Finanzas

¿Por qué Rusia invirtió 1.000 millones de dólares en la deuda pública de EEUU?

Actualmente, Rusia reúne títulos de la deuda nacional estadounidense por un valor de 6.011 millones de dólares, indican los datos del Departamento del Tesoro de EEUU. De estos, 1.210 millones están invertidos en valores de largo plazo y otros 4.801 millones en cortos.

SPUTNIK

MOSCÚ.- En diciembre de 2020, el Banco Central de Rusia aumentó en 1.000 millones de dólares sus inversiones en los bonos de EEUU. Esto sucede a pesar de que en los últimos años el país se había librado poco a poco de estos activos financieros y, al final, su proporción en sus reservas llegó a un poco más del 1%. Pero ¿por qué Moscú vuelve a invertir?

La Administración de EEUU cubre el déficit presupuestario y otros gastos al emitir estos valores. La deuda pública de EEUU alcanzó los casi 28 billones de dólares en enero de 2021. Entre 2010 y 2013, las inversiones rusas superaron los 170.000 millones. En aquel entonces, Moscú formó parte de los mayores titulares de fondos. Pero cuando en abril del 2014 Washington impuso sanciones, Rusia se negó a invertir en ellos.

En el 2018, el Banco Central ruso organizó una venta a gran escala al reducir el doble la cartera de bonos del tesoro de EEUU. La participación de valores estadounidenses en las reservas internacionales de Rusia se fue reduciendo considerablemente. Entonces, el Banco Central invirtió los fondos excedentes en oro, euros y yuanes.

La adquisición de deuda pública estadounidense como “un elemento de diversificación”

Los valores que emite el Departamento del Tesoro de EEUU forman parte de la deuda pública estadounidense. Las personas físicas y jurídicas, así como las autoridades de algunos estados y países pueden comprar letras y bonos públicos. La renta de estos papeles no es tan alta, entre el 2,5% y el 3%. Al mismo tiempo, la rentabilidad de las deudas europeas y japonesas es prácticamente nula e incluso negativa. Sin embargo, las obligaciones estatales de EEUU se consideran unos de los instrumentos más seguros y líquidos del mundo. Son fáciles de comprar y vender, enfatiza Natalia Dembinskaya, columnista de la versión en ruso de Sputnik.

Te puede interesar:   Ponderan al turismo como locomotora de la economía de Cuba

“Invertir fondos temporalmente excedentes en la deuda pública de EEUU es beneficioso. Un 2% o 3% anual representa cantidades de dinero bastante grandes cuando se trata de miles de millones. En este caso la política no debe influir en las decisiones económicas”, declaró Dmitri Skrivanov, miembro del Comité de Mercado Financiero de la Duma Estatal (Cámara Baja del poder legislativo ruso).

De este modo, al incrementar su volumen de valores de EEUU Moscú mostró su presencia en el mercado. Es necesario incluso para la diversificación de las reservas internacionales, explicó Dembinskaya. Ahora Rusia cuenta con unos 590.000 millones de dólares, de los cuales alrededor de 6.000 millones de dólares han sido invertidos directamente en la deuda pública de EEUU. Los analistas explican que Moscú sigue una tendencia mundial. La demanda de dólares aumenta, ya que esta divisa está menos sujeta a la volatilidad y la inflación, señala la periodista.

“1.000 millones de dólares es una suma bastante grande que se puede invertir en una serie de activos muy reducida. El oro está ‘sobrecalentado’, ya hay muchas reservas en euros y yuanes. La adquisición de la deuda pública estadounidense es un elemento de la diversificación”, aclaró el presidente de la Unión Rusa Asiática de Fabricantes y Empresarios, Vitali Mankevich.

Te puede interesar:   El petróleo estadounidense inicia la semana con una fuerte bajada

El caso chino

A finales de diciembre de 2020, Japón con aproximadamente 1,251 billones de dólares fue el mayor titular de bonos estatales estadounidenses con aproximadamente 1,25 billones de dólares. Anteriormente, China encabezaba la lista, pero ahora ocupa el segundo lugar con 1,07 billones de dólares. El Reino Unido está en el tercer puesto con 440.621 millones.

Debido a la guerra comercial, Pekín se ha liberado poco a poco de estos valores al reducir sus inversiones en más de 200.000 millones. Pero la enorme deuda pública estadounidense de la cual dispone el país asiático es un importante instrumento de presión sobre Washington, destaca Dembinskaya.

El conflicto que se desarrolla alimenta recelos de que el segundo prestador extranjero más grande de la economía de EEUU realice una venta de valores a gran escala. Las consecuencias serían catastróficas. El vertido masivo de estos papeles provocará pánico en el mercado, considera la periodista.

Sin embargo, no es ventajoso para China. Primero, la liquidación de obligaciones entre 100.000 y 200.000 millones de dólares a corto plazo derribará sus precios. Como resultado, el coste de activos externos y reservas de China, así como los ingresos tras la venta de fondos que pierden su valor, disminuirán de manera significativa. Además, se derrumbará el dólar, lo que tampoco es apropiado para Pekín. El debilitamiento de la divisa estadounidense hará más cara la exportación china, explicó la columnista.

Te puede interesar:   Estiman déficit mundial de azúcar en 2,8 millones de toneladas

Rusia apuesta por el oro

Desde hace muchos años, el Banco Central de Rusia apuesta por el oro, en detrimento del dólar. En el 2020 la participación de metal precioso en sus reservas superó por primera vez el volumen de la divisa estadounidense, y para febrero el precio de reservas del oro monetario alcanzó 136.700 millones de dólares. Al final, las reservas de oro de Rusia aumentaron casi 28 toneladas en un año.

El metal precioso se hace cada vez más atractivo en comparación con los activos que aportan intereses y, además, protege contra las posibles sanciones. Rusia demostró a todo el mundo que un país con una economía grande y con importantes reservas de oro puede librarse de los activos en dólares y al mismo tiempo mantener un buen estado de salud económica, destacó Bloomberg.

Anteriormente, el periodista Rick Sánchez advirtió que el déficit presupuestario de EEUU podría ascender a 2,3 billones de dólares en el ejercicio fiscal del 2021: el segundo mayor déficit registrado desde la II Guerra Mundial. La política monetaria, con la que el país se endeudará más, amenaza con causar serios problemas económicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba