Internacionales

NXIVM, la secta que marcaba a mujeres como a ganado y que atrapó a actrices e hijas de millonarios

La controvertida organización, con ramificaciones en México, atraía a mujeres prometiéndoles resolver sus problemas, paro acababa convirtiéndolas en esclavas sexuales.

RT

NUEVA YORK.- La secta NXIVM, con sede en Albany (Nueva York), fue fundada en 1998 por Keith Raniere y Nancy Salzman y pretendía ser una organización de marketing multinivel que ofrece cursos y seminarios de desarrollo personal y profesional. Desde los años 90, se estima que alrededor de 16.000 personas han participado en sus diferentes “programas de capacitación”.

La mayoría de los participantes tomaron cursos que les ayudaron a superar efectivamente problemas psicológicos. Sin embargo, otras personas, al involucrarse más profundamente en NXIVM, acabaron renunciando a sus carreras, amigos y familias para convertirse en fieles seguidores de su líder, Keith Raniere, conocido dentro del grupo como ‘Vanguard’ o ‘Grandmaster’.

¿De qué se trata en realidad?

En 2018, después de varios intentos fallidos de iniciar un proceso legal contra Keith Raniere por parte de exmiembros de NXIVM, se abrió finalmente una investigación basada en denuncias de tráfico sexual, conspiración para trabajo sexual y conspiración para trabajo forzado en contra de mujeres. El gurú fundador de la organización huyó a México, pero allí fue detenido y deportado a EE.UU.

Después de que el caso atrajera la atención tanto del público como de las agencias de seguridad, empezaron a revelarse más evidencias de los crímenes perpetrados por Raniere, que creó una sociedad secreta de mujeres con las cuales tenía relaciones sexuales. Para mantener la estabilidad y la disciplina dentro de la organización, el ‘Grandmaster’ empleaba diversas tácticas de manipulación y sojuzgación.

Te puede interesar:   Un músico británico retuvo a varias mujeres, grabó cómo las torturó y violó en repetidas ocasiones y acaba condenado a 24 años de prisión

Algunas eran tan brutales como marcar a sus víctimas a través de quemaduras con hierros candentes (como se hace con el ganado). Otras veces, las amenazaba con publicar sus fotos íntimas en caso que quisieran desvelar la existencia del grupo, hacía experimentos humanos para realizar “estudios sobre el miedo” o establecía un estricto régimen de alimentación (entre 500 y 800 calorías diarias) para que las mujeres tuvieran “un cuerpo atractivo”. La investigación reveló asimismo que NXIVM era un esquema piramidal que estafó millones de dólares a sus seguidores.

Crimen y castigo

En junio del 2019, el jurado de la Corte federal del distrito de Brooklyn (Nueva York) declaró a Raniere culpable de los siete cargos que pesaban contra él: tráfico sexual, crimen organizado, explotación sexual de un niño y producción de pornografía infantil, por los que podría ser condenado a cadena perpetua.

Durante la investigación, que duró más de año y medio, la Justicia estadounidense acumuló información exhaustiva sobre los delitos no solo de Keith Raniere, sino también de otros miembros de alto rango de NXIVM que “eran conscientes y facilitaron el comportamiento delictivo” del líder del grupo.

Te puede interesar:   ¿Puede Trump resolver en la Corte Suprema el resultado de las elecciones presidenciales?

Uno de ellos era Clare Bronfman, hija del multimillonario y expresidente de la compañía canadiense Seagram, Edgar Bronfman, quien reconoció haber ocultado a una persona que vivía de manera ilegal en EE.UU. a cambio de “trabajo y servicios” no remunerados, así como haber cometido fraude con tarjetas de crédito en nombre del líder de la secta.

El 30 de septiembre de 2020, Bronfman se convirtió en la primera persona sentenciada por el caso y fue condenada a seis años y nueve meses de prisión federal. Su abogado prometió apelar la sentencia, calificándola como “abominación”, según recoge The New York Times.

Otra celebridad involucrada en el caso de NXIVM es la actriz Allison Mack, conocida por su papel de Chloe Sullivan —amiga de Superman— en la serie ‘Smallville’. En abril del 2019, se declaró culpable de encargarse del reclutamiento de mujeres en la organización, que posteriormente se vieron obligadas a subordinarse sexualmente a Raniere. Junto con el fundador de la secta, está a la espera de la sentencia.

Te puede interesar:   El fin de la pandemia “ni siquiera está cerca”, afirma la OMS

Presencia fuera de EE.UU.

La entidad tiene representación en México, donde opera a través de ‘Executive Success Programs’ (Programas de éxito ejecutivo o ESP, por sus siglas en inglés).

La sociedad secreta tiene una célula muy activa en el país latinoamericano, por lo que no es raro que Keith Raniere intentara refugiarse allí. Según The New York Times, la sección mexicana estuvo hasta 2018 dirigida por Emiliano Salinas, hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994). Sus filas están integradas por miembros de la élite del país, como la hija del editor de Reforma, uno de los diarios más importantes del país, Reforma. El testimonio de dos exmiembros reveló que varias mujeres que pertenecían a la filial mexicana habían visitado la sede en Albany, donde fueron marcadas.

La resonancia que ha tenido el caso de la organización secreta en EE.UU. podría también despertar el interés de las fuerzas de seguridad del país vecino sobre las actividades de los seguidores de Raniere.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba