.

PRM planea meterse temprano en intrincado tema de reforma Carta Magna; deberá negociar con aliados y opositores

Redacción/ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: Casi inmediatamente después de que el presidente electo, Luis Abinader, anunciara que su consultor Jurídico sería el abogado Antoliano Peralta Romero, éste último no ha cesado en proclamar que el Gobierno entrante se abocará a someter una reforma a la Constitución.

Aunque con los votos de aliados “y otros amigos” puede lograr ese objetivo, es decir, tendrá que negociar con otra u otras organizaciones de oposición, porque las bancadas obtenidas en las recientes elecciones no bastarían para lograrlo ese propósito.

Sin embargo, conseguir los votos del Partido de la Liberación Dominicana no sería difícil, ya que sus legisladores votarían gustosos si pueden lograr que se contemple la rehabilitación del presidente Danilo Medina para un futuro que pudiera ser incierto.

Lo extraño es que Abinader no se haya referido al tema, sino que se limita a prometer la independencia “de su procurador”, el que de alguna manera le agradecerá su confianza y en determinadas circunstancias buscaría el parecer del jefe de Estado, al que representa en el área judicial.

De acuerdo con el mandato del artículo 269 de la actual Carta Magna, para iniciar la reformar de la Constitución debe someterse un proyecto de ley que declare la necesidad de la misma, iniciativa que debe contar con la firma de al menos la tercera parte de los legisladoras en la Cámara que se inicie o ser presentado por el Poder Ejecutivo.

Te puede interesar:   Recuerdan este domingo 48 aniversario asesinato de periodista Gregorio García Castro

Además, el artículo 271 de la Carta Sustantiva establece que no se pueden iniciar reformas mientras esté vigente uno cualquiera de los diferentes estados de excepción, y el actual vence en septiembre.

Peralta Romero ha señalado que el propósito de la enmienda es lograr la independencia real del Poder Judicial, recomponer el Consejo de la Magistratura y reenfocar el rol de la Procuraduría General de la República, cuyo titular busca aún el presidente electo.

La enmienda constitucional pretende dejar fuera del indicado Consejo al titular del Ministerio Público y sustituir el segundo juez de la Suprema Corte de Justicia por el presidente del Tribunal Constitucional.

En la Cámara de Diputados pasaría con 64 votos y un quórum mínimo de 96, mientras en el Senado el quórum menor son 17 y pasaría con 12 votos del total de 32 senadores.

Sin embargo…

Debido a razones que pocos entienden, la Junta Central Electoral (JCE) ya entregó los certificados de elección a senadores y diputados que según sus cómputos finales, calificaron para ocupar una curul, aunque el Tribunal Electoral (TSE) sigue emitiendo resoluciones mandando a recontar votos y “cuadrar actas”.

Te puede interesar:   Tras la tragedia de Villa Altagracia, el Gobierno asume real depuración de la Policía Nacional

Constitucionalmente los legisladores suman 222, de los cuales 190 son diputados, correspondiendo 90 al Partido Revolucionario Moderno (PRM) y el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) 75, por lo que el primero obtuvo mayoría simple, no absoluta, que serían 95 del total.

Es decir, cualesquiera de las fuerzas que desee modificar o crear una ley orgánica, necesitará votos de otras organizaciones.

Partiendo de esa realidad, para lograr la aprobación tendría que producirse “una ausencia” importante de congresistas, que permita crear una mayoría absoluta en base a los presentes, que es lo que se toma en cuenta como votación.

Pero más difícil aun será modificar o crear una ley orgánica, para las cuales se necesitan las dos terceras partes, que en este caso serían 126 votos del total.

En caso de que el partido del nuevo Gobierno desee modificar una ley ordinaria deberá agenciarse el favor de aproximadamente 4 diputados, y para una orgánica cerca de 30.

Por definición, las leyes orgánicas son aquellas que regulan los derechos fundamentales; la estructura y organización de los poderes y la función pública; los regímenes electoral y económico-financiero, así como el presupuesto, planificación e inversión pública.

Te puede interesar:   Periodista y diplomático Juan Bolívar Díaz cree no solo los políticos son responsables del atraso institucional dominicano

También, la organización territorial; los procedimientos constitucionales; la seguridad y defensa; las materias expresamente referidas por la Constitución y otras de igual naturaleza.

Para su aprobación o modificación requerirán del voto favorable de las dos terceras partes de los presentes en ambas cámaras”, establece el artículo 112, de la Constitución.

El Senado

En el caso del Senado, el partido del nuevo gobierno y la mayoría en el Congreso, posee 18 de los 32 senadores, dándole esto la mayoría simple, y también la absoluta, por lo que no tendrá problemas en esa cámara.

Pero tampoco en ese escenario el PRM tiene las dos terceras partes para modificar o aprobar una ley orgánica, ya que para tener las dos terceras partes en ese hemiciclo necesitaría 21 representantes a su favor.

A menos de dos semanas para el inicio de la nueva gestión de gobierno central y congresual, el 16 de este mes será cuando en este último estamento de poder se designarán los presidentes de ambas cámaras.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba