.

Danilo asume presidencia PLD con renovado lamento por la derrota de julio

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: El expresidente Danilo Medina, al asumir este domingo la dirección máxima del Partido de la Liberación Dominicana, afirmó que no contaba con que esa organización perdería el poder en las elecciones del pasado julio, un lamento que ha repetido en reiteradas ocasiones ante los peledeístas.

Dijo que si Gonzalo Castillo hubiese sido electo presidente, él no estaría asumiendo la conducción del partido morado.

Al asumir la formalidad de su liderazgo, el ex mandatario explicó que el PLD necesita del concurso de todos y que se deben asumir las responsabilidades para la labor que realizarán en los próximos años.

“Cuenten conmigo, compañeros y compañeras, para las próximas victorias electorales”, dijo Medina al citar los aportes del PLD “en la construcción de una nueva República Dominicana”.

Entre esos aportes, citó la reducción de la pobreza, del analfabetismo, la construcción de aulas, hospitales y otros, por lo que dijo que “el PLD transformó en su ejercicio de poder a la República Dominica y mucha gente lo espera”.

Te puede interesar:   ¿Quién es el miembro del CP del PLD que, con salario de RD$200,000, habría adquirido propiedades urbanas por un millón 300 mil dólares?

Tras una derrota electoral, luego de permanecer 8 años gobernando el país, Medina ponderó la labor de Temístocles Montás como presidente interino, la de Reinaldo Pared Pérez a quien nombró secretario general advitam y la de otros dirigentes peledeístas.

Sobre la escogencia del nuevo secretario general, posición a la que aspiran Rubén Bichara, Andrés Navarro y Charles Mariotti, el nuevo presidente del PLD dijo que “a estos procesos se viene a ganar y se viene a perder” y que  en política, el trabajo nunca se pierde, se acumula para una segunda vez y hasta para una tercera.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba