Panorama

Pese a ser viejos, muchos funcionarios actúan inseguros como “párvulos” en primer día de clases

Redacción/ElCprreo.do

SANTO DOMINGO:  Parece que la despedida de sus puestos de trabajos en el tren gubernamental ha afectado a muchos funcionarios, lo que se manifiesta con nerviosismo, inseguridad en sus pronunciamientos y el olvido.

Este martes, en la acostumbrada conferencia de prensa de media mañana para dar los resultados de las actividades relacionadas con el comportamiento del coronavirus del día anterior, el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, se contradijo al responder una pregunta sobre la suspensión del acto inaugural de la Ciudad Sanitaria “Dr. Luis Eduardo Aybar”.

Tras ser requerida la razón de la indicada suspensión, ofrecida por la Dirección de Comunicaciones de la Presidencia (Dicom), el funcionario dijo que la información publicada por un medio de circulación nacional al respecto se había tomado “de un número de WhatsApp que no es oficial”.

“Debo aclarar que en la información que salió en el periódico El Caribe (el lunes), se hablaba de un WhatsApp desde el cual se sacó la noticia de la plaza de la ciudad sanitaria. Esa no era una información oficial ni podía serlo, porque los mecanismos para las informaciones están establecidos y no es vía el WhatsApp”, sostuvo Sánchez Cárdenas.

Te puede interesar:   La Nueva Victoria: una cárcel que costará casi 5,000 millones de pesos

Sin embargo, cuando se le precisó que la cuenta del  grupo social correspondía al Dicom, de manera automática cambió su versión.

“No estoy diciendo que los medios se inventen. Estoy haciendo alusión de lo que leí en el periódico El Caribe que hablaba de un WhatsApp que después investigamos que ciertamente es como usted dice. Es un WhatsApp de la Presidencia de la República”, rectificó.

Argumentó que no ha sido habitual informar por WhatsApp las inauguraciones, por lo que “si hubo confusión lo que estamos haciendo es aclarando y poniendo las cosas en su lugar”.

De todo modo, dijo que la inauguración que se suspendió no correspondía con la ciudad sanitaria, aunque una parte considerada de medios de comunicación se hizo eco de la supuesta inauguración de la Ciudad Sanitaria, sin que el ministerio de Salud reaccionara al respecto.

La obra tendrá capacidad para 800 camas de internamiento, por lo que su apertura ha sido una solicitud constante, por la saturación de pacientes afectados por el virus covid-19.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba