Panorama

Periódico digital Acento coincide con Listín Diario en que RD no debe aceptar propuesta de Haití para solucionar casos secuestrados

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: El periódico digital Acento coincidió este jueves con el matutino Listín Diario en que República Dominicana debe rechazar la propuesta del gobierno haitiano de entregar a un ex alcalde de Puerto Príncipe y tres acompañantes, presos en el país,  a cambio de los dos técnicos cinematográficos criollos,  secuestrados en la vecina nación desde el pasado sábado en la referida ciudad.

En otro editorial, Acento plantea que “no es aceptable la petición del gobierno haitiano de que Youvry Chevry le sea entregado. Slolo hay que leer con detenimiento las palabras utilizadas por el secretario de comunicaciones del gobierno haitiano Frantz Esantus, al anunciar la petición”.

Añade que el gobierno haitiano, encabezado por Jovenel Moise, acaba de solicitar al gobierno dominicano la extadición del ex alcalde de Puerto Príncipe, Youry Chevry, opositor, y a quien acusa, sin presentar pruebas, de dirigir bandas criminales, y de ser parte de una supuesta conspiración para asesinar al presidente el pasado 7 de febrero”.

Este medio había planteado, basado en publicaciones de Listín Diario, que el hecho de que las autoridades haitianas vincularan este miércoles con bandas de secuestradores a cuatro ex funcionarios de ese país, detenidos en la República Dominicana hace dos semanas, podría complicar la situación política, migratoria y legal en el caso de los técnicos cinematrográficos mantenidos como rehenes desde el pasado el sábado en algún lugar de la vecina nación.

La advertencia la hace este jueves el periódico dominicano Listín Diario en un artículo titulado “Haití juega al toma y daca con dominicanos secuestrados”, en el que destaca el trabajo de las autoridades dominicanas, diplomáticas y de seguridad para el rescate de los criollos.

Te puede interesar:   Obras Públicas y OISOE pagaron sin soportes 21,000 millones en últimos 15 días de Danilo

De igual manera, el diario que dirige el periodista Miguel Franjul publica el editorial “El chantaje haitiano”, en el que asegura que en el país vecino se generan muchas acciones desde el poder contra la República Dominicana que “llevan un incocultable sello de chantaje”.

El argumento del editorialista se basa en que el caso del secuestro de dos técnicos dominicanos, “que se añade a una larga lista de episodios semejantes en los que las víctimas han sido patanistas, comerciantes, religiosos u otros profesionales, no es casual¨.

Lo más grave de lo planteado en el editorial es la afirmación de que ahora “Haití pretende negociar la liberación de los dominicanos a cambio de la extradicción del ex alcalde de Puerto Príncipe, Youry Chevry y otros opositores que huyeron con él¨, lo que, de acuerdo con el Listín Diario, es otra “muestra del chantaje”.

Destaca que “Haití es, día a día, un escenario de secuestros (hasta cinco en una misma jornada), reyertas entre bandas, asaltos de comercios y asesinatos callejeros, fruto de un tinglado de ominosas pretensiones”.

El texto no desvincula las acciones de la delincuencia común con prácticas que tendrían relación con los controles propios del poder, lo que provoca una constante emigración ilegal hacia la República Dominicana.

“Hasta aquí llegan los informes de que los que cometieron el secuestro son bandidos (o policías) al servicio del gobierno, que inclusive ha desestimado cualquier ayuda de la inteligencia militar dominicana para resolver el caso”, revela.

Te puede interesar:   Donald Guerrero, multimillonario, “ayudó” a su compañero Simón Lizardo a salir rico del BanReservas

El editorial resalta que el gobierno dominicano mandó una señal de que enviaría unidades especiales como forma de presionar la entrega de los técnicos secuestrados, pero no fue suficientes porque a las autoridades haitianas les conviene el casos, bajo el imperio de un régimen que la oposición considera ilegal.

De manera radical, el diario conocido como decana de la prensa dominicana, concluye: “Si no les vasta esa presión, lo que precede es cerrar totalmente la frontera hasta que cese esta política de chantaje y extorsión y liberen sin condiciones a los dos técnicos dominicanos”.

El “toma y daca” de Haití

Más allá de la atención a la seguridad en el cordón fronterizo, el gobierno do­minicano, en una com­binación duplo de diplo­macia y acción cautelosa de sus fuerzas de seguri­dad, tiene bien centrada la atención y avanza en sus gestiones ante las autori­dades haitianas para con­seguir la liberación de dos técnicos de cine secuestrados en el país vecino.

La colaboración bilate­ral para estos y otros casos da señales de buen camino, porque también el Gobierno de Haití, en medio de este se­cuestro, ha solicitado a Repú­blica Dominicana la extradi­ción del exalcalde de Puerto Príncipe, Ralph Youri Chevry, quien es opositor y fue relaciona­do ayer por las au­toridades de su país con ban­das armadas.

Las autoridades haitianas pidieron colaboración técni­ca a las dominicanas para lograr liberar a los criollos.

Las gestiones para lograr la liberación de los dominica­nos “van por buen camino”, según le dijo ayer a la agencia Efe Adrián Agromonte, presi­dente de la productora domi­nicana Miravista Films, don­de trabajan.

Te puede interesar:   ¿Dónde están Danilo Medina y sus funcionarios que no dan la cara ante la embestida del nuevo Gobiero?

Agromonte también des­mintió los rumores que cir­culan por WhatsApp, en formato de audio, en los que una mujer afirma que “a los muchachos, gracias a Dios, ya los soltaron” y que supuestamente los iban a traer de vuelta a República Dominicana.

Los dominicanos rap­tados son los hermanos Mi­chael Enrique y Antonio Ge­rer Campusano Féliz, además del haitiano Junior Albert Augusma, quien es estudian­te y trabaja de intérprete para la productora de cine Muska Group, que contrató a los do­minicanos para una película.

El equipo de rodaje fue interceptado por hombres fuertemente armados la no­che del sábado en la entra­da sur de Puerto Príncipe, cuando regresaban a la ca­pital haitiana tras filmar en la ciudad costera de Jacmel.

La situación de secuestro de los dos dominicanos en Haití es un reflejo de la pro­funda crisis política, social y de inseguridad que vive ese país.

Los secuestros son cosa frecuente en el país vecino, siendo este y otros hechos de de­lincuencia y actos de crimi­nalidad generalizada, cues­tiones que inquietan a la parte dominicana.

Ayer el primer ministro haitiano, Joseph Jouthe, confirmó que su país reci­birá asistencia de la Poli­cía Nacional de Colombia (PNC), a fin de mejorar el rendimiento de la unidad antisecuestro local frente a este tipo de situaciones.

Jouthe, quien fue entre­vistado por el periódico Le Nouvelliste, dijo que la PNC fue elegida porque “tiene experiencia probada en la lucha contra las gue­rrillas urbanas y las bandas armadas”, y ha estado li­diando con este flagelo por más de 50 años.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba