Nacionales

Hacen varias propuestas para dinamizar la paralizada justicia dominicana

Redacción/ ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: El Instituto Caribeño para el Estado de Derecho (ICED), preocupado por la paralización de la justicia, recomendó que se retome la dinámica al menos en materia civil, donde entiende se pueden hacer algunas cosas para su reactivación.

En tal sentido, el ICED hace varios planteamientos para la reactivación de los tribunales, paralizados por efecto de la pandemia del COVID-19.

El primer planteamiento es la creación de un registro nacional de abogados en donde figure la información básica relativa a su dirección física y electrónica, datos que deben estar en el Colegio de Abogados de la República Dominicana.

La segunda proposición es que una vez los tribunales abran sus labores administrativas se deberá hacer un llamado a los abogados que ejercen en materia civil para que queden registrados.

Plantea el ICED que en materia civil se pueden reprogramar las audiencias que han sido canceladas, dada la situación imperante de la pandemia.

Propone la  celebración de audiencias virtuales, con el apoyo de las partes, y tomando en consideración las condiciones de riesgo para la salud que implica en estos momentos las celebraciones de audiencias presenciales.

Te puede interesar:   Comisión senatorial estudiará resolución busca se suspenda pago por “infame peaje sombra”

Además, que el tribunal elija la plataforma a través de la cual se celebraran las audiencias, para las cuales tanto abogados como jueces deben exhibir toga y birrete calado.

Otro de los planteamientos señala que en cada caso la primera audiencia que se celebre será una especie de reunión de las partes con los jueces para establecer en qué estado va el proceso.

Asimismo que las audiencias  de comunicación de documentos, solicitudes de medidas, conclusiones al fondo y otras muy sencillas puedan celebrarse virtualmente.

Entienden que de esta manera se puede avanzar en los procesos a la etapa de instrucción de las mismas y eventuales conclusiones incidentales o sobre el fondo.

Para la inspección de lugares, propone que el tribunal deberá asegurar las precauciones de higiene y distanciamiento social.

Que los depósitos de documentos se hagan de manera física, y que se pongan a disposición de las partes de manera virtual.

Indican también que para lo anterior se necesitan implementar los mecanismos tecnológicos que permitan el depósito remoto de documentos.

Te puede interesar:   La PGR explica supuesto modus operandi de exministro de Salud Pública

Las comparecencias personales de las partes y la audición de testigos se podrán celebrar de manera virtual solo si las partes están de acuerdo.

Cuando el tribunal dicte sentencia, deberá informarlo a los abogados de las partes por vía electrónica.

Estas son algunas ideas que pudieran ser implementadas por el Consejo del Poder Judicial, en coordinación, repetimos con las autoridades sanitarias.

Mayormente las propuestas están basadas en la celebración de las audiencias en materia civil.

Pero en ninguno de los planteamientos se toman en cuenta la ley 821 de organización judicial, ni el decreto presidencial, ni la resolución del Consejo del Poder Judicial que decidieron cerrar la justicia, sin embargo no se puede de dejar de reconocer que son posiciones sanas, preocupados más bien por la dinamización de la paralizada justicia dominicana.

La ley de organización judicial en su artículo 14 establece que “en todos los Tribunales y las oficinas judiciales, los asuntos se despacharán por su orden; excepto los que sean urgentes y los penales, los cuales tendrán prioridad”.

Te puede interesar:   Aurelio Henríquez retorna a la presidencia del CDP

Asimismo, en el 17 señala que: “Las audiencias de todos los tribunales serán públicas, salvo los casos en que las leyes dispongan que deban celebrarse a puerta cerrada. Pero toda sentencia será pronunciada en audiencia pública”.

“Lamentablemente en ninguna parte de la ley 821 de organización judicial se trata la celebración de audiencias virtuales; no obstante se reconoce la gravedad y la emergencia que vive la República Dominicana y el mundo afectados por el coronavirus, por lo que se necesitan respuestas rápidas y objetivas que contribuyan a la más pronta recuperación de todos los sectores económicos, políticos y sociales, para imprimir una mejor dinámica a la situación de todos los dominicanos, en ese sentido los planteamientos son válidos”, señala.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba