Salud

La contaminación causa dolor de cabeza

En muchas ciudades, la contaminación alcanza su punto máximo a última hora de la noche

OLGA SELMA

Foto: Big Stock

65YMAS.COM

MADRID.- La población urbana está más expuesta a sufrir los efectos de la contaminación atmosférica, y dentro de este conjunto, son especialmente vulnerables las personas que ya están enfermas, los niños y los ancianos

Un estudio dirigido por el doctor Sabit Cakmak revela que los ingresos hospitalarios por migrañas y otros tipos de dolor de cabeza aumentan los días en que los niveles de contaminación ambiental son más altos.

La investigación midió la concentración de ozono y agentes contaminantes como monóxido y dióxido de nitrógeno (NO y NO2), dióxido de azufre (SO2), monóxido de carbono (CO) y partículas finas (PM) en siete puntos de la ciudad de Santiago de Chile a lo largo de cinco años y los científicos también recogieron información sobre la cantidad de hospitalizaciones por migraña, cefalea tensional y otros tipos de dolor de cabeza. Como resultado, hallaron que la contaminación era un factor de riesgo para todos los tipos de dolor de cabeza, aunque se tengan en cuenta la influencia de la edad, el sexo o la estación.

Te puede interesar:   ¿Coronavirus se propaga más fácilmente por los altos niveles de contaminación?

En realidad, nuestro estado físico y psíquico pueden verse resentidos en función del tipo de contaminación atmosférica al que estemos expuestos. Existen multitud de órganos y funciones del cuerpo que pueden verse afectados con enfermedades respiratorias, daños cardiovasculares o irritación de ojos y mucosas.

bigstock Contaminación atmosférica

bigstock Contaminación atmosférica

Fotografía de Big Stock.

Qué podemos hacer

En muchas ciudades, la contaminación alcanza su punto máximo a última hora de la mañana y temprano en la noche durante las horas pico del tráfico. Cambiar la actividad habitual al aire libre de los momentos en que los niveles de contaminación del aire son más altos. Para evitar exponernos a un aire de mala calidad, podemos evitar el uso de transportes con motor de combustión y desplazarnos a pie o en bicicleta. Los vehículos eléctricos aparentemente contaminan menos, pero en realidad el desgaste de los neumáticos contribuye al aumento de la concentración de las partículas finas en el aire.

Otro estudio reveló que una mayor humedad relativa se asocia con mayores probabilidades de aparición de migraña en la temporada cálida, y los contaminantes gaseosos relacionados con el tráfico pueden estar asociados con una mayor probabilidad de aparición de migraña en la temporada fría.

Te puede interesar:   Tránsito vehicular en Santo Domingo entre congestión, contaminación y violencia vial

Durante estos meses de verano es habitual que incrementen los dolores de cabeza, por lo que la Asociación Española de Migraña y Cefalea recomienda evitar las horas de sol y el calor directo, protege los ojos con gafas de sol, evitar trasnochar, mantenerse bien hidratado, evitar el consumo de alcohol y controla tu alimentación como prevención.

Cabe tener en cuenta que el uso de la mascarilla nos lleva a preguntarnos si, además de disminuir los contagios de la covid-19, reduciría el impacto de la contaminación en la salud, pero los estudios niegan esta posibilidad.

La única solución admisible para evitar las enfermedades provocadas por la contaminación atmosférica es lograr que las ciudades estén libres de humo y contaminantes.

Sobre el autor:

Olga Selma

Olga Selma es redactora especializada en temas de salud, alimentación y consumo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba