Salud

Prueba PCR vía anal: el test para detectar el coronavirus que ya se usa en España

China ha confirmado que utiliza test anales para buscar positivos por coronavirus. Similar a la prueba PCR, este nuevo método también se emplea en centros sanitarios de España. Galicia ya lo realiza en pacientes graves.

SPUTNIK

MADRID.- La detección previa del coronavirus es clave en la lucha contra la pandemia. Las pruebas PCR, los test de antígenos o la serología son algunos de los métodos que utilizan los sanitarios para descubrir nuevos positivos. Nombres con los que nos hemos familiarizado en los últimos meses. Ahora, hay que incluir uno más en la lista: las pruebas anales.

La iniciativa comenzó en China. Con el objetivo de controlar los rebotes, las ciudades de Pekín y Qingdao incluyeron los test anales entre las condiciones exigidas a las personas que lleguen desde países extranjeros. Ambas localidades consideran esta prueba como parte de los requisitos de la cuarentena. Además, también lo llevan a cabo en personas consideradas de alto riesgo y no aptas para cribados masivos. Una fórmula que usaron en Shanghái a principios de 2020 para autorizar las altas de pacientes de COVID-19 hospitalizados.

Un método que no es exclusivo del gigante asiático. En España, las pruebas anales para detectar el coronavirus ya se emplean. En concreto, en Galicia, donde el Servizo Galego de Saúde (Sergas) ha confirmado que están aplicando este tipo de test. Los sanitarios de la comunidad autónoma utilizan el procedimiento anal principalmente en aquellos pacientes que presentan un cuadro de alta gravedad y con las con las vías aéreas muy afectadas. Además, se aplica en recién nacidos o personas en situación de agitación.

Te puede interesar:   Coronavirus e influenza: ¿Qué tienen en común y cuál debería preocuparnos más?

La prueba anal es muy similar a la PCR, cuya única diferencia es la zona donde se toman las muestras. Para realizarlos, se introduce el hisopo de algodón en el recto, se rota y se retira para ser procesado. Según las autoridades chinas, el test apenas dura 10 segundos, aproximadamente lo mismo que otros métodos.

Una opción que podría ser más fiable que las PCR o los test de antígenos, según varios expertos consultados por la prensa local china. El médico jefe del Hospital You’an de Pekín, Li Tongzeng, asegura que el virus puede permanecer más tiempo en el ano y en las heces que en las vías respiratorias, por lo que “puede aumentar la tasa de detección de personas infectadas”. El director del Centro Clínico de Salud Pública de la Universidad de Fudan de Shanghái, Lu Hongzhou, afirma que las pruebas anales son “más estables y precisas” que las de garganta y nariz, lo que lleva a un menor número de errores.

Te puede interesar:   América supera a Europa y se convierte en la región con más casos de COVID-19

No obstante, también existen voces en contra. Yang Zhanqiu, profesor de la Universidad de Wuhan, admite que se han detectado positivos por los excrementos de los pacientes, pero “no existe ninguna evidencia que sugiera que el virus se transmita a través del aparato digestivo”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba