Salud

La FDA ordena desechar unos 60 millones de vacunas de Johnson & Johnson de una planta donde se dañaron por error millones de dosis

Por otro lado, el organismo regulador permitirá que alrededor de 10 millones de dosis se distribuyan en EE.UU. o se envíen a otros países.

RT

WASHINGTON.- La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) ordenó este viernes a Johnson & Johnson que deseche unos 60 millones de dosis de su vacuna anticovid, producidas en una problemática fábrica de Baltimore, debido a una posible contaminación, informa The New York Times al citar a personas familiarizadas con el asunto.

Por otro lado, según el medio, el organismo permitirá que alrededor de 10 millones de dosis se distribuyan en EE.UU. o se envíen a otros países, pero con una advertencia de que los reguladores no pueden garantizar que Emerging BioSolutions, la compañía que opera la planta, haya seguido buenas prácticas de fabricación.

La agencia confirmó en un comunicado que está autorizando el uso de emergencia de dos lotes de esa vacuna, al tiempo que ha determinado que “varios otros no son adecuados para su uso”, sin precisar el número de dosis que abarcan.

El error en la planta

Te puede interesar:   Obesidad y covid-19: ¿debemos adelgazar para protegernos de la pandemia?

En cuanto a la planta, la FDA explica que de momento no puede incluirla entre las instalaciones de fabricación autorizada, pero sigue trabajando con la farmacéutica y con la administración de Emergent BioSolutions para lograrlo.

En abril, la FDA detuvo la producción de la vacuna anticovid de Johnson & Johnson en esa planta, tras detectarse un error que llevó a que en marzo millones de dosis del fármaco se echaran a perder.

Según informó a finales de marzo The New York Times, los operarios de la planta de Emergent BioSolutions mezclaron accidentalmente los componentes para la fabricación de la vacuna de Johnson & Johnson con los que tenían que usar para producir el fármaco de AstraZeneca. El error presuntamente acabó con unos 15 millones de dosis de la vacuna de la farmacéutica estadounidense, que tuvo que detener la distribución en el país. En respuesta, la Administración Biden detuvo a su vez la fabricación del medicamento de AstraZeneca en la planta y puso a Johnson & Johnson en control directo de la producción de vacunas en sus instalaciones.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba