Internacionales

La decisión de Honduras de establecer relaciones con China que causa el enojo en Taiwán

Taipéi decidió retirar a su embajadora en Tegucigalpa.

RT

HONDURAS.- El pasado 15 de marzo, la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, informó que había instruido al canciller del país centroamericano, Eduardo Enrique Reina, para gestionar «la apertura de relaciones oficiales con la República Popular China».

En su mensaje, que publicó en su cuenta en Twitter, la mandataria aseveró que esa instrucción era una muestra de su determinación «para cumplir el Plan de Gobierno» y «expandir las fronteras con libertad en el concierto de las naciones del mundo».

En efecto, durante su campaña electoral para llegar a la presidencia, Castro se comprometió a acercarse a Pekín, algo que estableció explícitamente en el Plan de Gobierno que presentó a los votantes.

«Por supuesto que buscaremos establecer las más cordiales y amistosas relaciones diplomáticas con la República Popular China», dice el Plan de Gobierno en lo referente a las propuestas en materia de política exterior, por lo que el anuncio de la semana pasada era algo esperado.

En relación con la instrucción de Castro, una delegación liderada por el canciller Reina viajó el miércoles a Pekín, confirmó el ministro hondureño de la Presidencia, Rodolfo Pastor, en declaraciones a El Heraldo.

«El canciller salió para allá, para eso —gestionar relaciones diplomáticas— y es completamente público en seguimiento a la instrucción de la presidenta Castro», indicó el ministro.

Pastor detalló que Reina y el resto de la delegación se reunirán con el ministro de Relaciones Exteriores de China, Qin Gang.

Eduardo Enrique Reina, canciller de HondurasGettyimages.ru

Antes de su viaje a China, Reina comentó que Honduras había iniciado las gestiones para establecer relaciones diplomáticas con China ante la necesidad de inversiones, cooperación y hacerle frente a la alta deuda externa; además de buscar oportunidades para el pueblo hondureño, pues se trata de un mercado de más de 1.400 millones de personas.

«China es una realidad que nadie puede negar y una realidad a la que nos tenemos que acercar para buscar estos beneficios para el pueblo hondureño, sin hablar de entreguismos y hablando de una manera muy pragmática, ni siquiera ideología, es una realidad que existe», manifestó el diplomático en un foro en la televisora local Televicentro.

Añadió que además de un asunto económico y comercial, se trata «una realidad diplomática, una realidad política», ya que «China participa en todos los grandes organismos internacionales, en los organismos financieros, en los organismos de crédito».

En la entrevista, Reina dio a conocer que el primer paso, tras la instrucción de Castro, fue comunicarse con el embajador de China en Costa Rica, Tang Heng, para «iniciar estas conversaciones diplomáticas que tiendan a la suscripción de los convenios que sean necesarios» para dar apertura a las relaciones.

Se propuso «un cambio de la visión de la relación»

Toda esta situación ha generado una tensa situación diplomática con Taiwán, que mantiene una batalla para que sea reconocida como Estado soberano con China, a pesar de que Pekín la considera como parte de su territorio.

Honduras era uno de los 14 países a nivel mundial que reconocían diplomáticamente a Taiwán, con lo que su decisión de establecer relaciones con Pekín reduce a 13 el número de naciones que respaldan a Taipéi, entre ellas, Guatemala, Belice y Paraguay en Latinoamérica.

Xiomara Castro, presidenta de HondurasGettyimages.ru

En la entrevista de la semana pasada, Reina detalló que esperaban mantener los lazos comerciales con Taiwán, sin embargo, aclaró que la decisión en relación al acercamiento con China se dio luego de que Tegucigalpa propusiera a Taipéi tener unas «relaciones más importantes de acuerdo a las grandes necesidades que tiene el pueblo hondureño», pero la respuesta no fue positiva.

Te puede interesar:   López Obrador y Kamala Harris discuten sobre la "completa apertura de la frontera"

«Desafortunadamente las necesidades son enormes y no hemos visto esta respuesta» de Taiwán, lamentó el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores hondureña.

Reina explicó que se «había creado un esquema basado mayormente en temas de donaciones y proyectos» de cooperación, por lo que la propuesta de la administración de Castro fue «un cambio de la visión de la relación».

Detalló que el programa de asistencia a Honduras es de 50 millones de dólares anuales y, en conversaciones, «se había planteado posiblemente duplicarlo a 100 millones de dólares, pero aún es poco». Asimismo, dijo que se propuso «readecuar la deuda» que mantienen con Taiwán por 600 millones de dólares, sin resultado positivo.

Retiro de embajadora

Los pasos dados por Honduras han generado el enojo en Taiwán. Este jueves, el Gobierno de la isla anunció el retiro de su embajadora en Tegucigalpa, Vivia Chun-fei Chang, «con efecto inmediato» y «para expresar su fuerte descontento».

«Al enviar al canciller Reina a China para discutir el establecimiento de relaciones diplomáticas, el Gobierno de Honduras está ignorando la amistad diplomática entre Taiwán y Honduras que ha perdurado por más de 80 años. Honduras también está ignorando los logros de la cooperación de larga data entre nuestras naciones, así como la buena voluntad de Taiwán en brindar asistencia para ayudar a resolver los problemas de Honduras», dice el comunicado.

Joseph Wu, canciller de TaiwánGettyimages.ru

Asimismo, el canciller de Taiwán, Joseph Wu, declaró, durante una reunión de la Comisión de Asuntos Exteriores, que Honduras «pidió un alto precio» por mantener los lazos diplomáticos con Taipéi.

Según el funcionario, su país «no entrará en el juego de la diplomacia monetaria» de China, a la que señala de «reprimir constantemente a Taiwán en la comunidad internacional».

«China está suprimiendo el espacio diplomático de Taiwán y existen signos de la intervención china en Honduras», comentó.

Bienvenida

China, mientras tanto, dio la bienvenida a Honduras por su decisión de establecer relaciones bilaterales, tal como lo expresó esta semana el vocero del Ministerio de Exteriores chino, Wang Wenbin.

«Recibimos con beneplácito que Honduras reconozca la tendencia predominante internacional y tome una decisión correcta en consonancia con la corriente histórica», manifestó en una rueda de prensa rutinaria.

También señaló que Pekín está dispuesta a «establecer y desarrollar relaciones bilaterales sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo».

i

 

Somos un medio independiente que asume un compromiso con la libertad de expresión, la transparencia y el acceso a la información de los ciudadanos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba