Finanzas

Hasta los monos reciben dividendos: la carta anual de Warren Buffett a los accionistas

El holding financiero Berkshire Hathaway publicó el mensaje anual de su fundador, Warren Buffett, en el que tradicionalmente comparte su sabiduría con los inversores.

SPUTNIK

WASHINGTON-. Todos los años, desde 1965, el multimillonario escribe este tipo de cartas que acompañan los informes anuales de la empresa. En el mensaje de este año revela su enfoque de las inversiones, el destino de su participación en la empresa y algunas cuestiones organizativas. Al mismo tiempo no menciona la pandemia y evita comentar la situación política en EEUU.

Los inversores gastan, Wall Street gana

En un mensaje, Buffett ofreció consejos a los inversores minoristas que entran en masa en el mercado de valores. Explicó que millones de inversores se encuentran hoy con “gurús del mercado con ideas seductoras” o “especialistas” en análisis técnico que “les instruyen con confianza sobre lo que un movimiento en un gráfico presagia para una acción”.

Sin embargo, todo lo que se necesita para acumular capital es “tiempo, tranquilidad interior, amplia diversificación y minimizar el número de operaciones y comisiones”, escribió Buffett al detallar que la propiedad de acciones es en gran medida un juego de suma positiva.

Señaló que “los inversores nunca deben olvidar que sus gastos son los ingresos de Wall Street”.

“Un mono paciente y sensato que construye una cartera lanzando 50 dardos a un tablero en el que figuran todos los valores del S&P 500, disfrutará —con el tiempo— de dividendos y plusvalías, siempre y cuando nunca tenga la tentación de hacer cambios en sus ‘selecciones’ originales”, destacó Buffett.

Las joyas familiares y el gran error de Buffett

En la carta, Buffett enumeró los cuatro negocios más valiosos entre los activos de Berkshire Hathaway.

Te puede interesar:   ¿Por qué Tesla y otras compañías invierten en criptomonedas?

El núcleo de su sociedad ha sido el negocio de los seguros durante 53 años, señaló. El ferrocarril BNSF ocupa el segundo lugar, seguida por una participación del 5,4% en Apple en tercer lugar. En cuarto lugar se encuentra una participación del 91% en Berkshire Hathaway Energy. Buffett destacó que cada uno de estos negocios “es una joya”.

Por otro lado, el multimillonario calificó la compra de Precision Castparts como su gran error. Berkshire Hathaway compró este fabricante de equipos aeroespaciales y energéticos en 2016 por 32.300 millones de dólares. El costo de ese error, según Buffett, fue de unos 11.000 millones de dólares, la cantidad que la empresa tuvo que amortizar el año pasado.

“He pagado demasiado por la empresa. Nadie me engañó de ninguna manera. Fui demasiado optimista”, señaló Buffett.

No es el momento para bonos

En opinión de Buffett, los bonos no son lo más adecuado para invertir hoy en día. “¿Pueden creer que el rendimiento del bono del Tesoro estadounidense a 10 años, que era del 0,93% a finales de año, ha bajado un 94% desde el 15,8% en 1981?” expresó el multimillonario.

Advirtió del peligro de comprar bonos de riesgo para obtener mayores rendimientos.

“Algunas aseguradoras, así como otros inversores en bonos, pueden tratar de exprimir los patéticos rendimientos ahora disponibles desplazando sus compras a obligaciones respaldadas por prestatarios poco fiables. Sin embargo, los préstamos de riesgo no son la respuesta a los tipos de interés inadecuados. Hace tres décadas, la otrora poderosa industria de ahorros y préstamos se destruyó a sí misma, en parte por ignorar esa máxima”, afirmó.

Te puede interesar:   Wall Street abre en verde y remonta tras su tercer peor día de la historia

El negocio, como un restaurante

Buffett destacó el libro del economista Phil Fisher sobre inversión, que comparó la gestión de una empresa pública con la de un restaurante. Para atraer clientela y prosperar hay que servir “hamburguesas y Coca-Cola o cocina francesa y vinos exóticos”, pero no se debe “cambiar caprichosamente de una a otra”, indicó. Su mensaje a los clientes potenciales debe ser coherente con lo que encontrarán al entrar en su local, escribió el multimillonario, refiriéndose al libro.

Destacó que Berkshire Hathaway lleva 56 años sirviendo hamburguesas con Coca-Cola y aprecia los clientes que ha atraído.

Buffet mostró ser optimista sobre el futuro de la economía estadounidense y alaba el espíritu emprendedor de los estadounidenses. Afirmó que en los más de 200 años transcurridos desde la fundación de EEUU, no ha habido en el mundo ninguna otra “incubadora de potencial humano” como la estadounidense.

“Las historias de éxito abundan en toda América. Desde el nacimiento de nuestro país, personas con una idea, ambición y, a menudo, solo una pizca de capital han triunfado más allá de sus sueños creando algo nuevo o mejorando la experiencia del cliente con algo antiguo”, evaluó.

A pesar de algunos “serios desafíos”, el progreso económico de Estados Unidos ha sido “impresionante”. “Nunca apuestes contra EEUU”, subrayó Buffett como una “conclusión permanente”.

Te puede interesar:   Acusan a Wall Street de promover los intereses de China en EEUU

La jubilación y los planes para el futuro

Buffett insinuó que aún no tiene planes de retirarse. Recordó que Berkshire Hathaway compró Nebraska Furniture Mart, fundada por la inmigrante Rose Blumkin. Según él, Blumkin siguió operando hasta los 103 años. El multimillonario, que cumplió 90 años el año pasado, calificó los 103 años como una “edad de jubilación ridículamente prematura”.

Además, Buffett anunció que la próxima junta de accionistas de Berkshire Hathaway, al igual que la del año pasado, se celebrará por internet. Sin embargo, la transmisión por primera vez no será desde su Omaha natal, sino desde Los Ángeles. La mano derecha de Buffett, Charlie Munger, de 97 años, que vive en Los Ángeles, asistirá al evento el 1 de mayo.

Resultados de fin de año para Berkshire Hathaway

El beneficio de explotación de Berkshire Hathaway en el cuarto trimestre aumentó un 14%, hasta los 5.020 millones de dólares, según informó la empresa. Los ingresos netos aumentaron un 23%, hasta los 35.840 millones de dólares.

Para todo el año 2020, los ingresos de explotación cayeron un 9%, hasta los 21.920 millones de dólares, y los ingresos netos disminuyeron un 48%, hasta los 42.520 millones de dólares.

Las acciones de Berkshire Hathaway han quedado rezagadas con respecto al mercado en general por segundo año consecutivo. El índice S&P 500 ganó un 18,4% a lo largo del año, mientras que las propias acciones de clase A de Berkshire solo ganaron un 2,4%.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba