.

Salud Pública apenas alude a escalofriante número de víctimas por consumo bebidas clandestinas

Redacción/ ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: Quizá porque la atención y la preocupación de las autoridades sanitarias del país está centrada en la evolución del virus COVID-19, la cantidad de dominicanos que engrosa cada día la lista de muertos intoxicados por el consumo de la bebida alcohólica de origen haitiana conocida como clerén, no había despertado mucho interés.

Según se ha comprobado, la venta de la indicada bebida es libre en los colmados de todo el país, sin que las autoridades intervengan, limitándose últimamente el ministro de Salud Pública a comparar los porcentajes de decesos causados del coronavirus o el clerén.

A manera de justificación de su accionar, reportaron el decomiso de 2,700 botellas de alcohol adulterado, pero dejando en nebulosa la casi totalidad los lugares de la acción, si hubo detenciones y menos su sometimiento a la justicia.

Hay quienes insisten en que las autoridades deben promover la advertencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el sentido de que no es cierto que el consumo de alcohol en medio de la crisis sanitaria causada por el coronavirus sirva para prevenir la enfermedad, rumor que se ha extendido en distintos países provocando intoxicaciones masivas y centenares de muertos.

muertes por COVID-19 Vs clerén

En el boletín correspondiente a este viernes, el ministro de Salud, Rafael Sánchez Cárdenas, en su informe paralelo de las novedades diarias del COVID-19, dijo que en las últimas semanas más de 160 personas han fallecido y cerca de 300 se habían intoxicado con metanol.

Te puede interesar:   La dramática lucha por la participación de los dominicanos en los comicios de julio

De acuerdo a esas estadísticas, el Distrito Nacional registra el mayor número de casos con 63, de los cuales 50 fallecieron, seguido del municipio de Los Alcarrizos, en la provincia Santo Domingo, con 35 casos, de los cuales 18 fallecieron.

En el municipio Santo Domingo Norte se produjeron 22 intoxicaciones, con 17 fallecimientos.

Mientras, en la provincia fronteriza Independencia, se registraron 21 casos de intoxicación con metanol, falleciendo seis personas y en Constanza otras ocho defunciones, en Hato Mayor cuatro; en Mao 2 y una en Boca Chica.

En lo que respecta al número de casos, según el rango de edad, las personas entre 40 a 59 son las más afectadas con 102 y de 20 a 39 años, 91 casos. Cinco de las intoxicaciones corresponden a menores de apenas 10 a 19 años, y 19 de los afectados son mayores de 60 años.

Problema cíclico

El 18 de diciembre 2017, se informó que en el municipio de Pedro Santana de la provincia de Elías Piña, el fallecimiento de ocho personas de ambos sexos, por intoxicación con alcohol metílico o metano, cuyas edades oscilaban entre 19 y 76 años.

Igual que ahora, los decesos estaban relacionados con la ingestión de clerén, bebida que fue adquirida en Los Cacaos, una comunidad fronteriza de Haití. Otros dos fallecimientos relacionados con esta bebida, ocurrieron el 23 de diciembre en el poblado Rio Limpio, que también pertenece al municipio Pedro Santana. .

Te puede interesar:   Leonel Fernández afirma no hay impedimento para que dominicanos voten en el exterior

El cuadro clínico de intoxicación puede iniciar en pocas horas hasta tres días después de la ingesta, desarrollándose en tres estadios.

Previo a la muerte, los afectados presentan debilidad, mareos, náuseas, vómitos, dolor abdominal, desorientación y alteraciones visuales con fotofobia, visión borrosa, midriasis bilateral no reactiva a la luz y ceguera ocasional.

Alcohol metílico o metanol

El alcohol metílico o metanol es obtenido por destilación de la madera; se absorbe rápida y fácilmente de todas las vías de exposición (dérmica, inhalación y oral), cruza fácilmente todas las membranas.

El diagnóstico temprano y la rápida instauración del tratamiento adecuado son importantes para evitar las secuelas neurológicas, la ceguera y la mortalidad a causa de esta sustancia. La intoxicación individual o colectiva suele ser por ingestión de bebidas alcohólicas adulteradas, como sustitutos del etanol. En varios países, se han documentado varios brotes de alta letalidad relacionados con el consumo de licores adulterados.

En otros países

Las intoxicaciones por el consumo de alcohol metílico, etílico y otras denominaciones no son, ni ha sido, exclusivo de la República Dominicana, sino también en otros muchos países de Europa, centro, sur y norteamérica.

En España se hizo popular el término “caso del metílico”, con el que se designó un brote de intoxicación acaecido básicamente en Galicia y en las islas Canarias, durante la primavera de 1963, por consumo de bebidas alcohólicas elaboradas a partir de alcohol metílico, con el resultado de 51 fallecidos y 9 personas ciegas, aunque se estimó que la cifra real de muertos pudo contarse por millares.

Te puede interesar:   OPEP intenta frenar caída del petróleo en plena crisis del coronavirus

Otros casos se registraron en Julio 2019, cuando 18 personas murieron (14 hombres y cinco mujeres de entre 32 y 72 años) por consumir alcohol adulterado con niveles tóxicos de metanol en varias ciudades de Costa Rica, donde el Ministerio de Salud emitió una alerta nacional.

El gobierno confiscó alrededor de 30,000 botellas de alcohol presuntamente adulteradas, afectando a varias marcas, cuyas muestras dieron positivo de adulteración de metanol.

Este año, al menos 154 personas murieron y más de 200 fueron hospitalizadas después de beber alcohol contaminado en la India. Las víctimas consumieron alcohol ilegal no regulado, conocido como “licor hecho en el país” en el estado nororiental de Assam.

Al igual que aquí, la ingesta de alcohol ilegal y adulterado en la India suele producirse en zonas rurales o áreas pobres de las ciudades debido a su bajo precio.

La OMS

Según la OMS, los brotes de intoxicación por metanol suelen estar relacionados con “falsificaciones, adulteraciones o bebidas espirituosas producidas de manera informal”, afectando a países de todo el mundo en los últimos años, con casos masivos que van de 20 a más de 800 víctimas.

El mayor envenenamiento de los últimos años se produjo en diciembre de 2011 en el estado de Bengala, en el este de la India, donde más de 130 personas fallecieron por ingerir un alcohol ilegal adquirido junto a una estación ferroviaria.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba