Nacionales

Negativa Danilo Medina y asesores a continuar pensiones periodistas en vulnerabilidad mostró rasgos de insensibilidad gubernamental

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: Decenas de periodistas murieron en la espera de una pensión, aquejados de enfermedades crónicas, después de una vida de servicios a la sociedad, en una profesión que ejercida dentro de los parámetros éticos se convierte en un auténtico sacerdocio.

Conocedor de la realidad socioeconómica de los comunicadores sociales, tal vez por su contacto con esos profesionales desde el aula universitaria donde impartió la materia Sociología de la Comunicación, el entonces presidente Leonel Fernández, tomó las medidas de pensionar periodistas en situación de vulnerabilidad  todos los cinco de abril, fecha en que se celebra el Día Nacional del Periodismo.

Aunque de manera menos frecuente, las pensiones fueron continuadas por el presidente Hipólito Mejía en su cuatrienio 2000-2004. A su retorno, Fernández retomó lo que se fue convirtiendo en una especie de tradición en sus períodos 2004-2012.

Las pensiones eran coordinadas entre la Presidencia de la República y el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP).

Al arribar a la Presidencia Danilo Medina, en el 2012, las pensiones de periodistas enfermos, ancianos y en situaciones de vulnerabilidad fueron reducidas hasta extinguirse definitivamente a partir del 2018.

La versión más predominante sobre el cambio de política con relación a las pensiones de los periodistas era que los “asesores” del jefe del Estado lo habían convencido de que no eran conveniente.

Te puede interesar:   Pocos confían en Cámara de Cuentas para auditar con imparcialidad pasado Gobierno

Los llamados “asesores” durante el gobierno de Danilo Medina culpaban a los periodistas enfermos, viejos y empobrecidos de que habían destruido todo el dinero ganado en sus etapas productivas, en un ejercicio que, por experiencia, debieron saber que carece de rentabilidad, si se practica con honestidad.

Mientras políticos de todos los partidos se retiraban con pensiones de lujo, el gobierno de Medina les negó por años una pensión solidaria de unos pocos miles de pesos a periodistas viejos y enfermos, muchos al pie del sepulcro.

Lo más censurable de fenómeno, muestra de insolidaridad e insensibilidad gubernamental, era que se actuaba desde el poder con la complicidad “colegas periodistas”, que mientras se enriquecían a la sombra del gobierno, acusaban a sus compañeros de profesión de estar en calamidades porque “botaron” todo lo que se ganaron en la lucrativa carrera de la comunicación.

Abinader hizo justicia con  Modesto Rodríguez y otros periodistas

El presidente de la República, Luis Abinader, pensionó a 44 periodistas incluyendo a Juan Modesto Rodríguez de Pedro Brand que por años había solicitado su jubilación solidaria.

Las pensiones están contenidas en el decreto número 108-21, firmado por el mandatario dominicano, emitida este lunes al celebrarse el Día Nacional del Periodista.

Te puede interesar:   Fallece el empresario Príamo Rodríguez, presidente de UTESA y La Información

De acuerdo al artículo 2 de la disposición gubernamental, también se eleva a cuarenta mil pesos mensuales la pensión asignada por el Estado dominicano al señor Leoncio Antonio Comprés Corsino.

El decreto presidencial indica en su artículo 3, que en caso de que los beneficiarios se encuentren disfrutando de una pensión del Estado, éstos podrán optar por la pensión que más le favorezca.

Los demás periodistas pensionados son Florencio Peguero Guerrero, Francia Cepín Martínez, Osvaldo Nelson Hernández Cruz, Manuel Miguel Vólquez Bello y Olivo Antonio de León Sandoval.

Igualmente, Víctor Manuel Nova, José Francisco Madera, Carlos Enrique Ramírez Báez, Yonis Alberto Salazar Hernández, Juan Ávila, Yluminada Pérez Rubio, Tomás Santana Herrera y Humberto Del Carmen Olivo Veras.

Otros jubilados fueron Víctor Manuel Pérez Quiñones, Diones Bienvenido Báez, Demetrio Esteban Sarita, Florencio Manuel Tejada Henríquez, Vicente Hernández y Carmen Lourdes Carvajal Núñez.

En la lista figuran Cándida María Acosta De Pérez, José Alfredo Rodríguez Ovalles y Félix Sosa.

También, Augusto Antonio Álvarez, José Altagracia Alvarado Peguero, Vicente Antonio Balbuena Peña, Adriano de la Rosa Paulino, Arsenio Roberto Corporán Díaz,  Pedro Alfonso Segura Encarnación, Rafael Germán Fernández Ureña y María del Rosario Álvarez Leger.

Asimismo, José Antonio Thomas, Alberto Odalis Báez, Rafael Francisco Pineda Cuevas, Antonio Núñez Núñez, César Andrés López Marte, Luis Mirtilio Féliz Peña, Mario Rodríguez Santos, Mariano Luis Vanderhorst, Miguel Ángel Polanco Báez, German Elpidio Santiago Sánchez, Ygnacio Sesilio Guerrero Tavarez, Ángela Genao y Altagracia Lora Fermín.

Te puede interesar:   Reportan la muerte por coronavirus de cuatro agentes policiales

El decreto suscrito por el presidente Abinader también dispone que “el pago de toda pensión otorgada por el Poder Ejecutivo con cargo al Fondo de pensiones y jubilaciones de la Ley de Presupuesto General del Estado, tenga efectividad a partir de la fecha en que el beneficiario formalice su solicitud de inclusión en la nómina de los Jubilados y Pensionados Civiles del Estado ante la Dirección General de Jubilaciones y Pensiones a cargo del Estado del Ministerio de Hacienda.

Y agrega que “la Dirección General de Jubilaciones y Pensiones a cargo del Estado tendrá un plazo de tres (3) meses para hacer efectivo el pago de las pensiones, contados a partir de que el interesado haya tramitado su solicitud de inclusión a la nómina de pensionados. El pago de la pensión se considerará efectivo y con derecho a pago retroactivo luego de cumplido dicho plazo”.

En tanto, que el artículo 5, de la medida ejecutiva dispone su envío al Ministerio de Hacienda y a la Dirección general de Jubilaciones y Pensiones del Ministerio de Hacienda, para su conocimiento y ejecución.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba