Salud

Por qué no deberías envolver las sobras de la comida en papel de aluminio

La clave está en las bacterias

65YMÁS.COM

MADRID.- Sal por fin de dudas con el papel de aluminio: ¿Qué cara va hacia afuera y cuál hacia dentro?
Por qué deberías llevar las llaves del coche con papel de aluminio
El motivo por el que debería meter tres bolas de papel de aluminio en la lavadora

El papel de aluminio es un elemento básico en nuestra cocina. Con él cubrimos alimentos, sobre todo sobras, impidiendo así que entre la luz al ser totalmente opaco. Protege a la comida del exterior, de modo que lo solemos utilizar para envolver ciertos alimentos cuando vamos a transportarlos de un sitio a otro, como por ejemplo sándwiches y bocadillos.

Aunque es una práctica muy extendida, la utilización del papel de aluminio para guardar las sobras en la nevera podría ser un completo error. Y la clave está en las bacterias y en que la conservación idónea se consigue al sellar bien los alimentos.

Al igual que nosotros necesitamos el aire para respirar, las bacterias lo necesitan para prosperar. Esto se puede comprobar al dejar una comida muy caliente a temperatura ambiente durante más de dos horas. En este tiempo, algunas bacterias, como el el estafilococo y el Bacillus cereus, crecen rápidamente y, en algunos casos, producen toxinas que no se destruyen ni con las altas temperaturas de cocción. En caso de consumir esa comida, corres el riesgo de sufrir una intoxicación alimentaria.

Te puede interesar:   Autorizan en Brasil el uso de emergencia de "anticuerpos monoclonales" contra el covid-19, el tratamiento que fue aplicado en Trump

Por qué no deberías envolver las sobras de la comida en papel de aluminio

Por qué no deberías envolver las sobras de la comida en papel de aluminio

Aunque queramos evitar esto con el papel de aluminio, la realidad es que cubrir los alimentos de esta manera puede traer el mismo riesgo o incluso peor al no sellar los alimentos completamente. Esto se debe a que el papel aluminio no está pensado para sellar, sino para hornear.

Para evitar que nuestra comida sea víctima de las bacterias y tener que tirarla a la basura debemos sellar las sobras en recipientes herméticos –preferiblemente de cristal– y poco profundos para acelerar el proceso de enfriamiento.

“Cuando hay aire presente, las bacterias tienen la oportunidad de desarrollarse más rápido”, asegura la dietista Lindsay Malone en Reader’s Digest. “El papel de aluminio deja pasar el aire así que necesitas buenos recipientes si quieres aislar debidamente la comida. De lo contrario, las sobras se echan a perder y puedes consumir esas toxinas”, añade.

Trucos con papel de aluminio que desconocías

Trucos con papel de aluminio que desconocías

Te puede interesar:   La respiración como herramienta ante el estrés y la angustia

Esta experta recomienda que no utilices el papel de aluminio para tapar comida ya cocinada. Como alternativa, te ofrece estos consejos:

Utiliza recipientes o táperes totalmente herméticos para acelerar el proceso de enfriamiento e impedir que las bacterias se apoderen de tu comida.
Asegúrate de meter las sobras en la nevera antes de las dos horas; es el tiempo de margen antes de que las bacterias crezcan. La carne y los productos lácteos son especialmente propicios para el crecimiento bacteriano.
Tira sin miramientos cualquier sobra que haya estado más de dos horas expuesta a temperatura ambiente.
Ten cuidado y no metas en la nevera alimentos que no deben congelarse.
Sobre el autor:

65ymás

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba