.

Otra controversia rodea costosas termoeléctricas Punta Catalina por supuestos defectos de fábrica

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: Que un electrodoméstico, auto, u otros artefactos presenten fallas desde el primer día de uso, es en cierto sentido comprensible, pero una termoeléctrica cuyo costo bordea los US$5,000 millones y recién inaugurada, no luce convincente.

Sin embargo, para el ex administrador de la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC), Jaime Aristy Escuder, sí es posible, comprensible y explicable.

Según afirmó el economista, “las fallas graves” denunciadas este lunes por el actual administrador de la planta obedecen a defectos que ya se habían identificado y que el consorcio constructor se comprometió a corregir”.

Si se trataba de defectos detectados, ¿por qué las anteriores autoridades, incluyéndolo a él como responsable de su administración la recibieron e inauguraron? Es la pregunta que formulan algunos técnicos.

Aristy Escuder señaló que el objetivo de las declaraciones de Serafín Canario, responsable de la CTPC, es un “penoso intento” de desviar la atención de los apagones y achacárselos a la administración pasada de Punta Catalina.

Te puede interesar:   Colapso elecciones municipales sepulta para siempre el sistema voto automatizado

Y más aún, aseguró que las actuales autoridades tenían conocimiento de que a la unidad uno había que darle mantenimiento en octubre para corregir varios defectos, como si se tratara de un producto fabricado hace varios años.

“En el informe que se le entregó a Antonio Almonte, ministro de Energía y Minas, y a Canario en agosto pasado, se establece que en octubre se programaría una parada de dos semanas para hacer las correcciones de lugar”, adujo.

Especificó que se repararían los defectos en la casa de filtros y las juntas de expansión del sistema de control de calidad de aire de la unidad uno, un compromiso del constructor, “tal como se estable en la lista de defectos”.

Esta última aseveración implica que en cualquier momento las gemelas a carbón pueden presentar “otros defectos de fábrica”, lo que es comprensible, porque la constructora Odebrecht, carecía de experiencia al respecto.

El mejor control falló

Tan cerca como el pasado 20 de agosto, Aristy Escuder defendió que el sistema de control de calidad de aire de la central eléctrica, garantizando que era “el mejor del país y de toda la región”, y que los ciudadanos pueden estar tranquilos porque el sistema “es el más seguro que puede tener la República Dominicana”.

Te puede interesar:   Hace 14 meses presidente Danilo prometió inaugurar “muy pronto” hospital Luis E. Aybar

En un documento, el ex funcionario reveló que la salida para mantenimiento de la central fue programada por Canario para la semana del 26 de septiembre al 02 de octubre, por lo cual “no es una salida repentina producida por una falla grave”.

“Lamentablemente, Canario despidió al superintendente de Operaciones y al superintendente de Mantenimiento, quienes podían ayudarle a comprender las actividades programadas para corregir esos defectos”, cuestionó.

Recalcó que la necesidad de cambiar varios filtros de la unidad uno no ha sido un hallazgo del personal que actualmente dirige la central, sino que el mismo fue debidamente informado en el proceso de transición y que los mismos están incluidos en la lista de defectos que debe corregir el contratista constructor.

José Luis Moreno San Juan, experto en energía y catedrático, dijo que todos los fallos que está presentando la central son reparables en poco tiempo.

“Tal vez ahí (de los fallos) lo más extraño puede ser lo de la junta de lubricación, pero hay varias bombas, él debió referirse a la bomba mecánica. Es extraño que eso tenga problemas, pero debe ser de diseño de la bomba, ni siquiera de montaje”, declaró.

Te puede interesar:   Leonel dice FP participaría en diálogo para propuestas de soluciones a crisis de RD

El canto de Canario

Este lunes, el administrador Canario denunció que la unidad uno tuvo que ser sacada de operación este domingo, debido a “graves fallas técnicas” que arrastra la generadora desde octubre de 2019 y que eran conocidas por la pasada administración.

Canario explicó que los fallos inhabilitaron el funcionamiento del sistema de control de calidad de aire de planta, que opera a base de carbón mineral.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba