Panorama

PRM alaba emisión de US$3,800 millones en bonos, aunque capacidad endeudamiento está sobregirada

Por Juan Acosta

Redacción/elCorreo.do

-UN ANÁLISIS-

SANTO DOMINGO: Cuando la semana pasada el ministro de Hacienda, José Manuel “Jochi” Vicente, informó la colocación en el mercado financiero internacional, de 3,800 millones en bonos soberanos, a nadie sorprendió, aunque sí produjo preocupación.

El funcionario, evidentemente satisfecho con la operación, refirió que el monto agregado de las órdenes recibidas alcanzó un total de US$9,600 millones, 2.5 veces más que el monto que se requería.

La razón por la que no la hubo sorpresa y preocupación debió generar es que en el período 2012-2019 la deuda pública se fue incrementando cada año en alrededor de US$3 mil millones aproximadamente, según datos oficiales.

Con los nuevos requerimientos financieros esta tendrá que aumentar en US$5 mil millones anuales o más, para poder financiar el actual presupuesto general y los próximos cuatro años, lo que según estiman entendidos en el tema, proyecta que en 2024 la deuda total pasará los US$75 mil millones.

Los US$3,800 millones en bonos, si bien es cierto que, por la crisis sanitaria y económica mundial, el país no le quedó de otra que recurrir a nuevos compromisos, esa medida eleva el endeudamiento, respecto al año pasado, en casi US$6 mil millones.

Todo dependerá del comportamiento de la economía en los próximos años, para que la República Dominicana pueda ir bajando el monto adeudado, pero según el monto del déficit proyectado para este 2020 ya supera el 8%, lo que supone que será inevitable buscar más préstamos.

Te puede interesar:   Adelantan decreto 270-20 avivará confrontación grupos turísticos Rainieri-Hazoury en la zona Este

¿La pregunta de los 50,000 dólares es hasta cuándo se podrá mantener este nivel y ritmo de endeudamiento? Según plantea el ex gobernador del Banco Central, José Lois Malkún, “aun normalizando y hasta mejorando el crecimiento por encima del 5% y la reforma tributaria eleva los ingresos en al menos 1% del PIB, es posible bajar la relación deuda PIB y la sostenibilidad fiscal”.

Refiere que para una economía dedicar casi la mitad de los ingresos tributarios para pagar el servicio de la deuda “es prácticamente insostenible”. Y ese es el mayor problema, no tanto la relación deuda/PIB”.

“Hay países con una relación deuda/PIB de 176.5% y dedican un 35% de sus ingresos tributarios al pago del servicio de la deuda, como es el caso de Grecia. Italia lo mismo, con una relación deuda/PIB de 135%, asignan al servicio de la deuda 28% de sus ingresos tributarios”, significó.

Como para presentar un ejemplo que pueda ilustrar sus planteamientos, Lois Malkún cita el caso de Brasil, nación que afirma tiene una relación deuda/PIB de 93% y paga en intereses un 23% de sus ingresos tributarios, lo que dice es igual que República Dominicana.

Te puede interesar:   Otras seis personas fallecidas y 459 nuevos contagiados por coronavirus en el país

Reveló que en 2019 el país gastó “más dinero pagando intereses (3.4% del PIB) que el gasto de capital (2.7% del PIB). Eso no es posible y menos en un momento en que el gasto de capital es la llave para motorizar la economía”.

La sin razón

Siempre se ha dicho que el origen de nuestros males es el incumplimiento o la aplicación selectiva de las leyes.

Ejemplo de lo anterior es la apatía para aplicar el mandato del artículo 5, apartado 6, la Ley de Regulación Salarial número 105-13, en el que se establece que “ningún servidor público del Estado dominicano podrá devengar un salario mayor al del titular o titulares de los poderes del Estado”.

Pero esta disposición se obvia en muchas instituciones públicas que establecen cargos con salarios que están muy por encima del que gana el Presidente de la República, fijado por dicha Ley en RD$450,000 al mes.

El ejemplo recurrente es lo que ocurre con el gobernador del Banco Central, que tiene un salario, más o menos, de RD$1.5 millones cada mes, lo que implica RD$18.0 millones al año, es decir, RD$12.6 millones más que quien lo nombra.

Te puede interesar:   Creen Gobierno necesita cambiar rumbo inicial le ha generado temprana impopularidad

Pero si sólo fuera el caso del titular, (está mal de todo modo), pero resulta que todo su entorno jerárquico recibe depósitos casi parejos al de él, lo que equivale a un sangrado económico que cada vez dificultará la salida del déficit presupuestal.

Antes se criticó, pero sigue igual

Hasta el 5 de julio último, la crítica opositora era el pago excesivo de sueldos a los altos cargos gubernamentales, citándose entonces, y ahora no, lo que se le paga al cabeza de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), RD$559,600.00, o la Superintendencia de Bancos, RD$999,970.

Lo absurdo del caso es que se suponga capacidad para el desempeño del cargo, el superintendente de Bancos tiene un asesor al que se paga RD$603,129.72.

Igual ocurre con el Superintendente de Seguros, que cobra RD$800,000; el de Valores, RD$700,000; el de Electricidad, RD $596,546 y el director de Aduanas, RD$630,919.

Otra regulación salarial de la citada ley es la de “equidad, complejidad y riesgos de las funciones encomendadas”, según la cual, las escalas salariales deben procurar un salario igualitario para todos los funcionarios o empleados del mismo nivel, rango o característica dentro del sector público, aspecto que tampoco se cumple.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba