Panorama

Se fue el 2020, calificado por muchos como el peor año económico de RD en 5 décadas

Por Juan Acosta R.

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: Para sabios y legos en la materia resulta fácil considerar el comportamiento económico de la República Dominicana y el mundo como el peor que se ha padecido durante las últimas cinco décadas. Las razones son obvias: paralización casi total de la producción en todos los órdenes.

Los primeros síntomas de que la salud humana y económica se vería afectada por la sorpresiva aparición del coronavirus o covid-19 aparecieron en la provincia china de Wuhan.

Así, las previsiones realizadas a finales de 2019, lógicamente no contenían a mano las posibles medidas a aplicar para menguar los efectos del problema y mucho menos resolverlos.

Todo lo contrario, los expertos en proyecciones del comportamiento económico del país auguraban un panorama con resultados alentadores, como los años anteriores.

El Banco Central informaba satisfecho la proyección de un PIB estable y con síntomas de crecimiento mínimo en un 5.0 %; una depreciación del tipo de cambio de un 4.5 % e inflación máxima de un 4.0 %.

También adelantaba un tenue incremento de la deuda y precisas expectativas en el avance del combate a la pobreza extrema y moderada.

Pero una cosa se pensaba y otras donde “Dios dispone”. Eso fue lo que pasó. Al comenzar el año que ahora agoniza se perfilaba con optimismo, pese a la pandemia, para la economía nacional.

Según el Indicador Mensual de la Actividad Económica (IMAE), el comportamiento proyectado para los meses de enero en un 4.7 % y febrero en un 5.3 %, “acumulando un crecimiento para el bimestre de un 5.0 %”.

Te puede interesar:  Estructuras criminales en cárceles de RD han actuado a sus anchas; Abinader advierte llegó momento de enfrentarlas con vigor

Te puede interesar:   La odisea de Magali Febles, de Miss Universo, para confirmar su contagio con el coronavirus

Sin embargo….

Pero, lo que muchos estimaron un percance sanitario pasajero, se fue convirtiendo a nivel global en pandemia que dura ya casi un año (se recrudeció en marzo) la que ha marcado tal vez como a ninguna otra.

Sobre la marcha se han ido adoptando medidas ineludibles, muchas de las cuales comprometen el futuro de la economía a nivel nacional e internacional.

Consecuencias

Las consecuencias individuales y colectivas en lo concerniente al individuo y la sociedad en general han sido catastróficas a largo e inmediato plazos, especialmente sobre la salud de las personas que han padecido el covid-19.

Lo que acontece a nivel económico, con sus inevitables impactos negativos en tan escasos meses, han sido y aún son severos, siendo su duración impredecible, pese a la aparición de varias vacunas.

“Una combinación de resultados negativos, generado por un mismo motivo, tipifican al 2020, como el peor de los últimos 50 años de la historia económica dominicana”, ha escrito el economista Ivannjoe Ng Cortiñas al respecto.

Refiere que los impactos son adversos: caída del PIB, del empleo, la inversión extranjera, las exportaciones, los ingresos por turismo y aumento de los precios, la pobreza, el déficit fiscal y la deuda pública.

Sin embargo, cita como efecto positivo y hasta inesperado (esto último de mi autoría JA), las remesas, las que llegan desde que se dispuso el estado de emergencia nacional el 19 de marzo de 2020, realizándose casi totalmente la economía.

“A partir de entonces, las actividades productivas y comerciales fueron afectadas, reflejándose luego en el desempeño de los indicadores económicos y sociales”, añade.

Te puede interesar:   Sergia Elena emplaza Gonzalo Castillo explique aumento patrimonio de 200 a RD$5,000 millones

Te puede interesar:   El 70% en RD desaprueba manejo del Gobierno de crisis COVID19; Danilo figura en últimos lugares según encuesta de Mitofsky

Al explicarlo en un lenguaje llano y comprensivo para los que no manejamos los conceptos económicos, el académico explica así:

“El Producto Interno Bruto (PIB), en su versión simplificada del IMAE, comenzó a registrar un comportamiento de fuerte caída desde marzo hasta la fecha, que lo sitúa en términos acumulados en un -7.7 %, llegando a alcanzar su punto máximo en abril con un -29.8 % y el menor en octubre con un -4.3 %”.

Insiste en resaltar el dato de que en la historia económica dominicana del último medio siglo, desde el 1970 al 2020, “nunca antes la economía había colapsado al nivel de un -6.0 % que se proyecta concluirá en el presente año”.

Antes

Establece que en los pasados 50 años, la economía nacional sólo se contrajo a tasas negativas en cuatro años, en 1985 con un 2.1 %, en 1990 con un 5.5 %, en tiempos más cercanos, en 2003 con un 1.9 % y ahora en 2020 que la previsión es también negativa de un 6.0 %.

Indica que por ello, los sectores que más han resultado afectados son el turismo, la construcción, la manufactura y la minería.

Adelante además que pese a la caída del consumo, la tasa de inflación superará el 5.0 %, mayor por primera vez desde hacen 8 años, al techo de la meta de inflación.

Desempleo

Por el lado del empleo, el ex contralor general de la República señala que alrededor de 412 mil trabajadores han perdido sus empleos durante la epidemia por covid-19.

Te puede interesar:   Presidente Abinader convoca para el jueves sesión del Consejo Nacional de la Magistratura

Te puede interesar:   Aún faltan 2,804 personas para laborar en los colegios electorales del exterior

Asimismo, calcula que el nivel de pobreza monetaria general aumentó -pese a los distintos programas sociales- de un 21.4 % a un 27.4 % y la pobreza extrema de un 3.0 % a un 5.1 %.

Endeudamiento

Mientras, afirma que el resultado desfavorable del balance fiscal, trajo como consecuencia una expansión del endeudamiento en el sector público no financiero, llevándolo a no menos de US$43,293 millones en 2020.

Rememora que al cierre de 2019 fue de US$35,942 millones, lo que implica un aumento de US$7,351 millones, equivalente, en términos del PIB, de un aumento del 40.4 % a un 54.9 %, “valores nada despreciables”.

Exportaciones

En cuanto a las exportaciones, sostiene que el país, durante 2019, vendió productos en el mercado internacional por valor de US$11,318 millones, bajando ya en noviembre de 2020 a US$8,943 millones.

“Este comportamiento podría ser previsible que para el año que transcurre la disminución se sitúe cercano a los US$1,500 millones”.

Inversión foránea

Respecto al comportamiento de la inversión extranjera directa señala que, a septiembre de 2020, presentó una caída de 9.3 %, al disminuir en US$298 millones, cuando pasó de US$2,364 millones a US$2,066 millones.

Turismo

El turismo -uno de los principales sectores de la economía, por su impacto en la generación de divisas y empleo-, a noviembre de 2020 habían ingresado al país por turismo no residente, un millón 513,262, cuando en 2019 ascendió a 6,446,036, lo que equivale a decir, que la caída abrupta se acercará a los 5.0 millones.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba