.

Observación electoral cobra cada vez más importancia en América Latina

Redacción/El Correo

Las permanentes denuncias y reclamos de la oposición política por reales o sospecha de violaciones de normas establecidas para el normal ejercicio de las actividades políticas en el país, han hecho posible que la comunidad internacional se interese y dirija sus miradas al proceso comicial de este domingo, y lo mismo se espera  para y el 17 de mayo.

Aunque la mayoría de los torneos eleccionarios celebrados en el país, especialmente después de la Revolución de Abril de 1965, han tenido veedores nacionales e internacionales, su presencia en los eventos de este año ha tomado una importancia mayor.

Debido a la novedad de incluir la modalidad del voto automatizado, después de fracasar un primer intento en 2016 y el conflicto derivado de las primarias abiertas celebradas por el PLD el seis de octubre último, casi la totalidad de las  exigencias a la Junta Central Electoral ha girado en torno a que se cumplan requisitos que ayuden a alcanzar resultados transparentes y creíbles.

Te puede interesar:   Eligen a los mejores destinos turísticos del Caribe

Es en esa dirección que existe consenso respecto de que la observación electoral tiende a contribuir a la consolidación democrática de los países de manera particular en América Latina.

De manera destacada se citan a la Organización de los Estados  Americanos (OEA)  y la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) como las más destacadas en este tipo de misiones de modo permanente, en los distintos comicios que se llevan a cabo en el hemisferio para elegir nuevas autoridades.

En el orden interno, el movimiento cívico Participación Ciudadana ha marcado consistencia en ofrecer cientos de sus voluntarios para servir como observadores electorales, cuyos resultados han sido considerablemente positivos para la democracia local.

Para la consulta del domingo, el director ejecutivo de PC, Carlos Pimentel, anunció tener disponibles 1,800 observadores electorales, aunque no realizará el acostumbrado conteo rápido, por implicar tener una muestra de las 333 localidades donde se realizaran comicios.

En algunos países de la región, la observación electoral ha salvado procesos y evitado mayores inconvenientes al lograr consensos entre los actores de esos procesos.

Te puede interesar:   “Servicio exterior RD”: drenaje de recursos con escaso resultado; cientos designados sin salir del país

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba