Internacionales

¿Qué pasa en EEUU si un candidato presidencial abandona la carrera?

Redacción/elCorreo.do

WASHINGTON: El inesperado contagio de coronavirus que ha tenido el presidente de la primera potencia mundial, Donald Trump, ha originado tal conmoción, que pormenores de la enfermedad llegaron al conocimiento público, así como las implicaciones político-económicas del planeta.

La Agencia Francesa de Prensa (AFP) analizó diversos aspectos de la nueva situación creada, teniendo en cuenta los mandatos constitucionales y las leyes que normas esas posibles salidas.

Sobre el aspecto de la salud de Trump, destaca el hecho de que por primera un candidato presidencial estadounidense puede verse forzado a retirarse de la carrera faltando menos de un mes para las elecciones presidenciales y algunas renovaciones congresuales.

En el caso específico de Trump, este se encuentra hospitalizado por lo que la obligada es qué pasaría si algo así llegara a ocurrir, entre estas posibilidades hasta de que fallezca.

Si bien la ciencia médica en Estados Unidos está ultra avanzada, su mandatario presenta situaciones que llaman a preocupación, como su edad, de 74 años y el sobrepeso, más de 200 libras, respecto a la estatura.

El rastreo de contagios de COVID-19

El objetivo de localizar a los contactos es avisar a la gente que podría haber estado expuesta a alguien con coronavirus, y evitar que lo transmitan a otros. Los expertos en salud dicen que este proceso es clave para contener el virus y permitir las reaperturas con más seguridad.

Cuando una persona da positivo al virus, un rastreador contactará con ella e intentará determinar dónde ha estado y con quién.

El foco se pone en los contactos más próximos o en quienes estuvieron a menos de 1,8 metros (6 pies) de la persona infectada por al menos 10 minutos. A éstos se les pedirá que se aislen, que se controlen para detectar síntomas y que se sometan a la prueba del virus si es necesario.

Te puede interesar:   Mensajes secretos permiten a la Policía neerlandesa localizar una cámara de tortura y contenedores que iban a usarse como celdas (VIDEOS)

Los funcionarios prefieren llamar a la persona siempre que sea posible porque puede ayudar a generar confianza. Pero algunos nunca responden a las llamadas o a los mensajes.

Además, hay presión para actuar con rapidez. En un escenario ideal, la mayoría de los contactos de una persona deberían ser alertados en el plazo de un día.

¿Posponer las elecciones?

Aunque se entiende poco probable, muchos se preguntan si el problema de salud del candidato oficialista, Trump, ¿puede provocar la posposición de las elecciones del tres de noviembre?

Lo primero es que la Constitución, a través del Congreso fija la fecha de la elección y ésta ya fue establecida para el martes siguiente al primer lunes de noviembre, la improbable suspensión de esos comicios se basa en la actual composición del Legislativo.

El Senado está bajo el control de los republicanos, en tanto los demócratas son mayoría en la Cámara de Representantes, lo que significa que tendrían que estar de acuerdo en posponerlas.

De su lado, el nominado presidencial demócrata, Joe Biden, ha informado que goza de buena salud, a sus 77 años y ser el estadounidense más viejo en disputar las presidenciales.

“No veo que vaya a ocurrir”, dijo Capri Cafaro, antigua legisladora demócrata del senado de Ohio, que da clases en la American University, la que estima “poco probable que una mayoría demócrata quiera posponer las elecciones”.

Te puede interesar:   Mambisa y Abdala, las dos nuevas vacunas de Cuba contra el coronavirus que comenzarán sus ensayos en breve

Incluso se ha recurrido al recuerdo de lo ocurrido en 1864, durante la Guerra Civil entre el Norte y el Sur, cuyos comicios estaban previstos y pese a ese conflicto, Abraham Lincoln resultó reelecto.

¿Cambiar el candidato?

Respecto a esta posibilidad no hay mayores inconvenientes, ya que las leyes marcan el camino a seguir en caso de ser necesario sustituir a uno de los candidatos, porque el Partido Republicano y el Partido Demócrata de Biden tienen reglas sobre cómo llenar un eventual vacío en la nominación a todos los niveles.

En el caso de los republicanos, los 168 miembros de su Comité Nacional podrían votar para seleccionar a un reemplazo o la realización nueva convención de más de 2,500 delegados para seleccionar un nuevo candidato, el problema sería el tiempo, que probablemente no lo haría viable.

Una mayoría simple sería lo único necesario para elegir a un nuevo candidato en esos escenarios.

En el caso de los demócratas, un nuevo candidato presidencial sería seleccionado por los casi 450 miembros del Comité Nacional Demócrata.

 La nueva boleta

De materializarse las hipótesis planteadas en este último escenario, probablemente no podrá incluir en la boleta el nombre del sustituto, por lo avanzado en el tiempo para realizar las elecciones de este año. Las boletas o papeletas de elección ya están impresas e incluso gente ya ha votado.

“Realmente no hay tiempo suficiente para reimprimir papeletas que digan Mike Pence o Kamala Harris”, agregó la ex congresista estatal Cafaro, refiriéndose a los candidatos republicano y demócrata a la vicepresidencia.

Te puede interesar:   "Produciremos 30 millones de vacunas contra el covid-19 para Rusia y su inoculación concluiría a principios de 2021"

Se calcula que hasta ahora más de tres millones de estadounidenses ya han votado, según un conteo de la Universidad de Florida, a lo que se agrega que las fechas límites para obtener las papeletas varían de estado a estado y en muchos casos ya han pasado.

Un sistema de elección diferente

Aunque en Estados Unidos se realiza una votación popular, el nuevo surge de una mayoría absoluta de los 538 miembros del Colegio Electoral. Hay dos excepciones en todos los estados, Nebraska y Maine, en los que el candidato ganador de la mayoría del voto popular allí se lleva todos los electores del estado.

Nada en la Constitución obliga a esos electores a votar de una forma u otra, pero la Corte Suprema determinó en julio que los estados podrían multar a los electores que le representen en el Colegio Electoral y que no respeten el voto popular.

Los miembros del Colegio Electoral se reunirán en sus respectivos estados el 14 de diciembre y votarán por el presidente y vicepresidente.

¿Y si el candidato electo muere?

En el caso de que un candidato muera o se retire antes de que el Colegio Electoral realice su votación, las cosas podrían complicarse.

Las leyes de cada estado se activarían, pero en teoría cada partido podría dirigir a sus electores a votar por un candidato reemplazante.

El 6 de enero de 2021, el Congreso debe certificar los resultados y el ganador debe ser investido como presidente el 20 de enero.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba