Panorama

Los azares en la vida de Juancito Sport llevan a su viuda Berlinesa de las mieles del poder al banquillo

Por Suanny Reynoso

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: La vida estrepitosa de la señora Berlinesa Franco, quien junto a Iris Guaba, la ex directora del Plan Social de la Presidencia, eran conocidas y respetadas como parte del clan de mujeres más poderosas del entorno de Danilo Medina, es propia para la construcción de una telenovela de amor, suspenso y tragedias.

La existencia de esta hermosa y joven mujer, graduada en Marketing, era un sueño sublime, rodeada de las mieles del poder y la esfera social, por su compadrazgo con el jefe de Estado y porque se codeaba con políticos y funcionarios de los más altos niveles del Partido de la Liberación Dominicana..

Es hija de Franklin Franco, imputado por actividades ilícitas durante mucho tiempo por allá por los años 80 en los Estados Unidos, y hermana de Marisol Franco, la compañera sentimental del narco César Emilio Peralta, alias César el Abusador.

Su vida de casada con el finado alcalde de Santo Domingo Este, Juan de los Santos, mejor conocido como “Juancito Sport”, discurría sobre rosas hasta que los tocó la desgracia aquel fatídico 15 de diciembre del 2015 en que fue asesinado por un amigo en un confuso incidente en su oficina de la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu).

Te puede interesar:   El PLD no paga a empleados Vanguardia del Pueblo desde octubre, mientras le da 9 millones a consultor socio de Joao Santana

El sonado homicidio de su esposo, sumado a las no menos espinosas vivencias de su hermana Marisol con el narco “César el Abusador”, colocaron de nuevo su persona en el escrutinio público.

Su hermana Marisol, primero esposa del diputado perremeísta Sergio Moya (Gory), que ha “sonado” también en temas de narcotráfico, luego casó con el narcotraficante “Cesar el Abusado”, preso en Colombia desde hace un año, ha contribuido a incrementar la fama de la hermosa millonaria.

Cuando parecía que su viudez consumiría su joven vida, tras la muerte trágica de su consorte, Berlinesa dio salto a la administración pública, de la mano de su compadre, el entonces presidente  Medina, que la designó mediante decreto el 2 de diciembre del 2016 directora del Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (INAIPI).

En su gestión en el INAIPI, una institución de poca relevancia donde manejaba un presupuesto de unos 5 mil millones de pesos, llovieron denuncias de manejos irregulares en procesos de compras y contrataciones, que la hicieron saltar del cargo luego de verse salpicada por denuncia sobre la presunta comisión de actos de corrupción.

Te puede interesar:   Vuelos-ferry llegarán a RD para recoger turistas varados por coronavirus

Una de esas denuncias, ocurrida en abril de este año, la hizo un empresario que alega se cometieron irregularidades durante el proceso de licitación de unos kits de alimentos en medio de la pandemia por el COVID-19.

Como consecuencia de esa grave imputación, que ella negó rotundamente, el 8 de abril del 2020 Berlinesa “renunció” del INAIPI para hacer menos amargo el trago a su compadre el presidente Medina por el alcance del sonado caso de corrupción, y quien posteriormente destituyó a siete de los más cercanos a la funcionaria.

Pero el viacrucis de Berlinesa no se quedó en una simple renuncia, ya que luego le fue notificado el inicio de una investigación por parte del Ministerio Público para esclarecer las denuncias de corrupción en su gestión en el INAIPI.

El caso llegó a la Fiscalía del Distrito y posteriormente el expediente fue reclamado por la Procuraduría General de la República en la administración de Miriam Germán, que retomó la investigación por corrupción contra la exfuncionaria, quien ya fue interrogada la semana pasada por espacio de siete largas horas.

Se afirma que en esa instancia tendría que dar cuentas no solo de los casos de corrupción que le atribuyen a su gestión en el INAIPI, sino también del origen y aumento de fortuna en más de 80 millones de pesos durante los casi cuatro años que ocupó ese cargo.

Te puede interesar:   Guillermo Moreno ve innecesaria actual prolongación del estado de emergencia

Más rica que antes

Aunque ha negado su participación en actos de corrupción durante el tiempo que estuvo al frente del INAIPI, Berlinesa Franco incrementó su patrimonio en más de RD$80 millones durante su gestión, al pasar de RD$281 millones 954 mil 130 en el 2016 a RD$366 millones 148 mil 662.55, según consta en su declaración jurada de patrimonio.

La fortuna personal de Franco incluye diez cuentas bancarias en pesos dominicanos con valor de RD$66 millones 602 mil 906 y nueve en dólares que, realizada la conversión a pesos, alcanzan los RD$137 millones 863 mil 500.

De ese total, declaró más de 204 millones en efectivo y varios inmuebles por un valor de RD$28 millones 840 mil, entre un apartamento y un solar, entre otros valores.

La exfuncionaria presentó gastos de alimentos, pago de servicios públicos y mantenimientos de viviendas, por un monto aproximado de RD$320,000.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba