Internacionales

Periodista Anne Applebaum: “La aventura de Trump terminó; pasará el resto de su vida ante los tribunales”

WASHINGTON: “La aventura de Trump ha terminado. Pasará el resto de su vida ante los tribunales. Puede ser su final como figura política, pero no el del trumpismo, que sigue siendo, de hecho, un fenómeno apolítico”.

Así respondió la periodista e historiadora estadounidense Anne Applebaum, al ser consulta por el diario madrileño El País, en torno a la difícil situación que afronta el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump.

A la comunicadora, ganadora en 2004 del Premio Pulitzer por su investigación sobre el Gulap, el cotidiano español le consultó, a través de su reportero Jesús Ruiz Mantilla,  acerca de lo ocurrido el pasado seis de este mes en Washington, cuando seguidores de Trump asaltaron las instalaciones del Congreso.

¿Cree que lo ocurrido el pasado miércoles día 6 en Washington representa el final de la carrera de Trump o la evidencia de que el fenómeno que desató conserva suficiente energía para representar algo en el futuro?

En esa dirección, la señora Applebaum consideró que en su esencia, “el trumpismo radica en que fabrica una alternativa a la realidad, aquella en la que cualquier dificultad o los asuntos con matices se borran y permiten que la gente habite en esta construcción ficticia”.

Empero, aclara que su pronóstico sería imposible “sin varios medios de comunicación y redes sociales”, ya que éstos servirían como “cámara de eco creada por Fox News y otras cadenas de extrema derecha, ni sin las teorías conspiranoicas que allí se promueven”.

Te puede interesar:   VIDEO: Argentina anuncia el inicio de los ensayos de una vacuna china contra el coronavirus

“Todo eso continuará existiendo, la cuestión es quien se ocupará de liderar este mundo de culto que deja él en herencia”, sostuvo.

La entrevista, centrada de manera preponderante para buscar las aristas que pueden derivar en el futuro inmediato del presidente Trump, en caso de salir perjudicado en el segundo juicio político al que se somete en su finalizante mandato.

¿Podíamos ver similitudes (la gravedad de los hechos que les imputan al mandatario) con el golpe de Estado en España en 1981? ¿Cree que allí buena parte de los republicanos dirán: hasta aquí hemos llegado con este payaso? Preguntó el entrevistador.

Su respuesta fue rápida y directa:

“Varios han hecho esa comparación. Sí, veo posible que se produzca un cierre de filas contra esa manera de hacer política. Pero me preocupa que un grupo de republicanos -entre ellos Ted Cruz o Josh Hawley, dos de los senadores que se opusieron a reconocer a Joe Biden como presidente- todavía crean que hay en juego votos entre esos millones que comulgan con la creencia de realidades alternativas”.

¿Qué pasará con Trump?

Luego del tres de noviembre del pasado año, fecha en la que se celebraron las elecciones presidenciales y de renovación parcial del Senado, existen dudas de que el saliente presidente Trump siga vigente en el laborantismo político en el futuro mediato e inmediato.

La pregunta sigue vigente: ¿Qué pasará con el actual titular del gobierno estadounidense?

Te puede interesar:   Edward Snowden se pronuncia sobre la denegación de la extradición de Assange a EE.UU. por un tribunal británico

Conforme aseguró el historiador Timothy Snyder a la revista The New Yorker antes de las elecciones, “su cargo es lo que lo mantiene fuera de prisión”, de ahí que algunos observadores sospechen que la tenacidad con la que Trump se aferró a la presidencia -incluidos los intentos de obstruir primero el proceso electoral y luego el recuento- tuvo y tiene una razón particular: sin el cargo perdería su inmunidad.

Ya en septiembre, el diario The New York Times informó que Trump tenía deudas de más de 400 millones de dólares – una gran parte de ellas con el banco alemán Deutsche Bank – que debía ser pagada en los próximos cuatro años.

Días antes de las elecciones, los directivos del Deutsche Bank dijeron a la agencia de noticias Reuters que una derrota de Trump facilitaría al banco obtener el reembolso de los préstamos que se le habían emitido personalmente, posiblemente con una ejecución hipotecaria.

El empresario

El saliente presidente estadounidense siguió siendo dueño de más de 500 empresas, incluyendo hoteles, resorts y clubes de golf, algo que no ocultó y que, de este conglomerado, conocido como la Organización Trump, ha estado en manos de los hijos de Trump desde que él asumió el cargo y tiene acceso a las cuentas.

Los demócratas en el Congreso siempre han visto esto como un conflicto de intereses, acusándolo de permitir que los posibles acuerdos influyan en su política exterior y de utilizar el cargo para obtener beneficios económicos personales.

Te puede interesar:   El presidente palestino, Mahmud Abbás, anuncia la suspensión de "todas las relaciones" con EE.UU. e Israel

En ese sentido, se dijo que los grupos de presión que buscaban la atención de Trump se alojaban en sus hoteles y una empresa estatal china obtuvo un contrato multimillonario para construir un campo de golf de Trump en los Emiratos Árabes Unidos cuando la guerra comercial entre Estados Unidos y China ya estaba en pleno apogeo.

Background

Según una disposición del Departamento de Justicia de EE.UU. de 1973 -cuando el escándalo Watergate derribó al presidente Richard Nixon-, los tribunales no pueden procesar a los presidentes en funciones.

Empero, una vez que deje la Casa Blanca, Trump perderá la inmunidad de la presidencia y se enfrentará a una avalancha de demandas que se han acumulado en los últimos cuatro años.

En Nueva York, por ejemplo, se llevando a cabo investigaciones tanto civiles como penales sobre las prácticas comerciales del gobernante, quien también enfrenta acusaciones de mujeres que alegan abuso sexual.

Además, un escándalo relacionado a pagos de dinero a cambio de silencio, podría recaer sobre Trump; por ese motivo, su ex abogado Michael Cohen terminó tras las rejas en 2019.

Según el fallo, Cohen había violado las reglas de la campaña al pagar a dos mujeres para que guardaran silencio sobre una aventura con Trump cuando el republicano era candidato. En ese momento, Cohen testificó que Trump le había dado instrucciones de pagar.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba