.

“Servicio exterior RD”: drenaje de recursos con escaso resultado; cientos designados sin salir del país

Redacción/ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: La nómina del Ministerio de Relaciones Exteriores (Mirex) representa para el Estado dominicano una sangría de recursos sin tenerse una contrapartida en resultados que justifique tal dispendio del Gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Tal es el caso y el llamado de atención que uno de los ministros del Gobierno de Luis Abinader que se supone tendrá mucho poder, el administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, ha referido que esa situación debe ser enfrentada.

En uno de varios tuits subidos este jueves 20 en su cuenta,  el funcionario refiere que sólo en el consulado dominicano en Nueva York hay 47 vicecónsules, aunque sólo 31 se registran en la nómina de pago correspondiente al pasado mes julio en la Cancillería.

Conforme a confidencias internas, en el Mirex se solicita cada mes el pago de por lo menos cuatro nóminas que requerían la erogación de RD$318,478,572 “para el personal que trabaja en el exterior, empleados fijos, contratados y los que están en período probatorio”.

¡Nominón diplomático!

Te puede interesar:   PRM y aliados ganan Gran Santo Domingo y principales municipios

Un dato que sobresale en las nóminas del Mirex es que la correspondiente al servicio exterior es la más voluminosa, si se toma como base el mes de julio, cuando registró 1,420 empleados.

La extrañeza es respecto a la cantidad de asalariados que cobra en embajadas, consulados y organismos multilaterales de carácter mundial o regional, a los que se destinan US$2.4 millones equivalentes a 138.8 millones de pesos.

Los desembolsos anteriores no incluyen las “gastos de representación” que requieren un adicional de US$1,633,399 o RD$95,308,867.

Es decir, que el supernumerario personal que “representan el país en playas extranjeras”, a través de 47 embajadas y 82 consulados, se “chupa” la friolera de US$4,013,361, igual a 234 millones,179,649 pesos.

Lo peor

Lo peor del caso es que muchos de los que están incluidos como funcionarios y/o empleados en el exterior no trabajan, porque se encuentran en el país sin jamás haber viajado al lugar que se dice están asignados.

Por ese parasitismo estatal}, cobran en dólares o euros, ya que si la moneda donde “trabajan” es el real (el signo de Brasil), lempira (Honduras) o colón (Panamá), se les debe depositar la equivalencia en los signos monetarios estadounidense o europeo que son monedas convertibles.

Te puede interesar:   Otra encuesta arroja valoración negativa para el Gobierno por manejo pandemia

El desorden en Cancillería es tal, que en el vecino Haití de 59 servidores, 31 “laboran” como vicecónsules en Juana Méndez y Cabo Haitiano, mientras en Panamá, 15 son vicecónsules, de los 20 empleados acreditados.

En Haití hay designados unos 14 ministros consejeros en la Embajada en Puerto Príncipe, cuando en la nomenclatura diplomática lo usual es sólo uno que asume como encargado de negocios en ausencia del embajador.

Los organismos internacionales son otros nidos donde se asientan decenas de botellas “diplomáticas”, cobrando sin asignación de responsabilidades porque no hay espacio suficiente para hacerlo.

Entre otros…

Un reportaje de Listín Diario cita algunos nombres personas “sonoras” o familiares de éstas, que reciben una considerable cantidad de dólares o euros por la “importante labor” que realizan en favor de su patria.

Entre otras, menciona a Mónica Paola Castillo López hija del ex candidato presidencial del PLD, Gonzalo Castillo, con el cargo de vicecónsul en Chicago, con un sueldo de US$3,750, así como a Nayelin Denisse Aquino (hermana de la presentadora Caroline Aquino), quien es “auxiliar” en la representación dominicana en Boston con un sueldo de US$920.

Te puede interesar:   Es investido sin la aprobación del Parlamento nuevo primer ministro de Haití

Igualmente, Letty Patricia Rivera, también vicecónsul en el consulado de Nueva York; Jesús Marcelino Vargas Parra “Kaki” (hermano de Sergio Vargas), en Panamá y el periodista y comentarista Melton Pineda, Cónsul General en Sao Paulo, Brasil, cobrando US$2,500.

También, Julio Alberto Martínez Ruiz (hijo del comentarista Martínez Pozo), Melinee Pared Suazo (hija de Reinaldo Pared Pérez) en la Embajada de España; José Luis y Elsa María Domínguez Brito (hermanos del exministro de Medioambiente) en Estados Unidos y Francia, respectivamente.

Asimismo, José Tomás Pérez Gautreau (hijo del aún embajador dominicano en Washington) en Gran Bretaña; Julio Simón Castaños (hijo del presidente de la Junta Central Electoral) y Raquel Indhira Montás Artero (hija de Temístocles Montás) en la Misión Permanente de la OEA en Washington e Ingrid Jorge (hija de Claudia Pérez “La Tora”), Miriam Celeste Castillo Terrero, hermana de Gonzalo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba