Panorama

Servicios como Netflix, Airbnb y Spotify serían algunas de las plataformas digitales castigadas con impuestos

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: El Congreso Nacional se apresta a discutir el proyecto de presupuesto y ley de gastos públicos para 2021, en el cual el Gobierno consignó cargas impositivas a los servicios digitales que incluyen plataformas de suscripción en línea como Netflix, Spotify, Airbnb y otras.

Este tema ha sido de los más controvertidos, ya que la población se ha quejado en referentes formas de estos impuestos, tanto como la negativa a que sea gravada la regalía de Navidad o salario número 13.

En cuanto al tema, el ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla, aseguró que el proyecto de presupuesto general del Estado para el año 2021 que propone gravar los servicios digitales con un 20% de impuestos.

Puso el ejemplo que si la plataforma de streaming Netflix cobra 10 dólares por el servicio, se pagarán 2 dólares adiciones de impuestos.

Afirmó que si al pagar estos servicios se hace con una tarjeta de crédito en moneda extranjera, el monto del pago estaría gravado con un 5% adicional.

Por otro lado, José Rijo Presbot, director general de Presupuesto, explicó que el impuesto del 3% a las compras en moneda extranjera con tarjeta de débito o crédito será aplicado a los servicios digitales que ofrecen empresas extranjeras para servicio local y de igual manera si un dominicano está físicamente en el exterior y compra con su tarjeta.

Te puede interesar:   Diputados aprueban otros 45 días del estado de emergencia

Sociedad de internet

En ese sentido, la Sociedad de Internet en la República Dominicana rechazó la implementación de nuevos impuestos a los servicios digitales y tarjetas de crédito por su impacto en la productividad y brecha digital.

Dijo que ve con preocupación las medidas impositivas relacionadas con la oferta y demanda de servicios digitales, establecidas en el proyecto de presupuesto, especialmente en momentos que el país enfrenta una pandemia y cuyo principal aliado para paliar los efectos negativos han sido precisamente las tecnologías digitales.

“La pandemia que ha afectado a la sociedad global desde marzo de 2020 con severas medidas de distanciamiento físico y social para prevenir el contagio y controlar la crisis sanitaria, ha afectado el crecimiento económico, reduciendo la productividad de nuestras empresas, aumentando el desempleo, reduciendo las recaudaciones fiscales y en general constriñendo fuertemente la economía nacional”, advirtió.

Dijo que esto “ha provocado que los gobiernos, incluyendo el nuestro, activen mecanismos de alivio económico a través de subsidios o subvenciones para mitigar la crisis en sus respectivos países”.

“La brecha digital, es decir, las limitaciones en nuestra sociedad para acceder a internet, aprender habilidades, ofrecer servicios o ser productivos es cada vez más evidente cuando en la práctica resulta que no todos responden el llamado a continuar sus labores en el ámbito digital, a educarse de forma remota, a adquirir productos y servicios de la oferta de plataformas digitales por la ausencia de instrumentos financieros”, agregó.

Te puede interesar:   JCE extiende plazo para alianzas presidenciales y congresuales

Consideró retador el esfuerzo para reducir esta brecha, por lo que estos recursos digitales deben hacerse más asequibles y encarecidos por estrategias fiscales, que ven en el acceso a ellos un gran potencial recaudatorio.

Recomendó acciones concretas en el ámbito fiscal y estratégico para asegurar una verdadera transformación digital en el país, entre ellas, reducir o eliminar el arancel del 8% a la importación de dispositivos móviles, el impuesto selectivo al consumo de 10% a los servicios de telecomunicaciones, que las iniciativas impositivas a los servicios digitales, según lo establecido en los artículos 37 y 41 del referido proyecto de ley, no afecten a los consumidores de los servicios digitales y el comercio electrónico, especialmente la clase media, que cada día se hace más pobre.

Asimismo, recomienda propiciar coherencia en la adopción de aranceles, gravámenes o iniciativas fiscales que vayan en contra del desarrollo digital y/o cierre de la brecha digital, para que las tecnologías digitales y sus beneficios brinden oportunidades a todos

Te puede interesar:   Un fiscal del caso Odebrecht es puesto al frente de la lucha contra la corrupción

Empresario tecnológico

De su lado, el empresario tecnológico Arturo López Valerio, planteó la necesidad de “buscar alternativas” a este impuesto, en el entendido de que la mayoría de las transacciones con monedas extranjeras tienen como fin la adquisición de bienes y servicios vía digital.

 “Los servicios digitales representan para muchos ese lujo global que hace sentir compensada a la clase media”, comentó dentro de su sección “Martes Tecnológico” por La 91.3 FM. Dado el hecho de que la tecnología y su acceso a servicios tecnológicos generan inclusión, ese impuesto va en contra de la misma.

Expresó que comúnmente en el país existe una tendencia “histórica” a cargo de los administradores del Estado en el sentido de añadir cargas a los servicios digitales, la cual repercute en desincentivo en cada ocasión de la aceleración de las tecnologías en el país y -al mismo tiempo- desacelerando la inclusión digital.

López Valerio citó al diputado Orlando Jorge Villegas, quien ya se ha referido de manera específica a la revisión del artículo 41 del proyecto de presupuesto, sosteniendo que la clase media está en condiciones de “coger otro ‘deadball’” siendo que es la que más paga impuestos “pero que menos ha recibido de los gobiernos anteriores.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba