Perspectiva

Presidente Medina, mire a “la chica del Este”

Del Editor/El Correo.do

SANTO DOMINGO: La que ilustra esta entrega es una, si no la única, fotografía en que el presidente Danilo Medina figura al lado de la canciller alemana Ángela Merkel en un cónclave global.

En sus casi ocho años de gobierno, el presidente Medina tampoco ha cursado una visita oficial a Alemania, el país europeo que mejor ha timoneado las convulsas aguas de las crisis post-financiera y ahora la del COVID-19.

El ya célebre presidente socialista español Felipe González, solía decir que en momentos de apuros, cuando no sabía qué hacer, miraba hacia Alemania.

González, quien tiene excelentes relaciones con el liderazgo dominicano, hacía alusión a la racionalidad y la disciplina con que los “cancilleres” alemanes suelen manejar las situaciones de crisis después de la Segunda Guerra Mundial.

Actualmente, Angie, como le llaman afectivamente los alemanes a la mujer que ha liderado con resonante éxito su destino en los últimos tres lustros, es la gobernante europea y mundial que mejor ha sabido lidiar con la pandemia del COVID-19.

Te puede interesar:   Juan Bosch en el golpe de Estado (y 3)

Frente a las escalofriantes estadísticas de muertes y afectados de países como España, Italia y Estados Unidos, Alemania es la otra cara de la moneda.

Angie ha sabido reaccionar preventivamente con un adusto plan de aislamiento social y, en el plano político, se ha granjeado el apoyo de todas las fuerzas partidistaS de su nación.

Para ella no ha sido difícil, pues, pese a ser una ficha del ajedrez conservador en Europa, es una mujer abierta que desde sus inicios fue tomada de la mano por el legendario canciller democristiano Helmut Kohl, quien le llamaba “la chica del Este”, en referencia a su procedencia de la vieja Europa del Este.

A esa ductilidad de carácter ha contribuido su sólida formación académica. Doctora en Física Cuántica, la merkeliana es mujer a la que adornan la sencillez de carácter y la conversación franca.

En su último discurso a la nación, el presidente Medina afirmó que estaba dentro de los países que mejor habían manejado la crisis, lo cual supone que estaba junto a Alemania, Japón o Nueva Zelandia.

Te puede interesar:   La carrera contra el COVID-19 es una lucha para salvar a todos

Lo cierto es que la realidad dista mucho de esa idea aspiracional.

Sin embargo, el Presidente tiene la oportunidad de emular a Ángela Merkel, la  líder indiscutible de la anormalidad y de la crisis. Masifique las pruebas Presidente, apriete las medidas de control y abra una concertación con el liderazgo político.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba