Salud

Nobel de Química dice la humanidad sobrevivirá al COVID-19 que se desacelera

Redacción/El Correo.do

En la fase inicial de COVID-19 en China, cada paciente con coronavirus contagiaba a un promedio de 2,2 personas al día. Pero luego esa tasa comenzó a bajar hasta casi llegar a cero. “El hecho de que la tasa de infección se esté desacelerando, significa que el final de la pandemia está cerca”, explicó el biofísico Michael Levitt. Esto se debe tanto a las medidas de cuarentena como a que, según Levitt, muchas personas son naturalmente inmunes al virus. La pandemia “terminará cuando todos aquellos que están enfermos solo se encuentren con personas que ya han sido infectadas”, explicó. El objetivo del aislamiento es no llegar a picos de contagios que colapsarían el sistema de salud y pondrían vidas en riesgo.

El biofísico estadounidense-británico-israelí, Michael Levitt, premio Nobel de Química en 2013, se volvió la esperanza de muchos chinos en el pico del brote de coronavirus. Pero no porque haya inventado una cura o la vacuna contra el Covid-19. Lejos de eso, lo que Levitt hizo fue analizar los números de la pandemia, en lo que es experto. Sus cálculos estadísticos lo llevaron a concluir que el virus se detendría. Un mensaje de esperanza en medio de tanta predicción apocalíptica.

Profesor de biología computaciones en la Universidad de Stanford, el acercamiento de Levitt al tema surgió inicialmente como una casualidad: su esposa, Shoshan Brosh, es investigadora de arte chino. La pareja viaja regularmente a ese país. Por eso, cuando el virus se desató en Hubei, Levitt les escribió a sus amigos en señal de apoyo. “Cuando nos respondieron, describiendo lo complicada que era su situación, decidí echar un vistazo más profundo a los números con la esperanza de llegar a alguna conclusión”, explicó Levitt a Calcalistech. “La tasa de infección del virus en la provincia de Hubei aumentó en un 30% cada día – esa es una estadística aterradora. No soy un experto en gripe, pero puedo analizar los números y eso es un crecimiento exponencial”.

Te puede interesar:   Porqué va a resultar difícil curar el Corona ?

Si el crecimiento hubiera continuado a ese ritmo, el mundo entero se habría infectado en un plazo de 90 días, explica en la entrevista.

El 1/2, cuando Levitt miró por primera vez las estadísticas, la provincia de Hubei tenía 1.800 nuevos casos al día. Para el 6/2, ese número había llegado a 4.700 nuevos casos al día. Pero luego, el 7/2, el patrón cambió: “El número de nuevas infecciones comenzó a disminuir linealmente y no se detuvo”, explicó Levitt.

“Una semana después, lo mismo ocurrió con el número de muertes. Este dramático cambio en la curva marcó el punto medio y permitió una mejor predicción de cuándo terminará la pandemia. Basándome en eso, concluí que la situación en toda China mejorará en 2 semanas. Y, de hecho, ahora hay muy pocos casos nuevos de infección”, explicó. Al trazar los datos hacia adelante, Levitt ha predicho que el virus probablemente desaparecerá de China para fines de marzo.

Levitt comparó la tendencia a la disminución de los tipos de interés: si una persona recibe un 30% de interés por sus ahorros el día 1, un 29% el día 2, y así sucesivamente, “entiendes que eventualmente, no ganarás mucho”.

Levitt envió estas apreciaciones a sus amigos en China, que rápidamente las tradujeron y comenzaron a hacer circular. Lo empezaron a llamar para chequear la información, personas que querían publicarla. “Así supe que debía continuar” investigando, explicó. Comenzó a enviar informes diarios a sus amigos chinos, y su popularidad lo llevó a ser entrevistado por la TV china.

Te puede interesar:   Estos productos aceleran el envejecimiento del cuerpo

En la fase inicial de COVID-19 en China, cada paciente con coronavirus contagiaba a un promedio de 2,2 personas al día. “Pero luego comenzó a disminuir y el número de nuevas infecciones diarias ahora era casi cero”. Nuevamente comparó esto con las tasas de interés: “Incluso si la tasa de interés continúa bajando, usted todavía gana. La cantidad que invierte no disminuye, solo crece más lentamente. Cuando hablan de enfermedades, las personas se asustan mucho porque escuchan sobre nuevos casos todos los días. Pero el hecho de que la tasa de infección se esté desacelerando, significa que el final de la pandemia está cerca”.

Hay varias razones para creer esto, según Levitt. “En los modelos de crecimiento exponencial, se asume que se pueden infectar nuevas personas cada día, porque se siguen conociendo nuevas personas”, dijo. “Pero, si consideras tu propio círculo social, básicamente te encuentras con las mismas personas todos los días. Puedes conocer nuevas personas en el transporte público, por ejemplo; pero incluso en el autobús, después de algún tiempo la mayoría de los pasajeros estarán infectados o serán inmunes”.

Otra razón de la desaceleración tiene que ver con las directivas del aislamiento físico. “No abrazarás a cada persona que te cruzarás en la calle, y evitarás encontrarte cara a cara con alguien que está resfriado, como hicimos nosotros”, explicó Levitt. “Cuanto más adhieras, más podrás mantener la infección a raya. Así que, bajo estas circunstancias, un infectado solo contagiará a 1,5 personas cada 3 días y la tasa continuará bajando.”

La cuarentena hace una diferencia, según Levitt, pero hay otros factores involucrados. “Sabemos que China estuvo casi bajo cuarentena completa, la gente solo salía para hacer las compras indispensables y evitó el contacto con otros. En wuhan, que tuvo el número más alto de casos de infección en la provincia de Hubei, todos tenían la chance de contagiarse, pero solo el 3% se contagió”, explicó. “Aún en el Diamond Princess (el crucero donde golpeó el virus), la tasa de infección no superó el 20%.” En base a estas estadísticas, Levitt concluyó que muchas personas son naturalmente inmunes al virus.

Te puede interesar:   Médicos estadounidenses creen que el coronavirus puede provocar accidentes cerebrovasculares en adultos jóvenes

En el caso de Italia, Levitt consideró que la explosión allí es preocupante, pero que es el resultado de un porcentaje de personas mayores más  grande que en otros países. Considera que China hizo un gran trabajo para contener la pandemia y que Estados Unidos debería aislar a la mayor cantidad de gente lo más pronto posible, para evitar el colapso del sistema de salud. “Cuanto más severas sean las medidas de defensa, más tiempo compramos para preparar el tratamiento necesario y desarrollar una vacuna.”

Si bien Levitt evita hacer pronósticos globales, dijo que en China, la cifra de nuevos contagiados pronto llegará a cero, y que Corea del Sur está también cerca de ver el fin. En cuanto al resto del mundo, la pandemia “terminará cuando todos aquellos que están enfermos solo se encuentren con personas que ya han sido infectadas. El objetivo es no llegar a la situación experimentada por el crucero”, dijo.

Esto va en línea con los especialistas que han recomendado a los gobiernos del mundo medidas restrictivas de aislamiento para evitar un pico de contagios incontenible por el sistema de salud, que derive en que hay muchos muertos por el COVID-19 por la incapacidad de atenderlos.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba