 no sea un problema. Sus medidas sanitarias son ideales para la prevención del virus: menúes digitales a través de códigos QR, pantallas digitales (¡y en muchos casos en forma de holograma!), chequeo de temperatura y desinfección diaria de las habitaciones.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba