.

Pese a grandes fortunas, multimillonarios del Congreso Nacional aún no renuncian a privilegios

Por Juan Acosta

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: La actual crisis sanitaria y económica que afecta a la República Dominicana producto de la pandemia de coronavirus, presiona el Gobierno a que destine cada centavo del presupuesto para superar la crisis, asignando los recursos de manera razonable.

Por ejemplo, se estima que el próximo presupuesto de ingresos y gastos, debe eliminar, aun de manera temporal, los renglones superfluos del Congreso Nacional, ya que basado en la declaración jurada de bienes que han presentado, de manera especial muchos senadores, en los que han salido a relucir la posesión de abundantes fortunas, aparentemente no necesitarían esas asignaciones.

Basta citar el patrimonio de los senadores Virgilio Cedano (FP-La Altagracia), RD$713,014,358 y deudas y gastos de RD$1,089,928.47; Antonio Taveras Guzmán, (PMD-Santo Domingo) RD$656,487,111, con una relación de deudas y gastos de RD$120,321,751, y Alexis Victoria Yeb, (PRM-MT Sánchez), RD$584,346,307, con deudas y pasivos de RD$116,584,972.

También a Cristóbal Castillo (PRM Hato Mayor), RD$403,948,101 y deudas y gastos de RD$12,023,860, Franklin Romero (PRM-Duarte), RD$361,005,746 y un pasivo de RD$33,413372.50

Sectores diversos opinan que ante esta realidad, resultaría extraño que menos del tres por ciento (2.7%, tres senadores y tres diputados), hayan cumplido la promesa de muchos entonces aspirantes a ocupar una curul, de que renunciarían a recibir los recursos extras a sus sueldos correspondientes.

Te puede interesar:   Danilo Medina quiere el Congreso le extienda estado de emergencia por el coronavirus

Sólo seis

Hasta este primero de octubre, sólo los senadores Eduardo Estrella, de Santiago; Faride Raful, del Distrito Nacional y Antonio Taveras Guzmán, de la provincia Santo Domingo, así como los diputados José Horacio Rodríguez y Pedro Martínez, de Alianza País, además de Juan Dionicio Rodríguez Restituyo, del Frente Amplio, han renunciado a los privilegios.

Los privilegios ilegales

Los privilegios adicionales que se asignaron senadores y diputados carecen de legitimidad, situándose entre otros los Fondos de Compensación Social, (cofrecitos y barrilitos), dos exoneraciones de vehículos durante su período de gestión, con un máximo de hasta cien mil dólares, oficinas tanto en la sede o en su territorio patrocinadas por el Congreso.

También, se añadieron RD$35,000 en gastos de representación; RD$20,000 para combustible; RD$3,500 por cada sesión en la estén presentes (los que reciben de todo modo con el envío de “excusas”) y RD$2,000 al asistir a las reuniones de sus respectivas comisiones.

La ilegalidad planteada se basa en el artículo 93 de la actual Constitución de la República, que establece como labor fundamental al Poder Legislativo representar, legislar y fiscalizar las acciones de los poderes Ejecutivo y Judicial.

Es decir, en ninguna de estas responsabilidades de los senadores y diputados se les facultad a disponer de recursos públicos para labores sociales, (de caridad, de beneficencia) ni para legislar para su beneficio y provecho propio, ni mucho menos para la promoción personal o para clientelismo político.

Te puede interesar:   Leonel dice al PLD que se prepare porque perderá en febrero y en mayo

El próximo presupuesto

Aunque el anuncio reciente de que el presupuesto de ingresos y gastos del Estado correspondiente al 2021 superará el billón de pesos (más de un millón de millones), esta coyuntura debería aprovecharse para suprimir las asignaciones de fondos para el barrilito y el cofrecito, reasignándolo a sectores que impulsen el desarrollo económico y social, fundamentalmente en las áreas de la producción y el empleo.

Es inexplicable, sostienen algunos, que a un congresista se le asignen dos exoneraciones para la importación de dos vehículos de motor de lujo, sin ningún tipo de límites, ni en los cuatro años del período correspondiente, las que generalmente son vendidas al mejor postor, pese a la prohibición de transferirlos, antes de dos años de haber sido importados.

De esta forma, quienes adquieran esas exoneraciones tienen derecho a importar sin el pago aduanal correspondiente, vehículos tan costosos como el Maserati, Rolls Royce, Ferrari, Bentley Continental, Mercedes Benz, Porsche, BMW, entre otros.

Te puede interesar:   La lucha por la secretaría general abre en PLD un escenario para Danilo imponer su voluntad

Se ha propuesto que sea el propio Estado que provea un auto a cada legislador, que le sirva para su traslado por todo el territorio nacional, pero con un monto máximo razonable.

Cálculo astronómico

Se calcula que durante los últimos 20 años (2000-2020), los legisladores han recibido más de 1,230 exoneraciones, las que estima totalizarían más de RD$250 millones de pesos dejados de percibir por el fisco.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba