.

Orden, solidaridad, armonía, calderos y ollas presentes en “Trabucazo 2020”

Redacción/El Correo

Los organizadores de la actividad “Trabucazo 2020” pensaron no sólo en presentar un extraordinario espectáculo a los miles de personas convocadas para ratificar su rechazo al sabotaje de las elecciones municipales del 16 de febrero.

También previeron facilitar espacios donde hacer sus necesidades fisiológicas y asistir a cualesquiera que sufrieran algún inconveniente de salud.

Este último aspecto fue cubierto con dos cubículos operados por médicos voluntarios que se unieron a la demostración, equipados y con medicamentos que fueron donados por manos solidarias.

En el lugar también fueron enviados miembros de la Defensa Civil y del Servicio Nacional de Emergencias 911.

Gran gesto de amistad

En un gesto inusual, mujeres policías y militares enviados a la Plaza de la Bandera entregan rosas blancas, azules y rojas, así como banderines a las personas que llegaban al lugar para participar en la actividad.

Los obsequios fueron discriminados por los uniformados varones y hembras, entregando rosas a las mujeres y banderas a los hombres. Otro detalle poco común en una concentración como esta fue que los agentes se confundieron los manifestantes.

Te puede interesar:   Juan Carlos I: "El Rey está desnudo", el emérito español atrapado entre líos de faldas y denuncias de corrupción

Candente sol y carteles

Con un cielo libre de nubes y un radiante sol que provocaba sudor, los miles de carteles que portan los concurrentes constituyeron un leve oasis que animaba para seguir expresando su repudio a los que no admiten derrotas en el juego democrático.

Además de los carteles, en el lugar abundaron las ollas, sartenes, cucharones y calderos, para repetir el ritual casero del mediodía, las 3:00 y 6:00 de la tarde así como a las 8:00 de la noche como símbolo de indignación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba