Panorama

¿Por qué el Presidente ha mantenido en la Superintendencia de Valores al exregidor danilista Gabriel Castro y a un hijo de Felucho Jiménez?

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: ¿Por qué el presidente Luis Abinader ha mantenido en la Superintendencia de Valores al exregidor y activista del danilismo Gabriel Castro y a un hijo del dirigente peledeísta Felucho Jiménez?

Esta es la interrogante que se hacen economistas, sectores vinculados al mercado de valores y grupos de opinión del gobernante Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Gabriel Castro González es un activista leal al expresidente Danilo Medina y al Partido de la Liberación Dominicana (PLD). Tuvo una larga trayectoria como regidor del Ayuntamiento del Distrito Nacional, en el que llegó a ocupar, incluso, la presidencia de la Sala Capitular.

Pese a que es titulado en Economía y compañero de estudios de Danilo Medina en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), Castro González no cumplía con el perfil para ocupar el puesto debido a que no tenía ningún vínculo con el mercado de valores.

Para asumir sus funciones en un “terreno desconocido”, Castro González se hizo acompañar del Intendente de Valores, Juan Ernesto Jiménez Oliver, un ingeniero industrial de profesión, sin relación tampoco con el mercado de valores, pero con la “patente oficial” de ser hijo de Falucho Jiménez.

Te puede interesar:   Alcalde de Higüey arremete contra Amable Aristy y lo define “perenne arrimado al poder”

En agosto pasado, durante el breve período de transición, Castro González denunció que recibía presiones de sectores cercanos al nuevo gobierno de Luis Abinader para que abandonara el cargo, a lo cual se rehusó alegando que está protegido por la ley para cumplir un período de cuatro años.

Pero, ¿qué tan cierto son esos alegatos del exregidor y superintendente?

Castro González fue designado en el cargo en agosto del 2012 en el marco de la Ley No. 19-00, la cual establecía en su artículo 23 que: “El Superintendente de Valores será designado por el poder ejecutivo por periodos de dos (2) años, de una terna propuesta por la mayoría absoluta de 1os seis (6) miembros del Consejo Nacional de Valores, a través de la Junta Monetaria”. Aunque “podrá ser designado por un periodo adicional sin que pueda redesignarse de inmediato al término de su segundo periodo”.
.
De la interpretación de los artículos 23 y 24 de la Ley No. 19-00 se desprende que Gabriel Castro cumplió con su rol en agosto del 2016, pero se mantuvo de manera irregular en el puesto en los años siguientes.

Te puede interesar:   Motín en La Victoria cuestiona gestión de la crisis del Covid-19 del procurador Jean Alain Rodríguez

Así, pues, el 21 de diciembre del 2017, el Poder Ejecutivo promulgó la reforma de Ley de Mercado de Valores, No. 249-17, la cual en su artículo 17 establece que el Superintendente de Valores ¨será designado por el Presidente de la República, por un período de cuatro (4) años¨. Pero en este caso, la discreción del Presidente de la República ya estaba agotada, debido a que tanto el Superintendente como el Intendente de Valores habían excedido el plazo de permanencia para la cual fueron designados bajo la ley que los amparaba.

Gabriel Castro González recibe un sueldo de RD$700,000 mensuales, más los beneficios marginales, y quizás esa sea la principal causa de aferrarse a su cargo.

Pese a sus alegatos, tanto Castro González, como Juan Ernesto Jiménez Oliver, están sujetos a ser removidos de sus cargos en el momento que el presidente Abinader lo disponga, porque desbordaron los límites de la Ley 19-00, ya que ejercieron el periodo 2016-2020 irregularmente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba