.

Más de RD$1,000 MM en compras irregulares pero Gobierno no puede masificar pruebas de covid-19

Redacción/ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: Definitivamente tiene que haber conexión entre el cada vez creciente número de personas infectadas y las defunciones con que cada media mañana el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, aterroriza a la población dominicana, y la denuncia de irregulares que involucran un monto superior a los RD$1,000 millones formulada por la Comisión de Veeduría Ciudadana COVID-19.

Un amplio reportaje publicado en el matutino Listín Diario, establece que el organismo creado para vigilar, dar seguimiento y monitorear los procesos de compras y contrataciones realizados bajo el esquema de emergencia, expresó haber identificado varios procesos con visos de irregularidades.

Por la gestión de la comisión y de la Dirección General de Contrataciones Públicas (DGCP) los procesos fueron declarados desiertos y cancelados, según establecen los veedores en su informe final con fecha del recién pasado 16 de julio.

“Nosotros paramos o alertamos de más de mil millones de compras irregulares que logramos identificar.  Yo tuve que ver con varios de los procesos que al final fueron cancelados”, destacó el representante del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), Manuel Luna, coordinador de la comisión.

El informe precisa que los procesos declarados desiertos y cancelados representaban un 14% del presupuesto programado.

Te puede interesar:   El Gobierno quiere Junta “apartidista”, pero en PRM hay conato de rebelión; ningún aspirante logra consenso

El boletín 127

De acuerdo con el boletín 127 del Ministerio de Salud Pública, en las últimas 24 horas el país estableció un negativo récord, al registrar 30 personas fallecidas, totalizando la suma de 1,036, mientras los casos confirmados de coronavirus subieron a 59,077, con 1,462 nuevos infectados este jueves.

El ministro de Salud Pública, Sánchez Cárdenas, informó que 1,438 pacientes covid-19 están hospitalizados, equivalentes al 96 por ciento de ocupación de las camas, en tanto 252 personas están ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), de las cuales 115 están bajo ventilación.

Recomendaciones de veedores

Ante las irregularidades detectadas, la comisión ha adelantado que recomendará la creación de un observatorio permanente, operado por el sector privado con participación del público, para vigilar las compras y contrataciones públicas.

El coordinador Luna explicó que el planteamiento será presentado a la Unión Europea (UE) “para ver si pueden conseguir los fondos que se necesitan, y de no ser posible, buscarlos entre los sectores público y privado”.

Destacó que luego de que las instituciones públicas sintieron que eran observadas y se dieron cuenta de que los procesos se le estaban cayendo o parando, “hubo un cambio en su comportamiento”, por lo que la comisión considera debe haber un observatorio permanente.

Te puede interesar:   Censuran Gonzalo Castillo aproveche calamidad nacional del COVID-19 para sacar capital electoral

Otros miembros

El Observatorio de Contratación Pública dijo que integraría a expertos, profesionales y académicos interesados en la contratación pública; identificaría nuevas formas para continuar facilitando el acceso de los proveedores al mercado público y promovería la profesionalización del personal que trabaja en esta área, entre otros aspectos.

Otras recomendaciones tienen que ver con el desarrollo de un marco normativo que sirva de soporte al seguimiento y garantía de los principios de economía, transparencia y competencia en la contratación pública; y con la disposición y utilización de las informaciones sobre los procesos.

La comisión recomienda conformar un equipo interdisciplinario de gestión de información que opere en forma permanente y retroalimente internamente a las unidades de la DGCP y demás organismos.

También propone formalizar un mecanismo para la difusión de las informaciones hacia las instituciones incluyendo actividades de gestión del conocimiento a través de la sistematización de buenas prácticas y lecciones aprendidas, de tal forma que estas puedan conocerlas y aplicarlas.

Sobre la comisión

Mediante el decreto Núm. 145-20 del 5 de abril de 2020 el presidente Danilo Medina creó la Comisión de Veeduría frente al COVID-19 ante los recientes escándalos que se habían producido sobre irregularidades en los procesos de compras y contrataciones de emergencia.

Te puede interesar:   Alto nivel de politización sobresale en presentación de Sánchez Cárdenas este lunes

La comisión la integraron Manuel Luna Sued, representante del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP); Luz Estrella, representante de la Confederación Dominicana de la Pequeña y Mediana Empresa (Codopyme).

También, José A. Gautreau, representante de la Iglesia Católica; Lorenzo Mota King, representante de la Iglesia Evangélica y Persio Maldonado, representante de la Sociedad Dominicana de Diarios (SDD) y contó con el apoyo de un equipo técnico.

Los integrantes se reunían tres veces a la semana o, según la necesidad, vía una plataforma digital de comunicación. Los veedores también se comunicaban con los técnicos por correo electrónico y por un grupo de WhatsApp.

Además, se mantenían en contacto continuamente con los representantes el Ministerio de la Presidencia y la DGCP, quienes debían atender cualquier requerimiento de la comisión.

Luna destacó que el Ministerio colaboró en dar las informaciones y que desde que se detectaba algo inmediatamente mandaba a parar el proceso en la institución involucrada.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba