PerspectivaRuddy L. González

La jugada de Leonel

OYE PAÍS/ Por Ruddy L. González

Colaboración/elCorreo.do

PERSPECTIVA: Leonel Fernández tuvo dos propósitos centrales en su discurso del lunes: sacar distancia del oficialismo y poner en apuros al Gobierno y al propio Presidene Luis Abinader sobre los logros que han anunciado en su primer año de gestión, así como hacer presentación en sociedad como el pretendido ‘lider’ de la oposición.

Por lo menos sembró la duda, al poner en tela de juicio la realidad y/o exactitud de los enunciados de Abinader en su discurso del 18 de agosto y de las puestas en escena de sus ministros en los medios de prensa, sobre los éxitos que dicen haber logrado, pese a los estragos de la pandemia y su secuela de dificultades en la economía.

Será, entonces, complicado para el oficialismo revertir lo expuesto por Fernández. Sería abrir una polémica, una suerte de dime y direte, una discusión de adolescentes.

En el segundo orden, Fernández aprovechó el momento esperado para entrar en el ruedo, con capa y espada, dispuesto a marear al toro–gobierno, partido y Presidente—al tiempo de dar una peligrosa estocada a su enemigo frontal, el PLD, tímido, apalastrado por las acusaciones de corrupción y mal gobierno.

Te puede interesar:   Un azuano por conocer

Leonel hizo este lunes, entonces, lo que no supo hacer el PLD al día siguiente del discurso de Abinader.

Ahora, tras su desafío al oficialismo y entendiendo que ha asumido el liderazgo de la oposición, Leonel tendrá que lidiar con un PRM, Gobierno, un oficialismo fuerte y soberbio de poder, y un PLD, que aunque asustado y esquivo, no ha muerto y habrá que aplastarlo en el campo de batalla o en la cárcel.

Somos un medio independiente que asume un compromiso con la libertad de expresión, la transparencia y el acceso a la información de los ciudadanos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba