Internacionales

Lavrov: “No buscamos demostrar y fortalecer nuestro prestigio, pero queremos que no muera nadie y que haya estabilidad en el mundo”

El ministro de Exteriores ruso calificó de "incorrectas y poco éticas" las declaraciones de EE.UU. de que tendrían que haber sido informados sobre los detalles del acuerdo para poner fin a las hostilidades en Nagorno Karabaj.

RT

MOSCÚ.- El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, tachó este jueves de “incorrectas y poco éticas” las declaraciones de EE.UU. de que tendrían que haber sido informados sobre los detalles del acuerdo para poner fin a las hostilidades en la región de Nagorno Karabaj alcanzado entre Armenia, Azerbaiyán y Rusia.

El alto cargo señaló que la situación en esa región disputada era tan tensa que cada minuto que se contaba “tenía valor en forma de vidas humanas”. En este sentido, Lavrov declaró que Moscú no busca “demostrar y fortalecer” su prestigio, sino que quiere que “no muera nadie y que haya estabilidad”.

“Nos preocupamos de que la gente no muera, de que la gente no salga corriendo de sus hogares, de que no haya […] otras decenas de miles refugiados y personas desplazadas. […] Pero en política prevalece muy a menudo el deseo de brillar, de mostrar iniciativa rápida, […] de confirmar su liderazgo, etc”, notó Lavrov.

Te puede interesar:   Italia se plantea ampliar el estado de emergencia hasta final de año

“Por supuesto, también nos complace que Rusia haga cosas que cuentan con el apoyo de la comunidad internacional. Pero ese no es el objetivo principal y no nos guía ni en Siria, ni en Nagorno-Karabaj, ni en ningún otro lugar”, aseveró el diplomático

“Estas aspiraciones de fortalecer y demostrar nuestro prestigio no juegan un papel significativo para nosotros. […] “Lo principal para nosotros es que no haya conflictos ni crisis, que nadie muera, que haya estabilidad” no solo cerca de las fronteras del país o en Nagorno Karabaj, sino también en otras partes del mundo”, reiteró Lavrov.

Al mismo tiempo, Lavrov subrayó que la posición de EE.UU., así como la de Francia, como copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE, se tuvo en cuenta a la hora de alcanzar un alto el fuego en Nagorno Karabaj.

La posición de ambos estados, al igual que la de Rusia, que estuvo a favor del “fin inmediato del derramamiento de sangre y el desarrollo de un mecanismo para monitorear el alto el fuego”, reiteradamente se ha expresado en altos niveles durante el último mes e influyó “política y psicológicamente” en la situación, consideró el ministro, al tiempo que calificó de “triste” el “orgullo herido” visto por parte de Washington y París en torno al tema del conflicto de Nagorno Karabaj.

Te puede interesar:   ¿Bajas admisibles? EEUU está perdiendo la guerra contra el coronavirus a lo grande

El 10 de noviembre, el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin, llegaron a un acuerdo para poner fin a las hostilidades en la región de Nagorno Karabaj

Según el documento, Bakú y Ereván se detienen en las posiciones ya ocupadas, y una parte del territorio de Nagorno Karabaj, incluida la ciudad de Shushi, de importancia estratégica, se transfiere a Azerbaiyán

Asimismo, el acuerdo prevé el despliegue a lo largo de la línea de contacto en Nagorno Karabaj y del corredor de Lachín de un contingente ruso de mantenimiento de la paz que incluirá a 1.960 militares armados, 90 vehículos blindados de transporte de personal, así como 380 unidades de automóviles y equipos especiales

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba