.

Informe de OEA sobre comicios va directo con lenguaje crudo contra maniobras del Gobierno

Redacción/ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: Conforme a las interpretaciones dadas al informe rendido por la misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (MOE/OEA), las recién celebradas elecciones presidenciales y congresuales del 5 de julio no constituyeron un modelo democrático por los múltiples abusos del Estado y ausencia de reales regulaciones para garantizar la equidad.

El documento, considerado como uno o el más críticos de las observaciones de la OEA en las elecciones dominicanas de las últimas décadas, ha pasado casi desapercibido en medio de las preocupaciones por el coronavirus, aunque merece atención si se quiere mejorar el sistema electoral, incluyendo, las leyes de Partidos y del Régimen Electoral.

En esta ocasión, el ex presidente chileno Eduardo Frei Ruiz-Tagle, encabezó el grupo observador de manera virtual, debido a las restricciones de su país debido al covid-19.

El documento recoge denuncias formuladas durante el recién pasado proceso electoral sobre inequidad y excesos gubernamentales para favorecer las candidaturas del partido oficialista, especialmente las derivadas de las medidas de emergencia y los subsidios sociales originados por la pandemia.

Te puede interesar:   Parálisis empresarial por COVID-19 deja 118,375 sin sus trabajos

De manera específica se citan la entrega de dádivas y ayudas sociales las que dijo “se pudo comprobar el activismo político de funcionarios públicos desde la figura presidencial hasta los cargos de rango municipal”.

También observaron múltiples ejemplos de propaganda y comunicaciones políticas alusivas a los programas sociales de emergencia, por parte de la campaña del partido de Gobierno”, y formulan recomendaciones que dejan atrás el lenguaje excesivamente diplomático de otras ocasiones.

Indicó que las medidas de distanciamiento social y toque de queda impuestos por la pandemia impactaron la campaña electoral y que la misión recibió reclamos de distintos actores políticos sobre discriminación en su aplicación.

“A lo anterior, se sumó la protesta generalizada por parte de la oposición en torno a las asistencias sociales distribuidas por el Gobierno en el marco de la pandemia, que en opinión de muchos entes políticos y sociales fueron instrumentalizadas con fines electorales por el binomio oficialista”, subrayó.

Amenas y promesas

La MOE/OEA criticó también la ocurrencia de amenaza o promesas de empleos como método de campaña electoral, calificándola de atentatoria contra la dignidad de las personas, aunque reconoce la importancia de que las autoridades públicas atiendan las necesidades de la población ante las devastadoras consecuencias económicas que la pandemia genera en la mayoría de los países.

Te puede interesar:   Leonel Fernández proclama marcha desmintió encuestas; afirma despertaron a un león dormido

Empero, advirtió, que la institucionalidad democrática demanda una rigurosa separación entre el Estado y las organizaciones políticas, “de forma que la ciudadanía pueda tener certeza de que su acceso a servicios públicos y a una red de bienestar no estará condicionado a lealtades partidarias”.

Coincidencias de la OEA y PC

Como en anteriores procesos electorales, la misión de la OEA coincidió con el movimiento cívico Participación Ciudadana y otros sectores en la denuncia de la compra de votos y de la propaganda en los recintos electorales en la jornada de votación.

Dijo que sus observadores “constataron compra de voto en las inmediaciones de los recintos electorales por parte de diversas fuerzas políticas.

La Misión reitera de manera enfática que esta ha sido una práctica constante en los procesos electorales dominicanos, que no ha sido suficientemente combatida”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba