Perspectiva

Presidente, es hora de atender a Pimentel

RELEVANTES/ Por Bienvenido Checo

Colaboración/elCorreo.do

PERSPECTIVA: “La voz de un pueblo es peligrosa cuando está cargada de ira”. Esquilo de Eleusis, dramaturgo griego.

Para los comicios del pasado 19 mayo, los candidatos del oficialista Partido Revolucionario Moderno (PRM), les pidieron a los votantes de Pimentel que les dieran el 70% o más de los votos en las congresuales y para el presidente Luis Abinader, y el día de las elecciones el pimentelense con todo gusto accedió a ese pedido, ya que en el nivel congresual los cinco candidatos a diputados y el senador del PRM (Franklin Romero) obtuvieron más del 70% de los votos, al igual que Abinader, para que siguiera cuatro años más.

Entiendo que a modo y forma de agradecer y retribuir con algo ese apoyo del pimentelense en las urnas a favor de la causa reeleccionista del presidente Abinader, el senador Romero, los diputados reelectos José Luis Rodríguez, Dorina Rodríguez y Nicolás Hidalgo, y de paso los recién electos Ariel Marte y Yani Ventura, más los funcionarios provinciales que de seguro seguirán montados en el tren gubernamental, es emprendiendo acciones inmediatas (no promesas, pues la campaña ya paso), en favor de este olvidado y maltratado pueblo.

Ya no valen las excusas

El acostumbrado y manido argumento justificativo (para no hacer nada) cuando se llega al gobierno por primera vez, es el de “todo es culpa de la pasada administración”, para esta “administración reelecta” no es válido ese argumento, pues tienen gobernando cuatro años, es decir, para Pimentel y sus munícipes lo único válido es que el gobierno central a través de las instituciones que tengan que ver en cada área, vengan y resuelvan.

Por ejemplo, el nefasto estado de nuestras calles, las cuales son una vergüenza a nivel nacional, es increíble, ofensivo y vergonzoso el uno transitar por cualquier lugar del país, hasta en los parajes rurales con calles asfaltadas y señalizadas (como debe de ser), mientras las de Pimentel todas destruidas, intransitables, aquí en la provincia Duarte, al único pueblo que solo vienen en campaña electoral y le embarran un poco de petróleo, sin ningún criterio técnico, más que el de engañar al electorado es aquí en Pimentel, (ojo) somos tan de mala suerte, que ni para el pasado proceso electoral las brigadas de Obras Públicas hicieron acto de presencia.

Te puede interesar:   La guerra y su apología

Citamos la calle las Mercedes, una de las dos calles principales de entrada y salida de Pimentel.

Son obras gubernamentales

Muchas veces ya sea por ignorancia, desconocimiento o por simple cumplimiento de tareas encomendadas por terceros, tendemos a pedir soluciones a las autoridades municipales a problemas que conllevan inversión gubernamental, como son los trabajos de asfaltado, construcción de aceras y contenes, badenes e imbornales, que es obligación del Ministerio de Obras Pública, y de forma irresponsable, se le endilga esa tarea a las autoridades municipales.

Pimentel no aguanta más

Los pimentelenses, como un pueblo noble, tolerante y decente cumplieron su promesa con el presidente Luis Abinader (él tiene familia aquí, los Corona), le dio más del 70%, eligió nuevamente de forma abrumadora al senador y de forma arrolladora a sus cinco candidatos a diputados y diputadas; para el gobierno y el PRM, aquí en Pimentel fue la “victoria perfecta”. Entonces, ahora es el momento de Pimentel, ya no puede ni debe haber disculpas para darle a Pimentel y sus munícipes, las cosas necesarias que como comunidad y sociedad nos merecemos, salud, educación, obras de infraestructura y de bien social.

Hasta han sacado memes que de forma sarcástica indican que probablemente hasta un astronauta se confundiría entre aterrizar en la Luna o en las calles de Pimentel (por asunto de los hoyos y cráteres que existen en uno y el otro)…nada más alejado de la realidad. Presidente Abinader, ya no hay excusas. Lo de Pimentel es para AHORA.

Somos un medio independiente que asume un compromiso con la libertad de expresión, la transparencia y el acceso a la información de los ciudadanos.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba