Nacionales

Punta Catalina: el buque insignia de Danilo que nació y creció en medio de cuestionamientos

Redacción/ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: Fue al día siguiente de celebrarse a Nuestra Señora de La Altagracia, en 2015, cuando la prensa nacional lo destacó en primera página como noticia principal:

“El presidente de la República, Danilo Medina, dejó iniciados los trabajos de construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina que albergará dos plantas a carbón de 384.9 megavatios brutos (360 netos) cada una, con una inversión de US$1,945 millones, que permitirá un ahorro mínimo anual de US$500 millones al sistema eléctrico nacional”.

Aunque se anunció que el tiempo de construcción sería de dos a tres años, ese objetivo al final se concretiza este miércoles 29 de julio, también con la presencia del presidente Medina, entregando al país la llamada “obra cumbre” de su gestión de ocho años que termina el venidero 16 de agosto.

Para llegar a este ¿feliz final? de la termoeléctrica, fue mucho el batallar que hubo de por medio, pues cuando a finales de 2013, la Corporación de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) barajaba oferentes para adjudicar el contrato de construcción de la indicada obra, y después de estudiar varias ofertas y rechazarlas “por malas propuestas técnicas”, el único candidato restante para el puesto era un consorcio liderado por la constructora brasileña Odebrecht, pese a no tener experiencia en este tipo de obra.

Así, en busca de ayuda profesional, la CDEEE recurrió a la firma consultora del economista Andrés Dauhajre, para que junto con otras dos, ayudaran en la evaluación de las propuestas financieras de licitadores.

Un extenso artículo publicado en el diario digital Acento refirió al respecto que “para ganar el contrato, Odebrecht aún necesitaba que su oferta económica y su plan de financiamiento fueran aprobados. Dauhajre y los otros consultores aprobaron su plan, y Odebrecht recibió un contrato por más de US$2 mil millones, cientos de millones de dólares más que algunas de las ofertas de sus competidores marginados”.

Te puede interesar:   China facilitará a la República Dominicana vacuna contra covid-19

Agregaba que cuando el escándalo de Odebrecht explotó en América Latina, la compañía admitió ante los fiscales en diciembre de 2016 que sus pagos corruptos incluyeron US$92 millones en sobornos en la República Dominicana.

“El proyecto de Punta Catalina cayó inmediatamente bajo sospecha”, se resaltó, indicando que, como reacción, el presidente Medina nombró una comisión dirigida por monseñor Agripino Núñez Collado, para investigar el contrato. Entre los testigos entrevistados se encontraba…Andy Dauhajre.

¿Libre de toda sospecha?

El 5 de febrero de 2017, tres días después de su testimonio, Dauhajre rechazó indignado las sospechas de que el contrato de Odebrecht había sido inflado.

“La supuesta sobrevaloración de Punta Catalina es la mentira mejor comercializada en la República Dominicana en los últimos años”, escribió Dauhajre en su columna en el cotidiano El Caribe, una de varias piezas en las que defendió públicamente la planta de energía y su financiamiento. Estas columnas no mencionaron ninguna relación financiera entre él y Odebrecht.

“En última instancia, la comisión no encontró pruebas de irregularidades en la licitación o el financiamiento de la planta, otorgándole una gran victoria a Odebrecht”, continuó la publicación.

Lo cierto es que el procurador general Jean Alain Rodríguez, en su “investigación”, llegó también a la misma conclusión, cuando anunció cargos contra siete acusados en el caso Odebrecht en junio de 2018, diciendo que su equipo había investigado a fondo a Punta Catalina y que no había evidencia de corrupción.

“Los libros de contabilidad de la unidad de Operaciones Estructuradas de Odebrecht muestran docenas de pagos que parecen haber eludido a los investigadores, que no tuvieron acceso a los registros obtenidos por ICIJ”, sostiene el reportaje.

Añade que una hoja de cálculo que rastrea los pagos ocultos de la unidad desde diciembre de 2013 hasta diciembre de 2014 revela 62 pagos por un total de más de US$39 millones relacionados con una “Planta Termo” o “Planta Termoeléctrica”.

Te puede interesar:   Observatorio Político sugiere mover las elecciones generales para el 5 de julio por COVID-19

“El 7 de diciembre de 2015, Baker Street Financial pagó más de US$2 millones por un apartamento en el piso 12 en un elegante edificio de vidrio en un elegante barrio del centro de Manhattan, a una cuadra de Le Bernardin, el aclamado restaurante francés. Los registros de la venta en la ciudad de Nueva York incluyen una escritura firmada por el único director de Baker Street Financial: Andrés Dauhajre”, precisa.

En respuesta, el doctor Dauhajre hijo alegó que los pagos recibidos de Odebrecht fueron “por servicios de consultoría que proporcionó en relación con el financiamiento de la planta de energía”.

Dauhajre explicó que Odebrecht retuvo sus servicios a principios de 2014 después de que uno de los financiadores clave que se espera que financie el proyecto, el Export-Import Bank de los Estados Unidos, se retiró debido a una directiva del entonces estadounidense presidente Obama para no financiar centrales eléctricas de carbón debido a sus incidencias en el cambio climático.

Los constructores

Las firmas involucradas en la construcción se comprometieron a tomar todas las previsiones y velar porque el proyecto sea desarrollado de forma socialmente responsable y reflejando prácticas de gestión ambientalmente sanas.

También a establecer programas que aseguren el manejo adecuado de los recursos naturales y la conservación del paisaje.

La central contará con un sistema de filtros especiales que retienen las cenizas de la combustión, y un equipo especial de desulfurización de gases, el cual los hace pasar por cal, provocando una emisión más limpia al medioambiente y dejando como subproducto el yeso, que puede ser comercializado para la construcción.

En el caso de las cenizas producto de la quema del carbón, ya algunas empresas se han acercado interesadas en adquirirla como materia prima para la fabricación de cemento.

Te puede interesar:   En Puerto Plata fetichismo del PRM y “peregrino” violan aislamiento social auspiciado por el alcalde

Aporte Económico

La Central Termoeléctrica Punta Catalina es parte fundamental del Plan Integral del Sector Eléctrico, diseñado por la CDEEE para solucionar la crisis del sector, y en el que el cambio de matriz representa el 50% de los objetivos para lograr un servicio estable, eficiente y al menor costo posible.

Los cálculos estimaron un precio de la energía de unos 10 USCent/kWh, por debajo al del mercado, y considerando su producción de más de 5,000 millones de kWh/año, permitiendo un ahorro mínimo de más de 500 millones de dólares por año, “sin contar con los beneficios colaterales que trae consigo su inclusión al sistema eléctrico dominicano”.

Nuevo gobierno

Este martes ElCorreo.do publicó una nota dando cuenta de que la privatización de las plantas de Punta Catalina es una eventualidad con una elevada posibilidad de convertirse en realidad en la administración que encabezará el presidente Luis Abinader, un expediente que el Gobierno de Danilo Medina no pudo cerrar, aunque le hubiera gustado.

Ampliaba indicando que el sector privado ha estado interesado den gestionar las termoeléctricas sin poner un peso en su construcción, la cual fue financiada por préstamos externos y locales, al punto de erosionar la solidez del estatal Banco de Reservas a niveles peligrosos.

Quien será ministro de Energía y Minas del próximo Gobierno, el ingeniero Antonio Almonte, declaró este martes que la permanencia con categoría de gubernamental que tienen las plantas a carbón, dependerá de los resultados de una auditoría que realizará la nueva administración del Estado.

De igual manera, el futuro funcionario adelantó que el Gobierno preservará los activos de las unidades generadoras de electricidad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar