Panorama

Parecen no dar resultados las investigaciones de Milagros Ortiz sobre denuncias de corrupción

Por Juan Acosta R.

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: Desde finales del pasado septiembre la directora de Ética e Integridad Gubernamental (DIGEIG), Milagros Ortiz Bosch, tiene en su poder el expediente de la cierta o falsa denuncia de venta de cargos en el ministerio de Salud Pública, tenido como el primer indicio de corrupción de la actual gestión de Gobierno.

Pese al tiempo transcurrido y la insistencia oficial de lucha abierta contra las indelicadezas en la administración de los fondos públicos, es la fecha en que se desconoce si había méritos para llevar a los tribunales al o los responsables.

Se recuerda que quien destapó y confirmó la hasta ahora alegada afrenta fue el recién destituido titular de Salud, doctor Plutarco Arias, a través de un texto subido en su cuenta de Twitter.

Señaló que los responsables constituían una mafia “que cobraba 400 dólares para sacar nombramientos en el Ministerio de Salud”.

De inmediato, la doctora Ortiz Bosch anunció que investigaría de oficio las implicaciones relacionadas con la destitución de un funcionario del Ministerio de Salud Pública “que supuestamente hacía gestiones de empleo por dinero”.

Ya casi llega al semestre del inicio de este y otros tres casos, según reveló entonces la funcionaria, sin que se haya ofrecido detalles de las investigaciones, si se realizaron.

La doctora Ortiz Bosch mostró preocupación por la aparición temprana -apenas unas semanas de las nuevas autoridades asumir la conducción del país- lo que la llevó a visitar la sede central del ministerio, donde reveló haber recibido varias denuncias de corrupción en el actual Gobierno, pero sin abundan, “porque se está en proceso de investigación”.

Durante una entrevista en el programa El Despertador, por Color Visión, señaló que se revisaban los archivos, “buscando a quienes realizaron denuncias que nunca fueron escuchadas”.

“No hemos abundado mucho en las de antes, ni las de ahora; pero las de ahora será mucho más definitivo porque todos estamos comprometidos con el cambio”, aseguró Ortiz Bosch.

Y remachaba que quería “ver caminando el perfeccionamiento de un sistema con tantos defectos, luego de que el presidente Abinader anunciara la creación de un Gabinete de Transparencia, Prevención y Control de Gastos Públicos”.

La funcionaria explicaba entonces sobre “el cumplimiento del compromiso ético de este Gobierno”, lo que le comprometía a ser “más severos con los servidores públicos de la actual gestión que incurran en actos de corrupción”.

Te puede interesar:   Tribunal levanta estado rebeldía Andy Dauhajre tras este presentarse a audiencia de Gómez Mazara

 Otros hechos

Además del Gobierno del cambio haber sido acusado de pretender gobernar con miembros de determinadas familias, antes de llevar cuatro meses de gestión, ya se habían producido al menos diez escándalos, que cuestionaban el nivel de transparencia que pregona la administración pública.

Ya en diciembre se enumeraban casos que cuestionan la transparencia suponiendo indicios de corrupción administrativa, algunos de los cuales se originaron en el pasado régimen.

Uno de estos fue el caso de Marca-País, hecho público horas después de la presentación del logo y propuesta de promoción turísticas en el exterior de la República Dominicana.

El escándalo fue noticia internacional por el cuestionamiento del diseño, por el que se pagaron RD$32 millones, cuya autenticidad no quedó en duda.

También se citaron las denuncias de corrupción atribuida a la “renunciante” ministra de la Juventud, Kimberly Taveras Duarte sentencia la investigación

Se le enrostró haber sido favorecida con la contratación de recogida de desperdicios en varias alcaldías de manera no del todo correcta.

El tradicional diciembre festivo, se vio afectado no sólo por la pandemia y la crisis económica, sino además debido al escándalo de los cien millones de pesos que entregó el Gobierno a 70 artistas para futuros conciertos.

Contrataciones Públicas ordenó rescindir esos acuerdos, pero el coordinador del Gabinete Social, Tony Peña, anunció que los dejaría como una ‘ayuda solidaria’.

Otro escándalo que ya está en los tribunales fue el que tuvo como protagonista al empleado de la Lotería Nacional Eddie Tipton.

El acusado fue sorprendido intentando falsificar un boleto para cobrar el premio mayor del sorteo Extraordinario de Navidad, el cual correspondía a cinco millones de pesos, un apartamento y una yipeta del año.

Somos un medio independiente que asume un compromiso con la libertad de expresión, la transparencia y el acceso a la información de los ciudadanos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba