Transparencia

La zafra de funcionarios en Gobierno de Danilo incluye familiares; hija de Maritza López es viceministra y suplidora

Redacción/ ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: Una hija de la administradora del Instituto de Auxilios y Viviendas (INAVI), y que además es viceministra de la Juventud, también es suplidora de productos médicos en el Gobierno, identificaron, a través de registro de la Cámara de Cuenta y otros documentos oficiales, periodistas de la Unidad de Investigación de ElCorreo.do.

La funcionaria Michelle Ortiz López es la propietaria de la empresa Elemedsa Farmacéutica, SRL, se comprobó en la Dirección de Contrataciones Públicas y tiene asignado el número de suplidor 124028086, al mismo tiempo es accionista de Electrómedica, S.A., la empresa de sus padres y que hace varios días se publicó en este diario digital sobre los contratos por más de 665 millones de pesos que esa empresa logró en el Gobierno.

Lo que se identifica de este dato es que ambas empresas tienen un maridaje de negocios oscuros con el Gobierno en el que ambas son funcionarias para beneficiarse de sus cargos públicos en procura de hacer riquezas al amparo del poder político.

ElCorreo.do identificó que la viceministra le suple de medicamentos y productos médicos al Ministerio de Salud Pública, así como a los hospitales Darío Contreras y Juan Bosch, en violación a la Ley 41-08 de Función Pública, que establece que ningún funcionario sus relacionados directos pueden hacer negocios con el Estado mientras ocupe una función pública.

Te puede interesar:   Nombramientos de Milton Morrison en Edesur y Limber Cruz en Agricultura violan Ley de Función Pública

Llama a la atención que el registro de dirección de Elemedsa Farmacéutica, SRL sea el mismo que Electrómedica, S.A en la avenida Ortega y Gasset 42, Naco, Ciudad Capital, según se comprobó en la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo.

Según su declaración jurada que reposa en la Cámara de Cuenta, Michelle Ortiz López tiene un patrimonio de más 58 millones de pesos a tan solo 30 años de edad y su única experiencia laboral antes de ser  viceministra de la Juventud nombrada por el presidente Danilo Medina en el 2018, fue supervisora de ventas de la empresa Eloctrómedica, S.A. a la edad de 19 años, y de la cual tiene acciones por valor de 533 mil 600 pesos.

Su patrimonio es mayor incluso que su jefa, la ministra de la Juventud, Robiamny Balcácer, que declaró casi 14 millones de pesos al ser juramentada como funcionaria en el año 2016 y otros 15 ministros del Gobierno, así como del propio presidente Medina y la vicepresidenta Margarita Cedeño.

Te puede interesar:   Helidosa, la joya de la corona de Gonzalo Castillo, ha adquirido 27 aeronaves por US$95 millones durante la gestión de Danilo Medina

Es llamativo que esa joven funcionaria de solo 30 años tenga tres apartamentos con valores de 237 mil, 234 mil  y 200 mil dólares cada uno, así como otro con precio en el mercado de 3.5 millones de pesos, y una jeepeta Land Cruiser Prado con valor de 80 dólares, conforme consta en el registro de propiedades que periodistas de investigación de ElCorreo.do analizaron.

También tiene una cuenta en dólares con un monto de 83 mil 792 dólares en el Banco BHD León y certificado de inversión por un millón de pesos en el mismo banco, consta en su registro de declaración.

De igual forma, en el Banco Popular tiene inversiones de certificados por el 5 millones 45 mil 206.28 centavos y acciones en las empresas Electrómedica, S.A (la empresa suplidora del Gobierno que es propiedad de la directora de Inavi, quien es su madre, como consta en el documento de declaración), en Elemedsa Farmacéutica, SRL tiene la totalidad de las acciones, 2,200.

Te puede interesar:   El hotel con el que El Penco “robó” el mar a los barahoneros

Tiene acciones de cuotas también en MO Group, M2A Multiservices, SRL, Metech Dominicana, SRL, Pink Group, SRL, y Universal de Servicios, SRL, se constató en un rastreo de propiedades e inversiones que periodistas de este diario digital hicieron por base de datos, tanto locales como internacionales.

Es sorprendente que esta joven funcionaria nombrada el 7 de septiembre del 2018 tenga tantas propiedades e inversiones si su única experiencia laboral previo al puesto público fue ser supervisora de ventas de la empresa de su padre a la edad de 19 años, y tampoco ha descollado en el campo profesional, debido a que nunca ha ejercido su carrera de Derecho, graduada de la Pontificia Universidad Católica Santo Domingo, según se comprobó en el registro de graduados del ministerio de Educación Superior.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba